Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ORIENTE PRÓXIMO

El Ejército israelí ordena el inmediato desalojo del cuartel general de Arafat

Los soldados han advertido de que se va a producir una "enorme explosión".- El presidente palestino solicita ayuda internacional

Las tropas israelíes han ordenado esta noche la evacuación de todos los palestinos atrincherados en el cuartel general del líder palestino, Yasir Arafat, en Ramala (Cisjordania) advirtiéndoles de que se va a "producir una enorme explosión".

Mediante altavoces, los soldados han comunicado a los aproximadamente 200 hombres que se encuentran en las oficinas, que las desalojen, ya que no se han rendido los veinte oficiales palestinos que requería Israel. La explosión de la que alerta el Ejército hebreo se produciría en el edificio adyacente al de las oficinas de Arafat, según fuentes palestinas, que han advertido de que en el interior del mismo hay alrededor de veinte contenedores de gas, con lo que la deflagración podría ser "dantesca".

Además, el ministro de Comunicación de la ANP, Yaser Abed Rabbo, ha comunicado que las tropas israelíes están colocando artefactos explosivos alrededor del edificio y también en el inmueble que cobija a Arafat y a sus colaboradores más cercanos.

Los palestinos que reclama Israel

Horas antes el primer ministro israelí, Ariel Sharon, había anunciado que el asedio de las tropas y blindados no iba a cesar hasta que una veintena de palestinos a los que Israel considera terroristas se entregaran a las autoridades hebreas.

No obstante, un consejero de Sharon ha tratado de tranquilizar a los que han acusado a Israel de querer acabar con el líder palestino, recordando que "ya hemos dicho que no vamos a hacer daño a Arafat". "El complejo sigue siendo el centro neurálgico del terrorismo palestino", ha añadido un responsable del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí.

"No a la capitulación"

El líder palestino -cuya integridad peligra, según sus colaboradores- resiste al asedio y ha emitido un comunicado en el que advierte a Israel de que está listo para la paz, pero "no para la capitulación" y asegura que los palestinos no darán a Jerusalén "ni un sólo pedazo de nuestra tierra que está garantizada por la ley internacional".

Además, el presidente de la ANP ha hecho un llamamiento a los terroristas a detener los atentados contra Israel porque "Sharon los utiliza para destruir la paz".

Ante el asedio, el líder palestino instó esta mañana, en una conversación telefónica, a los líderes de Jordania, Egipto y Arabia Saudí a emprender acciones diplomáticas para exigir "la inmediata intervención internacional" en los territorios palestinos.