ORIENTE PRÓXIMO

Ocho palestinos y dos monjes abandonan la Basílica de la Natividad en Belén

La situación dentro de la Basílica, donde se refugiaron 200 palestinos el pasado día 2, es crítica por la falta de agua, comida y medicinas, además de los ataques sufridos cerca del recinto

Ocho palestinos, todos adolescentes, y dos monjes salieron hoy jueves de la Basílica de la Natividad en Belén mientras cargaban a hombros los cadáveres de otros dos palestinos que fueron entregados a la Media Luna Roja.

Se trata del mayor grupo de refugiados que abandona el recinto sagrado durante las más de tres semanas de asedio del Ejército israelí, después de que en los últimos días lo hicieran tres monjes armenios.

Los adolescentes depositaron los cadáveres, en avanzado estado de descomposición porque murieron hace unas dos semanas, en el centro de la Plaza del Pesebre, de donde fueron evacuados en una ambulancia de la Media Luna Roja.

Más información

Los soldados israelíes lanzaron varias granadas de humo en los alrededores de la Basílica cuando salió el primer adolescente, lo que dificultó la visibilidad a los medios de comunicación.

La evacuación de este primer grupo de adolescentes fue posible gracias al acuerdo alcanzado entre las delegaciones israelí y palestina que negocian una salida a la "crisis de la Natividad".

Según fuentes israelíes, en el interior del templo podría haber hasta 50 adolescentes.

Abogado franciscano

Los ocho palestinos, escoltados por dos frailes franciscanos, fueron recibidos por Tony Salman, un abogado también franciscano que participa en las negociaciones con Israel, a cuyas tropas se entregaron para ser interrogados.

Portavoces militares israelíes se limitaron a decir hoy que las negociaciones para terminar la "crisis de la Natividad" están en una "avanzada fase".

"Tenemos un cauto optimismo que nos indica que la crisis está hoy más cerca que ayer de una solución", dijo por su parte Ron Kitry, portavoz del Ejército.

Situación crítica

La situación dentro de la Basílica es crítica por la falta de agua, comida y medicinas, además de los ataques sufridos en los alrededores del recinto cristiano.

Más de 200 palestinos, entre ellos un número indeterminado de milicianos armados, se refugiaron en la Basílica el pasado día 2 debido a la invasión del Ejército de la ciudad bíblica de Belén.

La salida del grupo de ocho palestinos coincidía con la tercera jornada de negociaciones entre los dos partes, que se centran ahora en el destino de los hombres buscados pos Israel.

El Gobierno israelí reclama su extradición para juzgarlos, mientras que los palestinos exigen que sean trasladados a la Franja de Gaza, donde serán procesados si son sospechosos de algún delito.

Lo más visto en...

Top 50