Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ORIENTE PRÓXIMO

Arafat insiste en pasar la Navidad en Belén pese a la prohibición israelí

El Gobierno de Sharon reitera que no levantará el cerco sobre el líder palestino, confinado en Ramala, hasta que no detenga a los asesinos del ministro israelí de Turismo.-La UE pide a Israel que "no ponga trabas" a la visita de Arafat

No le importa la prohibición israelí. El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Yasir Arafat, ha afirmado hoy que está determinado a pasar la Navidad en la localidad cisjordana de Belén. Arafat pretende asistir allí, como es tradicional en él año tras año, a la misa del gallo en la basílica de la ciudad, ubicada muy cerca del lugar donde los historiadores sitúan el nacimiento de Jesús.

"Nadie podrá impedirme viajar a Belén", ha afirmado Arafat a la prensa en Ramalá, donde se encuentra bloqueado desde el pasado 3 de diciembre, cercado por carros de combate israelíes y privado de sus helicópteros destruidos por la aviación israelí.

Israel negó al presidente palestino el derecho a viajara a Belén para asistir mañana lunes a la misa de Navidad, según ha anunciado hoy el gabinete del primer ministro israelí, Ariel Sharon, tras una reunión del gabinete de seguridad.

"El gabinete de Seguridad [israelí] justifica su decisión por el hecho de que Arafat no ha hecho nada para desmantelar a las organizaciones terroristas, ni para contrarrestar los ataques terroristas contra Israel, ni para detener y castigar a los terroristas, incluidos los asesinos del ministro de Turismo Rehavam Zeevi, ha precisado la oficina del primer ministro Ariel Sharon en un comunicado.

Los israelíes exigen el arresto de Ahmed Saadat, secretario general del Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP, laico de izquierdas) que junto a otros dos grupos compone la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y que reinvindicó el asesinato el pasado 17 de octubre del ministro.

Petición de la UE

Las presiones sobre el Ejecutivo de Sharon para que modifique su postura sobre el viaje de Arafat a Belén se incrementan. El ministro de Asuntos Exteriores belga, Louis Michel, que preside el Consejo de Ministros de la UE, ha hecho hoy un llamamiento a Israel para que "no ponga trabas" a la visita de Yaisr Arafat, a Belén.

"En este fin de año (...) Michel llama a las autoridades israelíes a que no ponga obstáculos a cualquier gesto, incluso simbólico, que pueda contribuir al indispensable relanzamiento del diálogo político en Oriente Medio", ha subrayado el ministro belga en una declaración leída por uno de sus portavoces.

En la declaración, Michel lamenta, en su calidad de presidente del Consejo de Ministros de la Unión Europea, "la intención de las autoridades israelíes de impedir que el presidente Arafat visite Belén por Navidad para asistir a la misa de Nochebuena".

El ministro belga "reafirma que Yasir Arafat es el interlocutor legítimo de Israel y de la comunidad internacional en la búsqueda de una solución política que reconcilie el derecho de Israel a vivir en paz con las aspiraciones profundas del pueblo palestino".