La vergüenza

La vertiginosa capacidad de autocontradicción de Sánchez, Díaz Ayuso y Casado llega a niveles sublimes de comicidad

Una bandera en la que Trump aparece caracterizado como Superman, en Salem, Carolina del Norte.
Una bandera en la que Trump aparece caracterizado como Superman, en Salem, Carolina del Norte.Sean Rayford/GETTY IMAGES /

El franquismo inspiraba miedo. No a todos, claro. A los franquistas, en general, no, aunque a veces también alguno de ellos sentía miedo porque en los regímenes arbitrarios puede pasar cualquier cosa. Con el tiempo, digamos que a partir de los años sesenta del pasado siglo, el franquismo, además de temible, empezó a ser ridículo. Fueron años peculiares. En la revista de humor La Codorniz, Rafael Castellano escribía una sección titulada ‘Tiemble después de haber reído’. Esa frase, que podía invertirse (ría después de haber temblado), definía bastante bien las cosas....

Más información