_
_
_
_
_

En cartelera: Julian Schnabel, estrella de la portada de ICON en Febrero

El legendario pintor y director brilla en portada de un número cinematográfico de febrero, junto con Marisa Paredes, Todd Haynes y Quim Gutiérrez.

julian schnabel icon web resumen portada 116
Antonio Macarro

Hay muchas maneras de contar una historia. Julian Schnabel lo hace con cuadros, especialmente a través de sus pinturas de platos. Tras enamorarse de los trencadís de Gaudí, probó incluir a la cerámica en sus obras de arte. En su primera exposición con la nueva técnica vendió todas sus creaciones.

Schnabel también cuenta historias con sus películas, aunque relate que se hizo cineasta por casualidad. No quería que la leyenda de su amigo Jean-Michel Basquiat fuera mal contada, y por eso se lanzó a rodarla él. Aún así, tiene sus reservas: “Es ridículo decir que has contado la vida de alguien en dos horas. Por eso no considero que mis películas sean biográficas. Son retratos”. Retrato o no, se convirtió en un experto en contar historias. Su casa, el Palazzo Chupi, en Nueva York, fue bautizado como “una suerte de autobiografía arquitectónica”.

Al director Todd Haynes también le fascinan las maneras de contar una historia. Confiesa que toda su obra reflexiona sobre las diferentes maneras de narrar: “Es sobre como lo hago yo, o sobre como se cuentan mis personajes sus historias”. Haynes no descarta ninguna herramienta. En Superstar (1987) usó muñecas Barbie para manifestar su visión de la trágica vida de Karen Carpenter. En su última película se centró en mostrar la relación entre actor y personaje: “Secretos de un Escándalo me permite mostrar cómo los intérpretes parasitan a los personajes reales cuando les toca encarnarlos en pantalla. Ahora bien, ¿quién manipula a quién?”.

La mítica Marisa Paredes, por su vez, adoptó la actuación como su forma de contar historias, hasta el punto de hacer una huelga de hambre cuando su padre no le permitió hacerlo. “Son todas unas desdichadas, unas desgraciadas, unas malas mujeres, que no, que mi hija artista, no”, decía él. El teatro al otro lado de la plaza y la intervención de su madre le dieron las armas para decidirse. Su padre solo confió en su capacidad tras escuchar elogios de la boca de su jefe, años después. Se preocupaba por la posibilidad que su hija manchara su propia biografía. Los premios en su estante, que incluyen a un Goya de Honor, varios Fotogramas de Plata, un Óscar de plástico y un premio ICON, cuentan una historia diferente. Hoy vive en una casa rodeada de teatros, de la misma manera que empezó.

Quim Gutierrez también eligió la actuación como su herramienta cuentacuentos, pero no quiere dedicarse demasiado a una sola historia: “Mi objetivo no es pasar siete años haciendo una serie por muy exitosa y por mucha pasta que me dé. No me sentiría cómodo haciendo cinco años de mi vida el mismo personaje”. “Para mí, el planteamiento siempre es la búsqueda de la verdad, aunque suene a título de videojuego. Busco la mayor veracidad posible, y eso tiene que ver con generar un universo para el personaje”, explica.

En este número también nos dedicamos a contar historias dignas de estar en cartelera. El jefe tirano vuelve a su puesto de villano, y los jóvenes, no solo de las películas estadounidenses, están usando demasiada viagra. Presentamos la historia y las joyas de TwoJeys, analizamos el mito de Prada y la colección de coches de los miembros de Nirvana. Y además, como todos los febreros, nuestra detallada guía del Madrid Design Festival, del que ICON es medio colaborador. Todo esto gratis el sábado, con EL PAÍS.

Puedes seguir ICON en Facebook, X, Instagram, o suscribirte aquí a la Newsletter.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_