Aznar pide al PNV que "por el bien de todos" retire la decisión de acoger al exilio kurdo

Aznar pide al PNV que por el bien de todos retire la decisión de acoger al exilio kurdo. José María Aznar puso ayer mucho cuidado en diferenciar el apoyo de su partido y de su Gobierno a las minorías sociales y culturales de diversos pueblos perseguidos, incluidos los kurdos, del amparo a cualquier organización terrorista, como denominó a la Asamblea Kurda en el Exilio, que prevé reunirse en julio en el Parlamento vasco tras haber votado a favor de esta iniciativa el PNV, EH y EA. Aznar despreció esa futura reunión como un "instrumento de propaganda" al servicio del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), con numerosos atentados y asesinatos a sus espaldas. Y apeló a la "sensatez y responsabilidad" del nacionalismo vasco para que piense "en el bien general de todos" y "retire" la decisión.

Dos ancianas mueren tras ser atropelladas en Vizcaya

Dos ancianas mueren tras ser atropelladas en Vizcaya. Dos ancianas, vecinas de la localidad vizcaína de Berriatua, murieron ayer por la tarde en ese pueblo al ser atropelladas por un coche cuando trataban de cruzar la calzada. Otra mujer de avanzada edad resultó herida leve.Según informaron la Ertzaintza (policía autonómica vasca) y el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza), el accidente tuvo lugar a las siete y cuarto de la tarde en la carretera BI-633 a su paso por Berriatua. Agentes de la Ertzaintza y varias ambulancias se trasladaron al lugar del accidente para prestar las primeras atenciones a las tres mujeres atropelladas. E.I.L, de 74 años, falleció en el acto, en tanto que R.B.E, de 78 años, fue trasladada en una UVI móvil de Osakidetza hasta el Hospital de Cruces, en Barakaldo, donde falleció pocos momentos después de su ingreso.

Los tres jóvenes arrollados en Huesca caminaban por el medio de la calzada

Los tres jóvenes arrollados en Huesca caminaban por el medio de la calzada. Tres compañeros de los jóvenes que murieron arrollados por un turismo en la madrugada del martes en la localidad oscense de Sabiñánigo declararon ante el titular del juzgado de instrucción número 2 de Jaca (Huesca) que cuatro chicos circulaban por el medio de la calzada cuando fueron atropellados por el vehículo conducido por Óscar Pueyo, de 20 años. Estos testigos (dos chicas y un chico) pudieron ver el accidente desde una gasolinera a 20 metros porque se habían rezagado, al parecer, para comprar unos dulces.Según su testimonio, el coche, un Seat Ibiza, arrolló a dos de los jóvenes que circulaban por el centro de la travesía, pasó a escasa distancia de otro chico que iba a su lado y, finalmente, dio un volantazo y atropelló a una muchacha que andaba junto a la acera hablando con una compañera, que recibió el impacto de los cristales rotos. El juez decretó el ingreso en prisión e imputa tres delitos de imprudencia con resultado de muerte a Óscar Pueyo, quien dio positivo en el control de alcoholemia (con una tasa de alcohol en sangre de 0,74 gramos por litro de sangre, el equivalente a dos vermús).