_
_
_
_

Beyoncé explica que su nuevo disco nació tras sentirse rechazada por la industria del country

La cantante tejana revela los motivos tras su nuevo trabajo: ‘Cowboy Carter’: “Mi esperanza es que dentro de unos años la mención de la raza de un artista, en lo que se refiere a la liberación de géneros musicales, sea irrelevante”

Beyoncé
Beyoncé recoge su Grammy a mejor álbum de música electrónica, en la 65ª edición de los Premios Grammy, el 5 de febrero de 2023, en Los Ángeles (California).Emma McIntyre (Getty Images for The Recording Academy)
Jesús Delgado Barroso

Desde hace décadas, Beyoncé no ha visto peligrar su corona como una de las grandes cantantes negras del mundo. En la segunda parte de su anunciada trilogía Renaissance, Cowboy Carter, ha vuelto a ponerse un nuevo reto: abrazar la música country. Un proyecto que nació después de sentir el rechazo por parte de las grandes esferas del country, y con el que también ha querido reivindicar sus orígenes como tejana (nació en Houston en 1981). “Las críticas que tuve que soportar cuando entré en este género me obligaron a superar las limitaciones que me impusieron. Este segundo acto es el resultado de desafiarme a mí misma y tomarme mi tiempo para doblar y mezclar géneros para crear este trabajo”, ha contado la artista estadounidense a través de un comunicado en su Instagram, donde acumula 319 millones de seguidores. Acompañaba el mensaje de una fotografía en la que monta a caballo, lleva sombrero de cowboy, alza una enorme bandera estadounidense y explica cómo surgió la idea de su nuevo álbum.

La cantante venía dando pistas de nueva música desde hace meses. La última, durante el intermedio de la Super Bowl el pasado mes de febrero, con un anuncio emitido después de la actuación de Usher, en uno de los momentos con más espectadores frente a la televisión en Estados Unidos. Y ya se puede deducir cómo será el estilo que se podrá escuchar en el nuevo disco; después de que la artista haya adelantado dos sencillos de aires country, Texas Hold ‘Em y 16 Carriages, que forman parte del esqueleto de su nuevo trabajo —que no verá la luz hasta el próximo 29 de marzo—. Y Beyoncé ya ha colocado uno de sus sencillos de adelanto en el podio de la música country: “Me siento honrada de ser la primera mujer negra con el single número uno en la lista Hot Country Songs. Eso no habría sucedido sin el derramamiento de apoyo de todos y cada uno de ustedes. Mi esperanza es que dentro de unos años la mención de la raza de un artista, en lo que se refiere a la liberación de géneros musicales, sea irrelevante”.

“Tengo algunas sorpresas en el álbum, y he colaborado con algunos artistas brillantes que respeto profundamente. Espero que puedas escuchar mi corazón y mi alma, y todo el amor y la pasión que he vertido en cada detalle y cada sonido”, ha continuado la artista en su mensaje, en el que explica que el alma y la inspiración de este nuevo trabajo “nació de una experiencia que tuve hace años en la que no me sentía bienvenida... y fue muy claro que no lo estaba”.

Fue en 2016, durante los CMA (los Country Music Awards), una de las citas más importantes de este género. En la cita, el equipo organizador encargó a Beyoncé una actuación junto al grupo The Chicks ―anteriormente conocidos como los Dixie Chicks―. El espectáculo de la tejana contribuyó a uno de los minutos más vistos de los premios en su historia, pero también provocó una feroz reacción por parte de los seguidores de este género musical, que tacharon a la artista de estar lejos de representar la música country. Meses después de la actuación, Natalie Maines, la cantante principal de The Chicks, confirmó durante una entrevista que la CMA “cedió” y eliminó el vídeo de la actuación en internet después de recibir una reacción racista por parte del público. Dada la ola de críticas que recibió la academia de música por haberlo retirado , lo volvió a publicar a las 24 horas, y aunque no se encontrase en ninguna de las plataformas de internet, la directora ejecutiva de CMA, Sarah Trahern, sentenció en el diario The New York Times que “nunca contribuyeron a esa eliminación”, y que continuaban esperando la aprobación del equipo de Beyoncé para publicar el contenido perdido.

Beyoncé se ha pasado cinco años trabajando en su último disco: “Debido a esa experiencia, me metí más en la historia de la música country y estudié nuestro rico archivo musical. Se siente bien ver cómo la música puede unir a tantas personas alrededor del mundo, mientras que también amplifica las voces de algunas de las personas que han dedicado gran parte de sus vidas educando en nuestra historia musical”. Está claro que a sus 42 años está en un momento álgido de su carrera, y los casi 90.000 comentarios de sus fans en la publicación de Instagram confirman que están ansiosos de que llegue el 29 de marzo para escuchar su disco. “Esto no es un álbum country. Este es un álbum “Beyoncé”. ¡Este es el acto II COWBOY CARTER, y estoy orgulloso de compartirlo con todos vosotros!”, concluye en su mensaje la artista con más premios Grammy de la historia: tiene 32.

Sobre la firma

Jesús Delgado Barroso
Redactor en la sección de Gente, Estilo de Vida y El Viajero. Es de Sevilla. Graduado en Periodismo por la universidad hispalense, pasó por las redacciones de la Cadena Ser en Andalucía y el Diario de Sevilla para acabar como becario del Máster UAM-EL PAÍS en la redacción de Madrid.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_