_
_
_
_
_

Retiran en Países Bajos la edición en holandés del libro ‘Endgame’ por nombrar qué miembros de los Windsor hicieron los comentarios racistas

En la traducción de la obra escrita por el periodista Omid Scobie se revela por error el nombre de las dos personas de la familia real británica que preguntaron a Enrique y Meghan Markle por el color de la piel de su primer hijo, Archie

Enrique de Inglaterra y Meghan Markle, en la ceremonia de clausura de los Juegos Invictus, el 16 de septiembre de 2023 en Düsseldorf (Alemania).
Enrique de Inglaterra y Meghan Markle, en la ceremonia de clausura de los Juegos Invictus, el 16 de septiembre de 2023 en Düsseldorf (Alemania).Joshua Sammer (Getty Images)

La versión en holandés del libro Endgame (fin del juego), escrito por el periodista británico Omid Scobie, fue retirada la noche de este martes de las librerías en los Países Bajos. ¿El motivo? Esta edición de la obra revela el nombre de los dos miembros del círculo íntimo de Enrique de Inglaterra y Meghan Markle que se interesaron por el color de la piel de Archie, el primogénito de los duques de Sussex. En una jugosa entrevista concedida por el matrimonio en 2021 a la presentadora televisiva estadounidense Oprah Winfrey, la pareja explicó que una figura de la casa real británica había hecho ese comentario que les sorprendió e incomodó antes del nacimiento de su hijo. Entonces, decidieron no desvelar de quién se trataba. Ellos siguen manteniendo el silencio, así como también lo hace el original en inglés del libro, cuyo autor es una persona cercana a la pareja que ha llegado a ser considerada como su portavoz oficioso.

Scobie prefiere evitar enfrentarse a una posible querella en el Reino Unido si precisa la identidad de quienes hicieron la pregunta. En la versión inglesa, asegura que conoce los nombres de ambos individuos, pero que “las leyes del Reino Unido me impiden informar quiénes eran”. Con el libro en holandés, sin embargo, “se ha producido un error a la hora de traducir que está siendo subsanado”, según ha asegurado la editorial implicada, Xander Uitgevers. Rick Evers, un conocido periodista holandés especializado en temas de la realeza, ha colgado un vídeo en su cuenta de X (antes Twitter) donde explica que el editor estadounidense del libro ha señalado que “había una serie de pasajes que no han sido corregidos” en la traducción al holandés. Se refieren, en concreto, a la página 128 de esta versión “relativa al miembro de la realeza británica que preguntó por el tono de piel del niño por nacer, Archie”.

El autor, Scobie, basa sus fuentes en “las cartas que se escribieron Meghan y su suegro Carlos [entonces príncipe de Gales] en aquellos días y que fueron leídas por un ayudante”. En un programa de la cadena televisiva holandesa RTL, otro periodista holandés, Jeroen Snel, afirma que en la página 334 de la versión en holandés “se cita a otra persona que hizo el mismo tipo de pregunta”. Pertenece también al núcleo duro de la Casa Windsor.

“La obra se publica en varias lenguas y, desafortunadamente, yo no hablo holandés. Pero si hay errores de traducción, estoy seguro de que los editores lo tienen bajo control”, ha declarado el propio Scobie a la cadena comercial televisiva holandesa RTL tras la polémica. El autor asegura que escribió y editó la versión original, en inglés, y nunca ha intervenido en otras donde aparezcan los nombres en cuestión. En las entrevistas en televisión que está realizando para promocionar su nuevo libro, ha asegurado que Enrique y Meghan no han estado involucrados en él, como sí lo estuvieron en la biografía que publicó de la pareja en 2020.

Hace dos años, Meghan Markle, en su primera entrevista tras su marcha del Reino Unido, le dijo a la presentadora Oprah Winfrey que cuando estaba embarazada “hubo conversaciones sobre el tono de piel” del hijo que esperaba. Su esposo intervino asegurando: “Nunca voy a compartir esa charla; fue un momento incómodo que me sorprendió”. Luego explicó que no lo consideraba un comentario “racista”, sino un “sesgo inconsciente” Aunque sí responsabilizó “en gran parte al racismo” de la decisión de la pareja de desvincularse de las labores reales y abandonar el Reino Unido. Meghan, por otro lado, “nunca utilizó la palabra r (racismo) para describir lo ocurrido”, asegura ahora Scobie en su libro. Poco después de sus declaraciones a Oprah, el príncipe Guillermo, hermano de Enrique y heredero al trono británico tras la coronación de Carlos III, fue preguntado en público sobre si su familia era racista. Contestó que “esta familia no es racista ni de lejos” dando evidentes muestras de disgusto.

La relación entre ambas partes de la familia sigue siendo tensa. De hecho, la última vez que Enrique y Meghan pisaron suelo británico fue por el funeral de Isabel II, en septiembre de 2022, cuando se pudo ver al matrimonio junto a los príncipes de Gales dos años y medio después de su último encuentro. El pasado septiembre, coincidiendo con el primer aniversario de la muerte de la monarca, Enrique estaba en suelo británico, pero no se vio ni con su padre ni con su hermano. Así que está por ver si hay un acercamiento durante las fiestas navideñas.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_