_
_
_
_

Rihanna será la estrella de la próxima Super Bowl

La NFL ha confirmado este domingo la participación de la cantante barbadense en el espectáculo del descanso del partido, el próximo 12 de febrero

La cantante Rihanna, en la gala del Instituto del Traje del Metropolitan Museum of Art en Nueva York Foto: MARIO ANZUONI (REUTERS) | Vídeo: EPV
Macarena Vidal Liy

Rihanna se dispone a entrar en un Olimpo muy exclusivo. La NFL, la liga nacional de fútbol americano de Estados Unidos, ha confirmado este domingo que la estrella barbadense, de 34 años, será la atracción principal de uno de los grandes hitos mundiales del entretenimiento: el espectáculo del descanso de la Super Bowl, la final de la competición de la liga de fútbol americano. Un show que genera tanta expectación, o más, como el propio partido.

Con esta actuación, Rihanna se sumará a un grupo de artistas, los elegidos para el mayor acontecimiento televisado del mundo, que en ediciones anteriores ha incluido a Michael Jackson, Madonna, Bruce Springsteen, Lady Gaga, The Who o Jenifer Lopez y Shakira, que actuaron juntas en 2020. El partido se disputará el próximo 12 de febrero de 2023 en Glendale, en el Estado de Arizona.

El anuncio se esperaba desde que este mismo 25 de septiembre la intérprete de éxitos como Umbrella colgara en su cuenta de Instagram, en la que tiene 135 millones de seguidores, una foto de su mano tatuada sujetando un balón de fútbol americano, lo que desató las conjeturas sobre su participación en el espectáculo.

En el comunicado de la NFL, el rapero Jay-Z, productor ejecutivo del espectáculo a través de su agencia Roc Nation y marido de Beyoncé —otra de las estrellas invitadas en ediciones pasadas—, describió a Rihanna como el “talento de una generación”. La cantante es, subrayó, “una mujer de comienzos humildes que ha sobrepasado las expectativas a cada paso. Una persona nacida en la pequeña isla de Barbados que se convirtió en una de las artistas más prominentes de siempre”.

Rihanna toma el relevo de los raperos Dr. Dre, Snoop Dogg, Eminem, Mary J. Blige y Kendrick Lamar, que en la edición de 2022 encabezaron un espectáculo que acabaría ganando tres premios Emmy. En ese partido, Los Angeles Rams se proclamaron campeones en su casa (el SoFi Stadium de Los Ángeles) tras imponerse a los Cincinnati Bengals. El acontecimiento logró una audiencia global media de 123 millones de espectadores por televisión y en streaming, según la cadena propietaria de los derechos de emisión, NBCUniversal.

Su participación en el espectáculo representa una vuelta por todo lo alto a los escenarios para la artista barbadense, que no publica disco nuevo desde 2016, cuando lanzó Anti. La estrella, que dio a luz en mayo pasado a su primer hijo —fruto de su relación con el rapero A$AP Rocky—, había concentrado su carrera pública en los últimos años en el desarrollo de sus marcas de cosméticos y ropa interior Fenty, que toman el nombre de su propio apellido.

La importancia de este espectáculo, además, trasciende la propia Super Bowl. Lady Gaga lanzó en 2017 el documental Gaga: Five Foot Two, en el que abordaba sus problemas con la fama y la soledad mientras se estaba preparando para su gran show. Lo mismo hizo el pasado verano Jennifer Lopez en Halftime, un documental de Netflix en el que reivindica su carrera artística como mujer y latina con la Super Bowl 2020 como telón de fondo.

Sobre la firma

Macarena Vidal Liy
Es corresponsal de EL PAÍS en Washington. Previamente, trabajó en la corresponsalía del periódico en Asia, en la delegación de EFE en Pekín, cubriendo la Casa Blanca y en el Reino Unido. Siguió como enviada especial conflictos en Bosnia-Herzegovina y Oriente Medio. Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_