El legado de Lola Flores se instala en Jerez

El Ayuntamiento abrirá un museo dedicado a ‘La Faraona’ en 2022. La familia, implicada en el proyecto, aportará recuerdos de la artista

Una imagen de Lola Flores en la Nave del Aceite en Jerez de la Frontera donde se levantará su museo.
Una imagen de Lola Flores en la Nave del Aceite en Jerez de la Frontera donde se levantará su museo.Román Ríos (EFE)

Lola Flores vuelve a dar que hablar, pero esta vez no por unas palabras que jamás pronunció en un anuncio de cerveza, sino por algo que pronto será una realidad. El Museo de Lola Flores se abrirá, previsiblemente, en 2022 en Jerez de la Frontera (Cádiz), donde la artista con más gracia y desparpajo del siglo pasado nació en 1923. Además, frente a la nueva morada de La Faraona se construirá el Centro Cultural Lola Flores, otro espacio para preservar su memoria en el que se realizarán espectáculos y otras muchas actividades, pero todo a compás. En 2003, ocho años después de su muerte, la ciudad levantó un monumento en su honor. Pero la cantaora y bailaora ha tenido que esperar un cuarto de siglo para que Jerez inicie la construcción del que, sin duda, se convertirá en un lugar de culto. Parece que su eterna pregunta, esa que decía cantando ¿Cómo me las maravillaría yo?, tendrá por fin respuesta.

“Voy a hacer un museo a mi madre, que estará en Jerez de la Frontera. Ya falta muy poquito. Yo sé que mi madre está diciendo: ‘venga, venga, hacedlo, que yo lo quiero”, anunciaba ilusionada Rosario Flores, la hija más pequeña de Lola, el pasado miércoles en el programa de Bertín Osborne en Canal Sur. Dos días más tarde, el Ayuntamiento de Jerez lo presentó de manera oficial, haciendo realidad la voluntad de su legión de seguidores.

El museo se ubicará en el entorno de la Plaza de Belén, en pleno casco histórico de la ciudad. El proyecto parte de la Nave del Aceite, un edificio propiedad del Ayuntamiento que se reformará íntegramente. “La nave es municipal, pero estaba ocupado precariamente por una entidad”, explica Mamen Sánchez, alcaldesa de Jerez de la Frontera. “Ha costado un poco de tiempo ponernos de acuerdo para recuperar el espacio. Una vez lo recuperamos, nos pusimos manos a la obra”, añade.

Las obras ya han sido adjudicadas a la empresa Luis García Cabeza con un presupuesto de 133.671 euros, cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Está previsto que la reforma se realice en cuatro meses y después se pasará a catalogar los objetos de la arista y a ordenarlos.

Sobre el contenido del museo, Rosario Flores ofreció alguna pista en El show de Bertín: “Tengo todas las carpetas de mi madre, con sus dibujos. Libretas enteras de sus letras, pinturas, sus peinetas, sus flores. Hasta muebles. Servirá para que la gente pueda tocarla un poquito más”. El objetivo es que no se convierta en un lugar que se visite solo una vez: “Queremos que periódicamente haya un motivo por el que volver. Incluso que sea un poco más digital”, cuenta Sánchez, que lo califica como un “regalo” que la ciudad le hace a Lola.

Frente al museo se levantará el Centro Cultural Lola Flores. Este edificio sí será de nueva construcción y está “a punto de adjudicarse por 193.500 euros”, según el Consistorio. Y, por si fuera poco, a escasos metros se instalará el Museo Flamenco de Andalucía, un proyecto de la Junta de Andalucía, que completará la atmósfera flamenca y el gran homenaje que Jerez le prepara a su hija más internacional.

El museo era un deseo tanto de Lola y su familia como del actual Ayuntamiento, gobernado por el PSOE. Y ha sido precisamente la compenetración entre las dos partes la que ha agilizado el proceso. “El acuerdo lo conseguimos bastante pronto con la familia debido a la muy buena relación que tenemos”, explica Sánchez. Nada similar a lo sucedido con el museo dedicado a Rocío Jurado, también en su localidad natal, Chipiona (Cádiz), que permaneció bloqueado durante casi una década por divergencias entre la familia de la cantante y el anterior gobierno del Ayuntamiento de la localidad gaditana.

Hace menos de un mes, un anuncio de Cruzcampo, protagonizado por una reconstrucción digital de la cantante mediante inteligencia artificial, resucitó a La Faraona, de quien se sigue hablando como un referente de la cultura española, y que llevó su fama al resto del mundo. Un crítico en The New York Times escribió sobre ella: “No sabe cantar, no sabe bailar, no se la pierdan”. Conoció a estrellas de cine como Ava Gardner, Gary Cooper y Marlon Brando. Y, en México, fue donde acuñó el apodo de La Faraona. Dentro de poco, todo lo relacionado a su figura quedará resumido, como así deseaba, en un museo en la ciudad donde nació.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS