Famosos

La maldición de los protagonistas de Harry Potter

La fama de la saga llevó a Daniel Radcliffe al alcoholismo, a Rupert Grint a padecer insomnio y a su creadora, J. K. Rowling a acaparar titulares por las salidas de tono

Desde la izquierda: Daniel Radcliffe, J. K. Rowling y Rupert Grint.
Desde la izquierda: Daniel Radcliffe, J. K. Rowling y Rupert Grint.GTRES

Harry Potter, la saga de películas del mago adolescente basadas en los libros de J.K. Rowling, catapultó a la fama a una generación de actores que vivieron del éxito durante toda la década que duró las ocho películas que conforman una de las sagas que más ha triunfado en la historia del cine. Mientras unos supieron gestionar esta conquista y la hicieron suya, como le ha ocurrido a la actriz Emma Watson, otros actores incluida también la propia autora de las novelas fantásticas han caído en desgracia tiempo después de la emisión de la última cinta en 2011. Un repaso a esta maldición que ha perseguido a muchos de sus protagonistas.

Daniel Radcliffe

La vida de Daniel Radcliffe cambió para siempre en 2001, cuando a los 12 años se convirtió en una estrella venerada por millones de fans. Una fama que, según ha desvelado él mismo en varias ocasiones, no supo asimilar y le empujó al alcoholismo. “En mi caso, la forma más rápida de olvidar que estaba siendo analizado en todo momento por todo el mundo era estar muy borracho. Y cuando estás borracho, piensas: ‘Oh, la gente me mira aún más, pero es porque estoy tan borracho, así que tal vez debería beber más para ignorarlos aún más. No hay forma de salir de eso cuando empiezas a ser tan joven”, contó el protagonista de Harry Potter hace dos años. El actor, que ahora tiene 31 años, logró deshacerse de su adicción “después de algunos años y varios intentos” con la ayuda de sus amigos más cercanos. “Me desperté una mañana después de una larga noche y le dije: ‘No está bien”, dijo el joven, quien asegura que no echa de menos el alcohol: “Cuando pienso en todo el caos que estaba invitando en mi vida, me digo que ahora estoy mucho más feliz”. A pesar de las dificultades, no se arrepiente ni por un momento de haberse convertido en actor y haber participado en la saga del mago adolescente. “Incluso cuando estaba deprimido, seguí amando mi trabajo. Nunca pensé: “Ojalá no hubiera sucedido”.

Rupert Grint

Pese a formar parte del trío protagonista de la saga, Rupert Grint, el inseparable amigo Ron de Harry Potter no ha tenido la misma suerte que algunos de sus compañeros de reparto como el propio Daniel Radcliffe o Emma Watson fuera de la estela de la saga. Sin embargo, fama no le ha faltado. Tanto que en alguna ocasión ha echado de menos el anonimato. “Estoy eternamente agradecido con los seguidores de Harry Potter y nunca me niego a hacerme un selfi, pero a veces extraño mi anonimato. Al menos el encierro me permitió utilizar una mascarilla”, ha contado recientemente al Sunday Times. Pero no fue la fama excesiva lo único que Harry Potter le reportó a Grint, quien desde los primeros días de rodaje ya comenzó a padecer insomnio. “Siempre he tenido una extraña fobia al sueño. Cuando era niño aprendí que la principal causa de muerte en mi familia era morir mientras dormías. El miedo estaba arraigado en mí, así que siempre me acostaba ridículamente tarde y rara vez me despertaba antes del mediodía”, ha contado al diario británico alegando que con su trabajo en las películas esta situación se incrementó.

A sus 32 parece que Grint ha vuelto a recuperar el sueño gracias a su hija, de apenas nueve meses y de la que asegura es su mayor bendición: “Wednesday nació en mayo y mis problemas de sueño desaparecieron de inmediato. Se despierta a las siete y es mi hora favorita del día. Su rostro ilumina la habitación”.

J. K. Rowling

2020 ha sido sin duda un año intenso para la autora británica J. K. Rowling y creadora de las novelas de Harry Potter. En junio protagonizó una polémica después de responder a un artículo en sus redes sociales en el que se hablaba de las “personas que tienen la menstruación” y la autora comentaba irónicamente que deberían designarse como mujeres. Las palabras de Rowling fueron interpretadas por los usuarios como discriminatorias hacia personas transgénero o de género no binario y recibió multitud de críticas que la calificaban con el término TERF, las siglas de trans-exclusionary radical feminist, con el que se describe a feministas radicales que excluyen al colectivo transexual de su movimiento. Unos meses después, en septiembre, Rowling acaparaba de nuevo titulares debido a que en su última novela, Troubled Blood, el villano es un asesino en serie que se viste de mujer para cometer sus crímenes. Algo que trajo la misma discusión al considerarse por muchos como un nuevo ataque a la comunidad transgénero.

Las acusaciones de tránsfoba no son nuevas para Rowling. En 2018, la escritora dio Me gusta a un tuit que se refería a las mujeres transgénero como “hombres con vestidos”; y a finales de 2019 fue de nuevo duramente criticada al defender a Maya Forstater, una investigadora que fue despedida del Centro para el Desarrollo Global por escribir en su perfil de Twitter que las mujeres transgénero no pueden cambiar su sexo biológico.

Alan Rickman

En enero de 2016 Alan Rickman, uno de los actores británicos más prestigiosos de su generación, fallecía en Londres a los 69 años víctima de un cáncer. Pocas veces un intérprete famoso por encarnar a villanos en la gran pantalla había sido tan querido por su público. El sector más joven de sus seguidores lo recordarán siempre por haber interpretado al profesor Snape, malvado pero con mucho que rascar en su interior de la exitosísima saga Harry Potter.

Robbie Coltrane

Su personaje de Rubeus Hagrid era uno de los más entrañables y queridos por el público, a pesar de su aspecto grandullón. Por eso cuando en un evento en Londres en 2019 apareció en silla de ruedas sus seguidores quedaron conmocionados. Tras unos días de especulaciones, finalmente se supo que Robbie Coltrane padece de osteoartritis, una enfermedad que afecta concretamente a una de sus rodillas, de ahí su tan comentada aparición.

Jamie Wayllet

Después de su paso por Harry Potter como Vincent Crabbe, el inseparable matón de Draco Malfoy en Slytherin, la vida del actor Jamie Waylett dio un drástico giro. Su carrera terminó tras su participación en la sexta entrega, Harry Potter y el misterio del príncipe (2009), y desde entonces se ha visto envuelto en varios problemas. En 2012 fue condenado a dos años de prisión por constantes problemas con la justicia, posesión de drogas, y participar en disturbios de Londres.

Richard Harris

Tras haber estado varios años retirado por su adicción al alcohol, Richard Harris regresaba al cine para encarnar al director del colegio de magia Howarts, el profesor Albus Dumbledore, con el que llegó a los corazones de una nueva generación de jóvenes. Sin embargo su andadura solo duró dos películas, pues falleció en octubre de 2002, un mes antes de la segunda entrega de la saga: Harry Potter y la Cámara de los Secretos.

Lo más visto en...

Top 50