Josep María Mainat

Mainat denuncia que su casa ha sido desvalijada tras el desahucio de su expareja

El productor televisivo acudió con un notario el día que recuperó su vivienda para dejar constancia de si faltaba algo

Josep Maria Mainat, el pasado 25 de octubre, en los juzgados acompañado de su abogada, Olga Tubau.
Josep Maria Mainat, el pasado 25 de octubre, en los juzgados acompañado de su abogada, Olga Tubau.Albert Garcia

La que fuese una historia de amor entre Josep Maria Mainat, de 74 años, y su expareja Ángela Dobrowolski, de 37, se ha convertido en un culebrón que no hace más que enredarse desde que ella fuese detenida acusada de intentar matar al productor televisivo con una sobredosis de insulina. Mainat ha asegurado este miércoles que su casa en el barrio de Horta de Barcelona ha sido “totalmente saqueada” en el tiempo en el que él se fue y Drobrowolski se quedó en ella. El miércoles pasado, la mujer fue desahuciada por orden del juez que se encarga del divorcio entre ambos, y que ha dado la custodia de los hijos y el uso de la casa a Mainat.

El día del desalojo, Mainat acudió a la vivienda con un notario con la intención de hacer un inventario de todo lo que falta en la casa y posteriormente denunciarlo ante los Mossos d’Esquadra, según fuentes del caso. Mainat ha asegurado este miércoles que le han roto la caja fuerte con herramientas profesionales, donde guardaba joyas de la familia que tenían para él mucho valor sentimental. “Estoy muy cabreado”, ha dicho a Telecinco. También ha contado que la vivienda la compró con la fallecida Rosa Maria Sardà, con quien tuvo un hijo en común, Pol Mainat; que después vivió en ella solo, y tras eso, compartió varios años con Drobrowolski. La intención de Mainat es seguir en esa casa, tras cambiar algunos muebles y pintarla.

El matrimonio entre Mainat y Dobrowolski acabó en enero, según ha contado Mainat, pero ambos continuaron viéndose porque tienen dos hijos menores de edad en común. Hasta que la madrugada del 22 al 23 de junio, la relación se rompió por completo después de que Mainat acabase en coma y estuviese a punto de fallecer. Al despertar, dijo que Dobrowolski le había puesto varias inyecciones con la intención de matarle. Semanas después, la mujer fue detenida por los Mossos acusada de un intento de homicidio por interés en la herencia, al descubrir que el productor televisivo preparaba el divorcio. En la actualidad, tiene vigente una orden de alejamiento de 1.000 metros de Mainat y de sus hijos.

Después de ser desahuciada por orden de un juez el miércoles pasado, la mujer se ha trasladado a un piso de la calle de Casp de Barcelona. Hace unos días, Dobrowolski llamó a emergencias para alertar de que estaba siendo perseguida y fotografiada por un hombre sospechoso. Una patrulla se presentó en su domicilio y comprobó que el hombre que presuntamente la acosaba era un periodista.

Desde que saltase el caso del presunto intento de homicidio a la luz, la expareja ha sido el centro de atención de buena parte de la prensa y ha llenado horas y horas de los programas del corazón. Dobrowolski anunció el pasado 25 de octubre, tras comparecer ante el juez que investiga el coma hipoglucémico que sufrió Mainat, que su intención era retirarse a un segundo plano y no aparecer más en los medios de comunicación. Ese día, Mainat habló por primera vez, pidió justicia y dijo que teme que “pueda pasar algo”, por lo que va con un guardaespaldas.

Mainat, sin embargo, insistió en que no odiaba a su expareja. “A veces me preguntan por qué no soy más agresivo con ella. Es simplemente porque es la madre de mis hijos”, explicó a los medios de comunicación. “Ángela necesita ayuda”, afirmó, y aseguró que van a pedir una pericial psicológica para demostrarlo. El empresario insistió en que quiere que sus hijos “tengan una madre en buen estado, que la puedan ver". "Soy un padre soltero a mi edad y es algo que no tenía previsto”, añadió.

Más información

Lo más visto en...

Top 50