Josep María Mainat

Un juez prohíbe que la expareja de Mainat se acerque a él y a sus hijos

La Fiscalía ha pedido prisión preventiva para la mujer, acusada de un homicidio en grado de tentativa

El productor televisivo Josep Maria Mainat, envuelto de periodistas, a su llega a los juzgados. En vídeo, Mainat asegura que no desea que su mujer entre en prisión.ALBERT GARCIA / EL PAÍS (VÍDEO: ATLAS)

El juzgado de instrucción número 32 de Barcelona ha prohibido hoy que Ángela Dobrowolski, expareja del productor televisivo Josep Maria Mainat, se acerque a menos de 1.000 metros de él y los dos hijos menores de edad que tienen en común. La decisión la ha tomado después de que este domingo la solicitase la abogada de Mainat, Olga Tubau, en su primera declaración en sede judicial, que se ha alargado más de dos horas. La causa está abierta por un intento de asesinato del productor televisivo a manos, presuntamente, de Dobrowolski.

El juzgado también prohíbe a la mujer comunicarse con Mainat, aunque no así con sus hijos, con quienes entiende que debe mantener contacto. Asimismo, ha ordenado la retirada de pasaporte de la mujer y mantiene la obligación de comparecer una vez por semana ante el juez. El magistrado ha denegado la petición de prisión preventiva que solicitaba para ella la Fiscalía porque considera que no existe un riesgo de fuga, puesto que no ha huido en los tres meses en los que hace que se investiga el intento de homicidio del productor y tiene arraigo en la ciudad.

El juez subraya que existe una “situación objetiva de riesgo" de que Dobrowolski pueda “atentar contra bienes jurídicos" de Mainat. Y cita “al menos dos episodios de violencia física y verbal” tanto hacia Mainat como “respecto de uno de los hijos menores fruto de una relación anterior”. También detalla que el 19 de agosto, la mujer accedió de “forma inconsentida” en una finca colindante donde vive actualmente el productor televisivo. Por ello, asegura, resultan “necesarias y proporcionadas” las medidas cautelares acordadas.

El juzgado investiga un coma hipoglucémico que Mainat sufrió la madrugada del 22 al 23 de junio. En el auto, el juez instructor asegura que hay “indicios racionales de criminalidad” contra Dobrowolski. Y se basa en el amplio atestado de los Mossos d’Esquadra donde se explica el comportamiento de la mujer aquella noche, saliendo 13 veces de la habitación donde dormía Mainat, tapando con la puerta del congelador de la nevera el ángulo de las cámaras de seguridad, la declaración de quienes atendieron al productor televisivo o el tiempo que tardó en avisar a emergencias. La hipótesis policial es que Dobrowolski le inyectó insulina a su expareja, que es diabético, después de saber que iba a divorciarse de ella, y dejarla fuera de la herencia.

"Estoy contento porque lo último que quería en este momento del juicio es que mis hijos pensaran o leyeran que he pedido que su madre fuese a la cárcel”, ha explicado Mainat sobre las medidas cautelares contra quien fue su pareja. El productor televisivo ha insistido en que espera que se haga justicia, y que, si finalmente su exmujer entra en prisión, sea “tras un juicio”, no porque él lo haya reclamado. Ni Mainat ni Dobrowolski han coincidido en la sala de espera en el juzgado, a pesar de que hayan llegado con 20 minutos de diferencia.

El productor televisivo ha asegurado a los medios que “tiene miedo” de que “pueda pasar algo”, y que va “con un guardia”. “He estado a punto de perder la vida, hay muchos puntos que no veo claros, y pido que se investigue”, ha resumido, sobre lo que vivió aquella noche de junio. "Cuando me desperté estaba muy aturdido, y lo único que recordaba es que Ángela me estaba poniendo unas inyecciones. Hice una conexión obvia: Ángela me quería matar”, ha detallado. Pero ha añadido que es “un poco precipitado” concluir que Ángela quiso asesinarle.

“A veces me preguntan por qué no soy más agresivo con ella. Es simplemente porque es la madre de mis hijos”, ha contestado al pelotón de medios apostados en la Ciudad de la Justicia de Barcelona, donde ha declarado. “Ángela necesita ayuda”, ha afirmado, y ha revelado que pedirán una pericial psicológica. “Quiero que mis hijos tengan una madre en buen estado, que la puedan ver. Soy un padre soltero a mi edad y es algo que no tenía previsto”, ha añadido. “Tengo sentimientos contradictorios”, ha dicho, sobre su exmujer, con quien ha recordado que ha vivido momentos “de mucha felicidad". “No la odio”, ha aclarado, pero ha cerrado la puerta a cualquier reconciliación. “Tengo dos aniversarios, el mío que fue ayer, y el de esa noche, año cero”, ha concluido.

Tras su declaración, el abogado de Dobrowolski, Jorge Albertini, ha repetido a los medios que Mainat se ha sumado a la petición de la Fiscalía de prisión para su exmujer, algo que es falso, puesto que el productor televisivo solo se ha adherido a la petición subsidiaria de alejamiento, tal y como recoge el auto. Dobrowolski ha asegurado que se “demostrarán” las amenazas de Mainat contra ella y ha expresado su intención de despedirse de la “vida pública”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50