Futbolistas

David de Gea, los éxitos personales del eterno aspirante

El portero, que cumple 30 años este sábado, afronta la madurez futbolística con dos retos: su paternidad primeriza junto a Edurne y convertirse en el mejor guardameta del mundo

Manchester United's Spanish goalkeeper David de Gea warms up ahead of the UEFA Champions league group H football match between Manchester United and RB Leipzig at Old Trafford stadium in Manchester, north west England, on October 28, 2020. (Photo by Anthony Devlin / AFP)
Manchester United's Spanish goalkeeper David de Gea warms up ahead of the UEFA Champions league group H football match between Manchester United and RB Leipzig at Old Trafford stadium in Manchester, north west England, on October 28, 2020. (Photo by Anthony Devlin / AFP)ANTHONY DEVLIN / AFP

En 2009 y con 19 años, David de Gea debutaba en la élite. En el Atlético de Madrid pronto se destapó como un gran portero, y solo dos años después el Manchester United le fichó, convirtiéndose en el traspaso más caro de un guardameta de la Premier League inglesa. Tras una temporada en tierras británicas, De Gea ganó la Liga, el título más importante de los siete conquistados en estas casi diez temporadas. Su progresión parecía imparable, y hoy el arquero cumple 30 años, una edad clave para cualquier futbolista, con muchos de sus objetivos cumplidos. Es uno de los jugadores mejor pagados e incuestionable bajo los palos de uno de los clubes más ricos del mundo. Sucedió a Iker Casillas como titular en la selección española, y en lo personal está más feliz que nunca junto a la cantante Edurne. Ambos anunciaron el jueves que esperan su primer hijo, y desde hace tiempo suenan campanas de boda. Sin embargo, no ha conseguido enterrar los claroscuros que han empañado su carrera desde hace años y que le han impedido situarse en los rankings de mejores porteros del mundo, hoy copados por otros que empezaron con él como Neuer, Courtois, Oblak o Ter Stegen. Una situación propiciada más por las circunstancias que por su talento, pero que hoy aspira a dejar atrás en la madurez de su vida profesional.

El fichaje frustrado por el Real Madrid ha sido determinante en la carrera de David de Gea. Hace cinco años el cancerbero protagonizó el culebrón del verano del mercado de fichajes. En 2015 De Gea consideraba que su etapa en Manchester tocaba a su fin y deseaba instalarse en Madrid junto a su pareja. Todo apuntaba a que Casillas se marcharía del club blanco, por lo que David se convertiría en su sucesor. En una jornada de infarto en la que el club inglés accedió a negociar al mediodía, el Real Madrid envió el fax del traspaso a las 0:32, 32 minutos fuera de plazo. De Gea tenía que quedarse en Manchester, de donde no se ha movido.

Por un lado, aquello le trajo consecuencias positivas. En Old Trafford sigue siendo el portero titular y disfruta de una gran estabilidad. Entre 2013 y 2018 fue galardonado como el mejor jugador del Manchester United. Nadie en la historia del club lo había sido tres veces seguidas ni un total de cuatro veces. Económicamente, el madrileño es el portero de la Premier League que más cobra, alcanzando los 413.412,77 euros semanales después de su última renovación de contrato el verano pasado: 11 millones y medio de euros netos al año.

La etapa institucional y deportiva del Manchester United, lejos de sus mejores años, ha lastrado la trayectoria y palmarés de De Gea. Si el portero hubiese fichado por el Madrid, hubiese ganado tres Ligas de Campeones. En el equipo inglés ha conquistado una Europa League, un título de menor prestigio. Jugar en un club que no pelea por todo junto a los mejores del continente ha frenado sus opciones de situarse como mejor portero del mundo, o de entrar en el ranking de los tres mejores. Hoy el United está decimoquinto en la Liga, y desde hace años no puede competir con el llamado top 4 de equipos que pelean por el título doméstico o la Champions, como el Liverpool, el Tottenham o el eterno rival, el Manchester City de Guardiola. El papel del portero con la selección en su primer mundial, el de Brasil en 2018, fue la puntilla para desencadenar una mala racha que ahora parece estar dejando atrás.

En el Mundial, De Gea vivió los peores momentos de su vida. Pasó de ser considerado uno de los mejores atajadores del mundo a ser señalado como uno de los principales responsables de la prematura eliminación de España en el torneo. Hoy se le sigue mirando con lupa. En el último compromiso con La Roja, el mes pasado frente a Ucrania, el portero cometió un error que propició que los exsoviéticos se adelantaran en el marcador. El seleccionador, Luis Enrique, siempre le ha defendido, y declaró que criticar a De Gea “ya es vicio”. Con el Manchester en cambio han vuelto sus intervenciones milagrosas y decisivas, y en la Champions, pese a la derrota de esta semana en Estambul, parece encaminado a jugar los octavos de final y verse entre los mejores equipos de Europa. Aunque sin duda, la mayor alegría en este 30º aniversario se la ha dado su pareja, Edurne.

View this post on Instagram

Cucú!! 🐣💛 #BabyIsComing

A post shared by Edurne (@edurnity) on

La cantante, que fue finalista de la cuarta edición de Operación Triunfo y representó a España en Eurovisión en el año 2015, y presentadora desveló en Instagram que espera su primer hijo junto al futbolista. Con el mensaje “Cú-cú, baby is coming” y una foto de un biberón junto a los guantes de De Gea, la pareja hacía el anuncio más especial de su relación, que este 2020 ha cumplido diez años. Hace unos días, en declaraciones a una revista, ella dejó caer que también podría haber boda, aunque quiere esperar a que pase la pandemia para celebrarla en condiciones. Los que les conocen les definen como “tal para cual”.

Les separan solo cinco años (Edurne cumplirá los 35 en diciembre) y ambos tienen un carácter muy parecido. Son tímidos y huyen de eventos y de una vida social que suponga exposición pública. Pese a la distancia que a menudo les separa, pasan juntos todo el tiempo que pueden, y Edurne intenta cuadrar su agenda con el calendario de competición de él, así como acompañarle en los momentos más importantes, como las galas de entregas de premios o partidos decisivos. Más aún si cabe ahora, con la ilusión de vivir el embarazo lo más juntos posible.

Más información

Lo más visto en...

Top 50