_
_
_
_
_

Ensalada de patata, hinojo y salmón

Eso de color naranja eléctrico es salmón. / EL COMIDISTA
Eso de color naranja eléctrico es salmón. / EL COMIDISTA

La patata es un ingrediente merecedor de reivindicación dentro de las ensaladas. Ya sé que es la prota de una de las más populares -la ensaladilla rusa-, pero me refiero más a las aliñadas con simples vinagretas, más ligeras y menos generadoras de lorza, y por lo tanto más recomendables para un consumo habitual. Además, las patatas apetecen tanto en verano como en invierno, y puede que sean uno de los alimentos neutros que mejor acoge a cualquier otro ingrediente, incluso a los más broncas gustativamente hablando.

Para que cojan sabor cuando la sirves en ensalada, conviene aliñar las patatas cuando están todavía calientes, y añadir más tarde el resto de ingredientes cuando ya se hayan enfriado. Con la base patata + vegetal fresco + proteína + salsa se pueden elaborar todas las variantes que se te ocurran, y muy cafre tendrás que ser para que te quede mal. Aunque la nuestra tiene un rollo entre alemán y sueco, está elaborada con un salmonazo delicioso proveniente de Noruega. El pepino es buen amigo del salmón y de la mostaza, pero se puede eliminar si no te enrolla. La cebolla va bien con todo y el hinojo dio un toque fresco y anisado que resultó irle al pelo. Escogimos patatas de platillo porque teníamos pensado comerlas con piel y estas tienen la piel fina, pero cualquier patata nueva servirá (o cualquier otra, si os gusta más pelada).

Por cierto, esta ensalada fue elaborada con la única ayuda de un microondas –el único instrumento de cocina, además de la Kettel, que tenemos en la oficina–, por lo que resulta especialmente adecuada para los acólitos de la secta del táper.

Dificultad: Para personitas que aún no han nacido y sólo viven en la imaginación de sus padres.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 800 g de patatas de platillo
  • 1/4 de cebolla roja
  • 1 bulbo de hinojo
  • 10 pepinillos
  • 150 gramos de salmón ahumado
  • 1 pepino (opcional)
  • Una cucharada de mostaza al estragón (o cualquier otra que te guste)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de manzana o zumo de limón
  • Sal
  • Pimienta

Instrucciones

1.
Cortar la cebolla en juliana y ponerla a remojo en agua con un chorro de vinagre para que pierda fuerza.
2.
Lavar muy bien las patatas y cocerlas con piel en agua hirviendo hasta que estén blandas, pero sin deshacerse (unos 15 minutos). También se pueden hacer en un estuche de vapor en el microondas (unos 8-10 minutos).
3.
Mientras, hacer una vinagreta con la mostaza, cuatro cucharadas de aceite, una de vinagre (o de zumo de limón), sal y pimienta.
4.
Cortar las patatas por la mitad, aliñar con la vinagreta y remover, dejando que se enfríe mientras seguimos preparando la ensalada.
5.
Si se va a usar pepino, quitarle la mitad de la piel pelando tiras verticales, y cortarlo en rebanadas finas. Limpiar el hinojo y cortar el bulbo y parte del tallo en láminas muy finas, añadiendo también las hojas verdes. Cortar los pepinillos en cuatro a lo largo, y el salmón en trozos de bocado.
6.
Añadir a las patatas el resto de los ingredientes, remover bien, añadir un poco más de aceite si se ve seca, y servir templada o fría.

Producción: Mònica Escudero.

Sobre la firma

Mikel López Iturriaga
Director de El Comidista, web gastronómica en la que publica artículos, recetas y vídeos desde 2010. Ha trabajado como periodista en EL PAÍS, Ya.com o ADN y colaborado en programas de radio como 'Hoy por hoy' (Cadena Ser), 'Las tardes de RNE' y 'Gente despierta'. En televisión presentó programas como El Comidista TV (laSexta) o Banana split (La 2).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_