Amaia Kids, la marca española que enamora a Kate Middleton y lidera el auge de la moda infantil ‘Made in Spain’

La diseñadora vasca Amaia Arrieta acaba de ser premiada por la reina Isabel II. Entre sus clientes están los duques de Cambridge: “Son una pareja que intenta darle una vida normal a sus hijos y dedicarles tiempo”

El príncipe Jorge y la princesa Carlota, con un abrigo de Amaia Kids, el pasado 5 de junio de 2022 en el palacio de Buckingham durante las celebraciones del Jubileo de Plata de Isabel II.
El príncipe Jorge y la princesa Carlota, con un abrigo de Amaia Kids, el pasado 5 de junio de 2022 en el palacio de Buckingham durante las celebraciones del Jubileo de Plata de Isabel II.Max Mumby/Indigo (Getty Images)

Durante las recientes celebraciones del Jubileo de Platino de la reina Isabel II, algunos de sus bisnietos fueron protagonistas de multitud de vídeos y memes que dieron la vuelta al mundo, pero Amaia Arrieta (49 años) lo veía desde una perspectiva más personal. Tanto la princesa Carlota como el príncipe Luis, dos de los tres hijos de los duques de Cambridge, llevaron prendas de Amaia Kids, marca creada por Arrieta, donostiarra residente en Londres. Y aunque la firma notó un importante pico de interés tras el Jubileo, esto es algo a lo que la diseñadora guipuzcoana ya está acostumbrada desde hace tiempo.

Todo empezó en 2013, cuando alguien del entorno de la familia real británica visitó la tienda de Amaia Kids en Londres, en el barrio de Chelsea, para comprar un regalo al recién nacido príncipe Jorge, pensando que la ropa se ajustaba al gusto de Kate Middleton. Algunas semanas más tarde, la propia duquesa de Cambridge apareció por la tienda con su madre Carole. “Nos dijo que acababa de tener un bebé y pidió que le ayudáramos a elegir cosas. Me pareció muy fresco”, recuerda a EL PAÍS Arrieta. Pero eso no se quedó en un único y puntual encuentro. “Compran de colección, pero también confeccionamos a su medida”, explica la empresaria. “Ellos tienen que tener en cuenta muchos factores diferentes y hay veces que es más fácil hacerles la ropa”, añade. Posteriormente, eso sí, la marca comercializa versiones de esas prendas, lo que le quita exclusividad a la manera de vestir de los príncipes. “Son una pareja que, en la medida de lo posible, intenta darle una vida normal a sus hijos y dedicarles tiempo. Lo están llevando muy bien y tienen los pies en la tierra”, remata la diseñadora.

Amaia Kids nació en la capital británica hace 18 años, cuando Arrieta, que por entonces se dedicaba a las finanzas, esperaba su primer hijo. “Trabajaba en banca de inversión, y le dedicaba muchas horas. Paré de trabajar en la City, pero necesitaba hacer algo. Durante esos primeros meses compraba todas las cosas de bebé en San Sebastián, y cuando volvía a Londres mis amigas de otros países me decían que les gustaba mucho todo. Una de ellas me propuso que hiciera una venta en casa, y yo respondí que ni loca hacía una venta estilo tupperwares”, recuerda hoy riendo.

Finalmente, terminó haciendo caso a sus amigas, y visitando ferias de moda infantil de Valencia, identificando marcas españolas para vender en el Reino Unido. Más adelante se lanzó a diseñar sus propias colecciones. “Empecé porque no encontraba lo que buscaba. En Londres tenía cosas muy caras o del otro extremo. Nuestra marca ofrece calidad pero a precios razonables. Burberry o Bonpoint son un 50% más caros”.

Amaia Kids es la firma pionera del boom de la moda española para niños en todo el mundo. Junto con otras firmas londinenses de origen español y estilo clásico como La Coqueta o Pepa & Co confirman que el Made in Spain de moda infantil es un referente a nivel internacional. Sus colecciones se diseñan en Londres, pero las prendas están fabricadas en su totalidad en España, en talleres de Bilbao, Madrid y Andalucía. La idea central es adaptar el estilo español para los gustos de otros países, alargando los bajos o usando colores diferentes. “Es un proceso muy artesanal. Son talleres pequeños de señoras con mucha experiencia. Los veo como un tesoro que hay que perpetuar, parte de nuestra herencia que hay que proteger. Nos infravaloramos, y no hace falta irse a ningún otro sitio”. Las seis empleadas de su empresa, además de colaboradoras freelance, son mujeres y madres. “Somos muy flexibles. Es importante porque hay mucho talento de mujeres desaprovechado”, señala Arrieta. Entre sus clientas también se encuentran Sienna Miller, Adele, Liv Tyler, Kate Hudson, Naomi Campbell, Victoria Beckham o Meghan Markle.

A pesar del éxito, la empresa ha pasado por algún bache. Arrieta confiesa que el impacto del Brexit fue tan grande que entonces se planteó tirar la toalla: “Ha sido muy duro. Importamos y exportamos mucho y las reglas no estaban nada claras. Me sentía como en el año 2000 con el cambio de milenio, pero entonces al final no pasó nada y esta vez sí que pasó. Las empresas de transportes cargaban el máximo de tasas y aranceles. Lo teníamos que pagar y luego reclamar. Nuestra colección de punto llegó con meses de retraso, ya para las rebajas. Me he peleado, he reclamado y todos, poco a poco, hemos ido aprendiendo. Esta temporada de verano es la primera en la que estamos más tranquilos. Ahora las tasas para la clientela europea las pagamos nosotros. Nuestros márgenes bajaron, pero nos compensa”, explica.

Últimamente, sin embargo, son todo buenas noticias para ella. El palacio de Buckingham le otorgó el pasado 12 de julio un premio en la categoría de Comercio Internacional para empresas del Reino Unido (Queen’s Awards for Enterprise); en su caso, el galardón —que le entregó Carlos de Inglaterra— fue por el aumento de sus ventas fuera de país en los últimos tres años. Las marcas galardonadas por Isabel II pueden usar dicho sello real en sus productos y etiquetas durante cinco años. “Ha sido un alegrón y un orgullo, nos ha dado mucho prestigio”, asegura. Para decidir qué ponerse para la ocasión, Arrieta preguntó a expertos en protocolo del entorno de la familia real británica. “Decidí llevar un vestido amarillo, y cuando llegué el 85% de los invitados eran señores de traje oscuro. Pensé que quién me había mandado a mí vestir de ese color, aunque al final recibí muchos cumplidos”, comenta.

La marca cuenta con una tienda en Japón, otra en Londres, y acaba de abrir la segunda en China. En septiembre empezarán a vender en España a través de El Corte Inglés. “Hemos trabajado muy duro y hemos sido constantes en nuestro estilo y los márgenes que sacamos”, explica la donostiarra sobre los factores de su éxito. “Como dice mi abuela, el que tenga tienda que la atienda, y si no, que la venda”.

Amaia Arrieta, diseñadora de la marca de moda infantil Amaia Kids, cuando acudió al palacio de Buckingham a recibir un reconocimiento.
Amaia Arrieta, diseñadora de la marca de moda infantil Amaia Kids, cuando acudió al palacio de Buckingham a recibir un reconocimiento.foto cedida
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS