_
_
_
_
_

Podemos profundiza en su crisis y el candidato de Madrid también se marcha: “Ya no se consulta ninguna decisión”

Roberto Sotomayor defiende un Frente Amplio. El goteo de bajas es continuo desde hace siete días

Desde la izquierda, Roberto Sotomayor, Yolanda Díaz, la candidata a la Comunidad de Madrid de Unidas Podemos el 28-M, Alejandra Jacinto, y Jesús Santos, el 10 de mayo en Alcorcón.
Desde la izquierda, Roberto Sotomayor, Yolanda Díaz, la candidata a la Comunidad de Madrid de Unidas Podemos el 28-M, Alejandra Jacinto, y Jesús Santos, el 10 de mayo en Alcorcón.Andrea Comas

Más bajas. Podemos en Madrid se descompone. Roberto Sotomayor, que fue candidato a la alcaldía de la capital en mayo, ha anunciado este lunes la dimisión como miembro de la dirección estatal y su marcha de la formación tras la decisión de la cúpula de abandonar el grupo parlamentario de Sumar en el Congreso y que los cinco diputados del partido pasen al Grupo Mixto. A primera hora de la mañana, ha comunicado su baja a la secretaria general del partido, Ione Belarra. Minutos después, ha lanzado un comunicado de tres páginas en sus redes sociales para explicar sus motivos. Sotomayor fue uno de los fichajes estrellas de Belarra, cuando asumió la dirección del partido en 2021. Su baja es otro golpe a la dirección del partido, que ahora mismo no tiene ninguna cara visible en Madrid, donde nació y creció Podemos. Este lunes también ha presentado su renuncia la dirigente autonómica Carolina Alonso, aunque mantendrá la militancia en el partido. Sus dimisiones se unen a la presentada el pasado martes por el coordinador general de Podemos en Madrid, Jesús Santos.

“Hoy presento esta carta de dimisión de un órgano de dirección en donde prácticamente ya no se consulta ninguna decisión importante”, escribe Sotomayor, “ni siquiera la de salirse de Sumar en unos momentos trascendentales para nuestro país, con una extrema derecha desatada en nuestras calles. Esta última decisión es otro paso más de una estrategia estatal que ha renunciado a los territorios y a la construcción de un Frente Amplio. Es incomprensible que los miembros de un órgano de dirección se enteren antes por Canal Red de esta noticia y que no haya sido consultado a los inscritos previamente con una pregunta clara”.

La Ejecutiva de Podemos ha tratado de evitar la polémica este mediodía al valorar las dimisiones de Sotomayor, Alonso y Santos. Fuentes del partido reconocen, además, que las esperaban desde hace tiempo. El coportavoz nacional Pablo Fernández ha esquivado las preguntas de los periodistas “agradeciendo” la labor realizada por los tres y ha restado importancia a las bajas. “Hay muchísima gente que participa orgánicamente en Podemos. Son tres casos concretos, particulares y a los que agradecemos su trabajo”. Fernández, diputado autonómico de Castilla y León, ha señalado, además, que en el Consejo Ciudadano Autonómico madrileño siempre ha habido “debate, intercambio de propuestas e ideas” y les ha deseado “suerte para el futuro”. La dirección no ha querido entrar en detalles sobre los próximos pasos para sustituirlos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En clave nacional, la situación es semejante. El sábado también anunció su marcha Jaume Asens, el que fuera presidente del grupo confederal de Podemos en el Congreso. Y hace unos días, Jessica Albiach, líder de En Comú Podem en el Parlamento catalán. Podemos vive desde el 28 de mayo en estado de choque. El partido aún no ha superado el golpe de quedarse fuera de las Cortes Valencianas, de la Asamblea de Madrid y de Canarias. Tampoco logró entrar en el Ayuntamiento de la capital de España. Ha retrocedido en casi todos los parlamentos autonómicos. Los datos son muy claros.

En las elecciones generales de 2015 cosechó 5.189.333 votos y 69 diputados. En 2019, 3.119.364 papeletas y 35 escaños. Y en las últimas, en julio, donde formó parte de una alianza con Sumar, logró cinco diputados. Hasta el viernes, cuando todo voló por los aires tras la marcha de Santos y el partido optó por romper con Sumar e integrarse en el Grupo Mixto.

Sotomayor apuesta por el Frente Amplio

En la carta de este lunes, Sotomayor, el candidato de Podemos al Ayuntamiento de Madrid, habla abiertamente de que la principal “diferencia política” con la dirección estatal ha sido “la renuncia al Frente Amplio y a la doble militancia [con Sumar]”. El hasta hoy miembro de la dirección del partido cree que militar en Sumar y Podemos es una “necesidad” reclamada en las calles. “No comparto la decisión de no permitir la doble militancia de manera categórica”, escribe Sotomayor.

“Esto puede servir para recomponer lazos rotos, viejas complicidades y entenderse el uno con el otro con el objetivo, precisamente, de construir unidad. Desgraciadamente, Podemos ha renunciado a ello. Esto me ha llevado a escuchar demasiadas veces aquello de ser un ‘traidor’, quizás porque la posición siempre más complicada es de quien pretende tender puentes. Podemos necesita más que nunca consolidar un proyecto municipalista en Madrid. Solo así tendrá mimbres de crecimiento”.

Sotomayor, como Santos, también critica la decisión del partido de no acudir, el pasado 2 de abril, al polideportivo madrileño de Magariños, al acto central del nacimiento de Sumar. “Pedimos estar y se eligió la peor de las estrategias posibles. Nadie a día de hoy ha asumido sus responsabilidades políticas, excepto los propios candidatos que, después de las elecciones del 28 de mayo, hemos sufrido la invisibilidad más absoluta y la desconsideración de sus dirigentes [...] La renovación del partido no existe. Quizás haga falta otra hornada de dirigentes que no esté tan implicada emocionalmente en esta batalla interna. El tejido social nos ve con rechazo”.

Carolina Alonso renuncia al comité de dirección autonómico

A la baja de Sotomayor también se une este lunes la renuncia de Carolina Alonso a seguir en el Consejo Ciudadano Autonómico, el máximo órgano del partido en la región. Alonso seguirá, sin embargo, como militante de base. “Llevo días meditando esta decisión”, ha escrito Alonso en una carta también publicada en sus redes sociales y dirigida a la militancia.

“No me gustan las decisiones en caliente y tras hablar con las personas que más me han apoyado en los últimos tiempos en la organización, he decidido dar un paso atrás y desvincularme de toda estructura orgánica de Podemos y de participar de manera activa en el partido, como lo venía haciendo hasta ahora. Hay motivos políticos, orgánicos y personales para tomar esta decisión que explico en esta carta, pero el principal, es que he llegado a la conclusión de que es imposible poder ser siquiera una minoría crítica y no quiero contribuir a la desunión que ya nos está asolando”.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_