El PP defiende las becas para rentas altas de Ayuso y Sánchez las cuestiona porque “violentan” las políticas públicas

La ‘número dos’ de Feijóo, Cuca Gamarra, avala la apuesta de Madrid por financiar los estudios en centros privados de familias que ganan más de 100.000 euros

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el Premio Nobel de Ciencias Económicas, Abhijit Banerjee, durante un diálogo en el Aula Maluquer, este lunes.Foto: ANDREA COMAS | Vídeo: EUROPA PRESS

La dirección nacional del PP de Alberto Núñez Feijóo asume y defiende la decisión de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de permitir que parejas con un hijo que ingresen hasta 107.739 euros puedan optar a acceder a becas públicas para cursar en centros privados las etapas de Educación Infantil, Bachillerato y Formación Profesional (FP) de grado medio y superior. La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, ha argumentado que la medida “garantiza que cualquiera pueda elegir centro”, en una entrevista este lunes en la Cadena SER, en la que también ha explicado que la cúpula popular asume la iniciativa porque la hace una de sus presidentas autonómicas. Un análisis opuesto al que ha hecho casi a la misma hora el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante un diálogo público con el Premio Nobel en Ciencias Económicas 2019, Abhijit Vinayak Banerjee. A juicio del también secretario general del PSOE, ayudas para rentas tan altas como las que plantea Madrid suponen “retorcer y violentar el propio significado de la política pública de redistribución de la renta y de impulso a las políticas de igualdad en generaciones que no tienen niveles de renta para estudiar lo que ellos consideren y expandir todas sus potencialidades”.

Ese choque de opiniones resume la polémica generada por la apuesta de la Comunidad de Madrid de flexibilizar el criterio de renta familiar con el que se restringía el acceso a las becas que concede para cursar en centros privados estas tres etapas educativas no obligatorias. Como resultado, ahora podrán optar a recibir la ayuda aquellas parejas con un hijo que ingresen hasta 107.739 euros, cuando antes el límite era de 30.000 euros para los que optaban a una ayuda para Bachillerato, de 60.000 para los de FP, o de 75.000 para los de Infantil. Del mismo modo, las parejas con dos niños que tengan unos ingresos globales de 143.652 euros también podrán pedir estas becas; o las que tengan tres hijos y unos ingresos en el hogar de 179.565 euros. El Gobierno regional calcula que estas ayudas parciales, que no cubren el total del coste de los estudios, beneficiarán a más de 62.000 alumnos, cuyas familias seguirán pagando el grueso de la factura.

La decisión de Ayuso, ha justificado este lunes Gamarra, la número dos de Feijóo, es adecuada porque persigue satisfacer la libre elección de centro. “Esa convocatoria lleva el aumento de las becas para los que ya las recibían y la ampliación de aquellos que pueden acceder a ellas cuando estamos hablando del bachillerato que no es público. El público, se tengan los ingresos que se tengan, es gratuito. Poder garantizar que todo el que quiera pueda elegir [centro] es el camino correcto”, ha argumentado. “La medida sigue un planteamiento que la presidenta Ayuso hizo a los madrileños, que contó con un respaldo mayoritario: que iba a apostar de manera decidida por la libre elección de centros en cualquier etapa educativa”, ha remachado.

No obstante, la iniciativa del Gobierno de la Comunidad de Madrid contrasta con el discurso que en los últimos días está defendiendo el líder del PP en sus críticas a Pedro Sánchez por la subida de los precios. Feijóo viene diciendo que el PP está centrado en ayudar a las rentas bajas y se debe a ellas, que son las que más sufren por el aumento de la inflación. “Quien peor recibe el incremento de los precios no es los poderosos ni los que más dinero tienen. Son las rentas más modestas, las rentas más bajas, las rentas más débiles. Y a las rentas más bajas, las rentas más débiles y las rentas más modestas se debe el PP en toda España. Y el partido trabajará por ellos, que son los que realmente están sufriendo la inflación y los precios”, dijo Feijóo el pasado sábado, en un acto de partido en A Coruña.


Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Ayuso visita el Mercado de la Cámara Agraria en su 11º aniversario.Foto: D.SINOVA (EUROPA PRESS) | Vídeo: EUROPA PRESS

Sin embargo, de cara al curso 2022-2023, el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha actuado en sentido contrario. Con el nuevo criterio que permite acceder a las becas con una renta familiar de hasta 35.913 euros, los límites máximos de renta en el curso 2022-2023 con respecto al curso 2021-2022 han aumentado un 259% en Bachillerato (el límite de la renta per cápita pasa de 10.000 euros a 35.913), un 80% en Formación Profesional de grado superior (de 20.000 euros a 35.913) y un 44% en Educación Infantil (de 25.000 euros a 35.913). La Comunidad se ha comprometido a agotar los 43,4 millones que le dedicará al programa de Bachillerato, otorgándole la beca incluso a quien no cumpla los requisitos de renta establecidos si no se ha gastado todo el dinero en quienes sí lo hagan.

A juicio de Sánchez, eso es “retorcer y violentar el propio significado de la política pública de redistribución de la renta y de impulso a las políticas de igualdad en generaciones que no tienen niveles de renta para estudiar lo que ellos consideren y expandir todas sus potencialidades”. Así se ha expresado el presidente del Gobierno durante un diálogo con Abhijit Binayak Banerjee, celebrado este lunes en el marco de la jornada Un ingreso mínimo vital orientado a la inclusión, donde ha remarcado que “la política de becas es fundamental”. Unas declaraciones que han provocado una airada reacción por parte del gobierno autonómico de Madrid.

Críticas del gobierno de Madrid a Sánchez

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López, ha opinado este lunes que las críticas del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a las ayudas anunciadas por el Gobierno madrileño para familias con rentas de hasta 100.000 euros al año se deben a sus “prejuicios ideológicos”. En declaraciones a los medios desde los Juzgados de Plaza Castilla, López ha dicho que Sánchez no entiende lo que hace Madrid, que apuesta por acabar con los “obstáculos” que impiden la “igualdad de oportunidades”. Y el equipo de Díaz Ayuso se ha expresado incluso con más contundencia.

“Efectivamente, nuestro concepto de lo público es absolutamente contrario al suyo”, ha opinado sobre Sánchez una fuente que cuenta con la confianza de Díaz Ayuso. “Por eso a nosotros nos va bien, y a él le va fatal”, ha añadido. Y ha rematado: “Han salido en tromba tanto el presidente del gobierno, como tres ministros y una destacada dirigente del PSOE para atacar personalmente a Díaz Ayuso: si quieren batalla, la tendrán porque las políticas de la Comunidad de Madrid funcionan y las de Sánchez, no”.

En todo caso, lo que está haciendo Ayuso es ensanchar caminos ya abiertos por sus predecesores. En la etapa de infantil, las ayudas para las guarderías privadas empezaron a tomar su forma actual con Esperanza Aguirre en el poder (2003-2012): desde entonces han multiplicado su cuantía ―entre otros motivos por la influencia de Ciudadanos en los gobiernos del PP entre 2015 y 2021― y las facilidades para su obtención ―por ejemplo, al poder incluir a un bebé concebido pero no nacido en el cálculo de la renta familiar―. Las ayudas en FP de grado superior llegaron en 2013. Las becas de Bachillerato fueron impulsadas en 2018 por Garrido. Finalmente, las becas de FP en grado medio se estrenan en el próximo curso, en medio de una gran polémica: si el pasado año académico el Gobierno dedicaba 64 millones a todas estas becas, el próximo invertirá 127.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS