Ayuso, sobre las becas a familias que cobran más de 100.000 euros: “Queremos que las rentas medias también tengan ayudas”

La presidenta de Madrid defiende su decisión de dar ayudas educativas a hogares con estos ingresos y ataca, esta vez, al plan de Igualdad del Gobierno de Sánchez

Isabel Díaz-Ayuso, en un acto este sábado.Foto: EUROPA PRESS

Primero fue la comparación con el aborto o con el cambio de género. Este sábado, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso, ha aportado un nuevo argumento para justificar la ampliación de las becas que su Gobierno concede, de tal manera que se extienden incluso a hogares que ingresen más de 100.000 euros para estudiar en centros privados las ramas de educación infantil, bachillerato y FP superior y de grado medio. “Las familias más necesitadas que requieran una beca la tendrán garantizada, pero también facilitaremos algún tipo de ayuda a las rentas medias, porque siempre son las que pagan y nunca reciben nada”, ha señalado. La renta media neta por hogar en Madrid se sitúa en 37.687, según los datos del INE de 2021.

Pero en su defensa de la concesión de dinero público a los estudiantes con más posibilidades económicas, Ayuso no se ha desviado de la estrategia de confrontación con el Gobierno y ha criticado también el plan de Igualdad del Ejecutivo de Pedro Sánchez. “No ha servido para nada”, ha afirmado.

Madrid acaba de decidir un cambio sin precedentes en el acceso a las ayudas, flexibilizando el principal criterio de decisión, que es la renta per cápita familiar. Así, esta se ha elevado hasta 35.913 euros en educación infantil, bachillerato y formación profesional, lo que quiere decir que ahora podrán optar a recibir la ayuda aquellas parejas con un hijo que ingresen hasta 107.739 euros, o aquellas parejas con dos niños que tengan unos ingresos globales de 143.652 euros; o las que tengan tres hijos y unos ingresos en el hogar de 179.565 euros. Con el nuevo criterio, los límites máximos de renta en el curso 2022-2023 han aumentado un 259% en Bachillerato, un 80% en Formación Profesional de grado superior y un 44% en Educación Infantil.

La nueva política de becas ha levantado revuelo en una región en la que en los últimos dos años el número de personas en riesgo de exclusión social ha aumentado un 24%, según Cáritas, lo que ha agravado considerablemente el contexto de desigualdad. “La izquierda activista pretende hablarnos de ricos y de pobres para el discurso maniqueo del pasado de clase social”, ha señalado Ayuso. Precisamente el consejero de Educación y recientemente nombrado nuevo portavoz de su Ejecutivo, Enrique Ossorio, fue el que puso en duda que en Madrid hubiese pobres.

La presidenta ha insistido en sus críticas al Gobierno central. “Hay que recordar que la renta media está perjudicada por la situación económica actual, por la España de Sánchez. No vale tener empleo, hay mucha gente que con dos empleos no llega a final de mes porque estamos llegando a una situación económica desastrosa”, ha indicado en su visita al mercado que la Cámara Agraria organiza una vez al mes con productos madrileños. “Todos estos políticos de la izquierda que llevan toda la semana dándome lecciones de cómo puede ser que la Comunidad de Madrid destine becas a gente a 100.000 euros son los que están despilfarrando el dinero público en asesores, en cargos y son los que están tirando el dinero de todos los ciudadanos”, ha agregado la presidenta regional.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La ministra de Educación, Pilar Alegría, ha criticado este sábado durante la convención del PSOE de la ciudad de Madrid las que ha llamado “becas para ricos”. En su opinión, la iniciativa de Ayuso consiste en “quitarle a las clases trabajadoras y medias” lo que pagan con sus impuestos para “dárselo a unos pocos que cobran más de 100.000 euros” y, en consecuencia, “no tienen problema para que un hijo vaya a la escuela”.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS