PATRIMONIO CULTURAL

La Comunidad de Madrid lleva sin resolver los expedientes de los bienes que conforman el Paisaje de la Luz desde 1977

Entre los edificios se encuentran el Palacio de Velázquez, la Estación de Atocha, el Casón del Buen Retiro o el Cuartel General del Ejército

Interior del Palacio de Cristal, uno de los bienes incoados, pendiente de recibir la distinción de Bien de Interés Cultural.
Interior del Palacio de Cristal, uno de los bienes incoados, pendiente de recibir la distinción de Bien de Interés Cultural.Paul Kennedy

A pesar de que el paseo del Prado y el Retiro han entrado en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco, todavía queda mucho camino por recorrer. La Comunidad de Madrid lleva más de 40 años, desde 1977, sin resolver los expedientes que otorgarían la distinción de Bien de Interés Cultural (BIC) a los edificios que conforman el conocido como Paisaje de la Luz. Se trata del Palacio de Velázquez, el Palacio de las Cortes, el Palacio de Cristal, el edificio de la Estación de Atocha, el Casón del Buen Retiro o el Cuartel General del Ejército. Un retraso que pone de manifiesto la poca atención que se presta al patrimonio madrileño. El inicio de estos expedientes dota a estos bienes de protección con carácter preventivo. Sin embargo, al no haberse culminado el proceso, corren más riesgo de expolio.

Todos estos enclaves son parte de un legado para la humanidad que se debe conservar y preservar para las generaciones futuras. “La noticia de la declaración del Paisaje de la Luz como Patrimonio Mundial ha sido acogida con cierto recelo por parte de las asociaciones dedicadas a la protección del patrimonio y el entorno, que denuncian que la Comunidad de Madrid no se ha caracterizado precisamente por velar por nuestro patrimonio histórico y cultural”, comenta Manuela Villa Acosta, diputada del Grupo Socialista en la Asamblea, que ha registrado preguntas parlamentarias sobre esta cuestión dirigidas a la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte. El objetivo es que se informe de qué planes existen para proteger y culminar los expedientes de estos edificios.

Fachada del Palacio de Velázquez, otro de los edificios del Paisaje de la Luz cuyo expediente sigue incoado.
Fachada del Palacio de Velázquez, otro de los edificios del Paisaje de la Luz cuyo expediente sigue incoado. CLAUDIO ÁLVAREZ

La Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid expone que el informe de ICOMOS sobre la candidatura del Paseo del Prado y del Buen Retiro recomendaba perfeccionar la protección jurídica de los bienes culturales incluidos en el Paisaje de la Luz. “Esta cuestión se incluyó en el acuerdo de inscripción de la Unesco y desde la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte se trabajará, en colaboración con el Ministerio de Cultura y Deporte y el Ayuntamiento, para aprobar la fórmula más satisfactoria que garantice la perfección jurídica de los bienes culturales protegidos”, declara un portavoz. De ahí que una de las posibilidades que estudiarán sea la declaración como BIC de este paisaje urbano natural con la misma delimitación que fue aprobada por la Unesco, algo que englobaría a los edificios citados.

Los bienes incoados, es decir, aquellos cuyo expediente está en marcha y que pueden ser consultados públicamente, tienen una salvaguarda menor que los que ya han sido beneficiarios de la distinción. Por ejemplo, la zona de amortiguamiento de los edificios, su entorno, también se protegería, explica Villa. La declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) conlleva además una serie de obligaciones y trámites a seguir a la hora de que se inicie alguna obra. La Consejería competente en materia de Patrimonio Histórico debe autorizar cualquier modificación para asegurar que las intervenciones sean mínimas y que no se alteran los valores singulares. Una manera de evitar actuaciones innecesarias que pongan en peligro la integridad de los inmuebles.

En relación a los expedientes, al ser de titularidad estatal, corresponde al Ministerio de Cultura y Deporte pronunciarse sobre la protección concreta de estos inmuebles, señalan desde la Consejería de Cultura, pero matizan que disponen de protección al estar incluidos dentro del Conjunto Histórico de la Villa de Madrid y del Jardín Histórico del Buen Retiro, ambos declarados como BIC. Manuela Villa, en cambio, intuye que estos expedientes podrían haber caducado, y que es probable que el proceso tenga que volver a iniciarse desde el principio. Esta situación afectaría a unos 100 bienes de la Comunidad de Madrid.

Uno de los motivos que esgrime la diputada socialista sobre un retraso de más de 40 años es la falta de personal de la Dirección General de Patrimonio Histórico, que podría ser clave para entender por qué no se han culminado los expedientes BIC de los edificios que están dentro del Paisaje de la Luz, y de otros bienes de alta relevancia. “Hay primero una falta de interés y sinceramente tiene que ver con una cuestión cultural de nuestro país, como que no valoramos el patrimonio en su justa medida. Una de las reivindicaciones constantes del sector y las asociaciones como Madrid. Ciudadanía y Patrimonio, es que falta personal, y la hacemos nuestra también. Llevar a término estos expedientes es bastante laborioso, no es nada fácil. Hay que hacer consultas y hablar con muchos actores. Es mucho trabajo”, explica Villa, que quiere lanzar esta propuesta desde un punto de vista constructivo, aprovechando el impulso y la notoriedad que ha adquirido el Paisaje de la Luz tras su entrada en la Unesco.

Ante el anuncio del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, de un Festival de la Luz y un Centro de Interpretación en otoño para dar visibilidad al paisaje natural urbano del paseo del Prado y el Retiro, Villa opina que se está empezando a construir la casa al revés. “Las festividades me parecen fenomenal, pero son el tejado. Los cimientos están muy débiles. Lo importante es que este patrimonio que ha sido reconocido mundialmente esté bien conservado y mantenido”, continúa, en un intento de que la Comunidad de Madrid agilice los expedientes, los coloque dentro de su agenda y refuerce a la Dirección General de Patrimonio Histórico para que pueda hacer frente a la regularización de estos BIC.

En el 2013 se aprobó la ley de Patrimonio Histórico, que está impugnada en un 20% en el Tribunal Superior porque rebajaba la protección de la ley nacional, prosigue Villa. Aunque se está ultimando un primer borrador de la nueva Ley de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid, cuya tramitación está prevista a partir de septiembre, la diputada socialista recuerda que es un asunto urgente “porque hay muchos vacíos para que se cometan tropelías”. Añade que la Comunidad de Madrid tendrá que acoplarse a la jurisprudencia estatal y a otros convenios que han surgido a nivel internacional. “Lo que consideramos patrimonio evoluciona y esta ley del 2013 no tiene en consideración todas estas cosas”, concluye Villa.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50