Jazz Palacio Real 2021

El jazz inunda este verano los Reales Sitios de Madrid

Patrimonio Nacional presenta la segunda edición de un ciclo, organizado en exteriores, que apuesta por las voces femeninas y por artistas como Silvana Estrada, Chucho Valdés o Zenet

La fachada principal del Palacio Real de Aranjuez.
La fachada principal del Palacio Real de Aranjuez.Jose Gabriel Magide Spiritto / EyeEm / getty images

A Toni Zenet le parece que un enorme escenario en medio de una playa es un espacio muy frío para tocar. Su sensación cambia en lugares como los Jardines del Campo del Moro, que será uno de los escenarios de la segunda edición de Jazz Palacio Real 2021, que se celebra entre julio y septiembre. La naturaleza casi invade allí a los asistentes al acto para presentar el ciclo y los sonidos de pájaros e insectos se cuelan en los micrófonos. “Hay mucho de simbólico en este acto. Primero el esfuerzo del año pasado, y también que Patrimonio Nacional realice estos conciertos. Debería ocurrir siempre. Doy gracias a la cabezonería y al tesón porque espacios como este se deberían poner al servicio de la ciudadanía”, ha señalado el artista malagueño sobre las melodías que irrumpirán en los Reales Sitios de la comunidad: son 29 conciertos en Madrid ―donde montarán dos escenarios, uno de ellos el que han utilizado para la inauguración―, Aranjuez y en el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Además, hay otros dos en el palacio de la Almudaina, en Palma de Mallorca, y en la Granja de San Ildefonso (Segovia).

Más información

“La música vuelve a lugares que nunca fueron mudos, ni silientes”, según la presidenta de Patrimonio Nacional, Llanos Castellanos. Artistas como María Berasarte, Chucho Valdés o Silvana Estrada ocuparán, del 20 de julio al 12 de septiembre y a partir de las nueve de la noche, los escenarios al aire libre. En 2020 congregaron a más de 7.600 espectadores, con restricciones de aforo por la Covid-19 y este año aspiran a llegar a los 16.000 espectadores, que podrán comprar las entradas por el coste de gestión, 1 euro, en la web de Patrimonio Nacional.

Las voces femeninas son las protagonistas de esta segunda edición, en ellas quieren poner toda la luz. “Ellas han sido inspiraciones muchas veces silenciadas, han estado en el ángulo oscuro del foco de la historia”, ha reconocido la directora sobre proyecto La mujer en la música.

El pianista y jazzista cubano Chucho Valdés: la presidenta de Patrimonio Nacional, Llanos Castellanos; Toni Zenet y la cantante de fados María Berasarte en la presentación del ciclo.
El pianista y jazzista cubano Chucho Valdés: la presidenta de Patrimonio Nacional, Llanos Castellanos; Toni Zenet y la cantante de fados María Berasarte en la presentación del ciclo. A. Pérez Meca / Europa Press

Para la programación enfocada en las artistas cuentan con los conciertos Clásicas versus clásicos, Clásicos versus clásicas ―donde retoman la aportación de Fanny Mendelssohn, como una réplica para mostrar que tenían talento―, Damas del Jazz & Soul, Grandes cantautoras norteamericanas y María Berasarte, canción francesa y fado en femenino. Como su nombre indica, la última cantante trae el influjo del norte y del país vecino con temas en francés, portugués y euskera.

“Es difícil hablar de voces tan importantes, feroces como son las de Teresa Tarouca o Edith Piaf”, ha reconocido Berasarte. La artista ha recordado que en 2007, cuando grabó su primer disco ―”que siempre es el más importante”―, se lo dedicó al lado tradicional de la capital portuguesa: “Estuve escuchando esas voces tan importantes que han cambiado el rumbo de mi vida. Esas canciones que son más que esa banda sonora”. Su intención es que las sonoridades de ciudades como Lisboa y París se unan, y su ilusión, que el 25 de julio pueda ofrecer su “corazón”. “Y lo que han servido a lo largo de mi vida estas voces”, admite, con emoción.

Sorpresas

Quedan sorpresas por desvelar, pero la artista mexicana Silvana Estrada ha querido soltar una píldora: Leiva es uno de los músicos españoles que la acompañarán. El pianista Chucho Valdés se ha querido unir a los anuncios: “Vengo con mi cuarteto y hemos hecho ensayos para traer el sabor puro de mi país. Mi banda creó la timba cubana, pero estoy en otra onda, en la timba africana. Todo para la gozadera, como decimos allá; que necesitamos renovarnos, hace falta alegría y ritmo”.

Ataviado con característica boina hacia atrás, unas gafas llamativas y una enorme sonrisa, Valdés ha mostrado su ilusión por volver a Europa después de la pandemia: “La idea de esta segunda edición es mágica. No solo por el desarrollo del jazz, sino de la música en general, que tiene mucha importancia. Ojalá muchos lugares tuvieran iniciativas como estas”. En medio del discurso, se ha desatado su emoción: “Yo os aplaudo, felicito a los organizadores”. Y ha animado a todos a acompañarle.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50