Ayuntamiento de Madrid

La oposición en Madrid pedirá la destitución del delegado del área social

Más Madrid y PSOE llevan al pleno una reprobación del concejal José Aniorte, que acusa a los grupos de la izquierda de “inoperancia”

Pepe Aniorte, delegado del área social, durante el Pleno del mes pasado
Pepe Aniorte, delegado del área social, durante el Pleno del mes pasadoLuis de Vega

La oposición en el Ayuntamiento de Madrid pedirá este martes la reprobación de José Aniorte, el delegado de Asuntos Sociales, de Ciudadanos, en el pleno del Ayuntamiento. Consideran que su gestión es un fracaso en un momento de necesidad social tras la pandemia. Y señalan como los principales fallos del departamento la implantación de la tarjeta Familias, además de sus decisiones respecto a las políticas de igualdad de género, que acabaron con la salida de la directora general de Igualdad.

La pandemia ha puesto en el último año más en la picota al área social del gobierno municipal del Partido Popular y Ciudadanos, que mantiene importantes frentes abiertos. El problema de la falta de luz en la Cañada Real se ha alargado ya más de cuatro meses; la Tarjeta Familias anunciada el pasado verano como gran revulsivo de las colas del hambre, apenas ha echado a andar; el déficit de trabajadores en los servicios sociales persiste pese al aumento de la plantilla; no hay declaraciones institucionales contra la violencia machista o por el 8-M; y las 21 medidas para combatir la violencia machista no acaban de implantarse. La última gran polémica ha sido la reciente reestructuración del organigrama del área con la salida de la directora de Igualdad, Rosa Gómez, por diferencias con el equipo de gobierno.

Más información

Todo ello mantiene soliviantada a la oposición. Para hacer patentes sus quejas, Más Madrid y el PSOE llevan al Pleno de Cibeles este martes la reprobación del delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte (Ciudadanos). Ambas formaciones pedirán su destitución al alcalde, José Luis Martínez-Almeida (PP), conscientes de que no cuentan, en principio, con los votos necesarios para que la proposición salga adelante. En caso de que la reprobación fuera aceptada, como ya ocurrió con la presentada contra el portavoz de Vox, Javier Ortega Smith, a finales de 2019, esta no tiene consecuencias políticas.

“El texto de la proposición está plagado de falsedades y manipulaciones para justificar lo injustificable. Nadie en la oposición podrá negar que el área social ha sido dialogante desde el primer día del mandato”, señala molesto Aniorte. El delegado cree que lo que se escenifica en Cibeles es “síntoma de una oposición desnortada y avergonzada por su inoperancia durante cuatro años en las políticas sociales y de igualdad. Se debe a su frustración al ver que lo estamos haciendo mejor que ellos en un terreno que consideraban el suyo”.

La solicitud de reprobación de Aniorte “responde fundamentalmente a su manifiesta incapacidad para dirigir las políticas sociales y a su falta de valentía para defender a las mujeres madrileñas ante la tutela ejercida por Vox”, justifica el concejal socialista Ignacio Benito. El delegado “niega la realidad y se instala en la autocomplacencia” y “ningunea” a las entidades vecinales que plantan cara a las colas del hambre, acusa el edil Javier Barbero, de Más Madrid.

Igualdad

Aniorte trató de relacionar salida del equipo de gobierno de la directora de Igualdad, Rosa Gómez, con su jubilación, cuando en realidad hubo un desencuentro que acabó con ella destituida. La polémica coincidió con la aprobación de la eliminación de un mural feminista en Ciudad Lineal gracias al apoyo de Ciudadanos y PP a la iniciativa de Vox. La oposición cree que “la Igualdad es su cortijo, en el que deciden quiénes entran y quiénes no”, se defienden desde el equipo del delegado. “Prefieren hablar de un mural que no se va a borrar y de una Dirección General que no desaparece” y, añaden, mantiene su presupuesto y personal. En el Pleno de Cibeles de hoy tampoco habrá por segundo año consecutivo declaración institucional de apoyo a la celebración del Día de la Mujer, que se celebra cada 8 de marzo. El reglamento del Consistorio no exige sin embargo que estas declaraciones deban salir adelante por unanimidad. La oposición se queja también de que las 21 medidas aprobadas hace más de un año para luchar contra la violencia de género no se han implantado, mientras que desde el área afirman que se cumplen al “80 %”.

Cañada Real

“¿Quieren reprobar a alguien por Cañada? Empiecen por reprobar al señor Franco”, señalan fuentes del equipo de Aniorte, refiriéndose a José Manuel Franco, delegado del Gobierno y secretario general del PSOE madrileño. El Ayuntamiento insiste en que el problema de la falta de suministro eléctrico en la Cañada Real se debe a la proliferación de plantaciones de marihuana y la lucha antidroga compete a la Delegación del Gobierno. Más Madrid y PSOE recuerdan que hay 4.000 vecinos sin luz desde octubre, de los que 1.800 son niños, y que el Consistorio no debe ser ajeno a la búsqueda de una solución. Además, el pacto firmado en 2017 por las tres administraciones se compromete a garantizar ese suministro.

Tarjeta Familias

La oposición considera esta medida como uno de los grandes fiascos. Su objetivo es dignificar la ayuda a los más vulnerables con una tarjeta prepago. Se anunció en agosto con un presupuesto de 27 millones de euros y 27.000 familias como potenciales destinatarios. Seis meses después, solo se han concedido unas 1.300. Mientras, las despensas solidarias improvisadas en muchos barrios de la capital siguen repartiendo comida ante las colas del hambre. El Ayuntamiento defiende que el principal peso de la asistencia se lleva desde sus equipos de Servicios Sociales.

Servicios Sociales

Casi la mitad de los distritos de la capital, nueve de 21, están por debajo de la ratio de un trabajador social por cada 6.000 habitantes que fija el propio Ayuntamiento. Se trata de Retiro, Salamanca, Chamartín, Hortaleza, Fuencarral-El Pardo, Arganzuela, Moncloa-Aravaca, Chamartín y Barajas. La pandemia ha multiplicado el trabajo de los centros de Servicios Sociales, que ya venían arrastrando un importante déficit desde antes de la llegada de la covid-19. El virus ha hecho que un tercio de los hogares haya visto reducida su entrada de ingresos en la ciudad de Madrid. El equipo de Aniorte defiende que ha ampliado la plantilla con 264 nuevos efectivos, “llenando el déficit que llevó a los trabajadores sociales a una huelga contra el anterior equipo de gobierno”. Insisten en que “es falso que no se cumplan las ratios previstas”. “De todas las falsedades de esta proposición esta probablemente sea la más desvergonzada”, comentan fuentes del equipo del delegado.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50