Gastronomía

Así son los perritos calientes que Dabiz Muñoz vende en su Food Truck en AZCA

El cocinero con tres estrellas Michelin anunció en Instagram donde había instalado su camión de comida callejera

El 'food truck' de Dabid Muñoz instalado en Azca.
El 'food truck' de Dabid Muñoz instalado en Azca.Almudena Ávalos

Dabiz Muñoz, único cocinero con tres estrellas Michelin de Madrid por su restaurante DiverXO, anunció este viernes en su cuenta de Instagram -ante más de un millón de seguidores- el emplazamiento sorpresa donde ha instalado su camión de cocina callejera. El ‘food truck’ GoXO se halla en la plaza de Manuel Gómez-Moreno, junto a la puerta del Gourmet Experience de El Corte Inglés. Se accede por la calle Orense y, en principio, abre todos los días de 12.00 a 21.00, aunque estos primeros días el horario puede variar.

Perrito caliente Mumbai de Dabiz Muñoz, en el nuevo 'food truck' del chef.
Perrito caliente Mumbai de Dabiz Muñoz, en el nuevo 'food truck' del chef.A. Á.

Minutos antes de la inauguración, más de cincuenta personas hacen cola en la plaza mientras el termómetro no regala ni un grado más de cinco. Cuando se levanta la persiana lateral del vehículo, ocho cocineros se mueven en su interior al ritmo frenético de la ya característica música de StreetXO, el local más informal de Muñoz. Despachan rápido y consiguen que la fila avance con fluidez aunque no mengua por la llegada de más público.

La carta es escueta y se compone solo de seis referencias: dos tipos de perritos calientes (12 euros cada uno), un plato de dumplings (12 euros), una ración de tarta de queso (10 euros) y dos cócteles (12,50 euros por combinado). El perrito Japo Coreano está hecho con un esponjoso brioche de mantequilla tostada, una salchicha Frankfurt ahumada a la brasa, kétchup casero de kimchi, mayonesa cítrica de yuzu y trufas negras, yema de huevo cremosa y migas de tempura. El perrito Mumbai consta del mismo brioche y salchicha Frankfurt que el Japo Coreano, pero viene aderezado con una salsa masala de tomates en rama maduros, alioli de curry Vindaloo, menta escabechada, chutney y lo coronan dos Pani Puri, bolas indias huecas y crujientes de coco.

Los tres platos salados de GoXO son dos perritos calientes y unos dumplings.
Los tres platos salados de GoXO son dos perritos calientes y unos dumplings.A. Á.

El tercer plato salado lo forman cuatro raviolis chinos al vapor rellenos de verduras al wok, acompañados de boloñesa de vaca vieja y chorizo ahumado de León con cinco especias chinas, espuma de parmesano y jugo de mostaza y miel. Quien haya probado la lasaña de StreetXO o los gnocchi de el ‘delivery’ GoXO, reconocerá su potente sabor. El único postre de la carta es la tarta de la Pedroche elaborada con quesos frescos y parmesano, galleta con mantequilla tostada y pimienta de Sichuan.

Y en la sección de bebidas, además de agua, refrescos y cerveza, ofrecen una caipiroska de kumquats (naranjo enano) con vainilla, chile chipotle, yuzu y vodka y una margarita thai de mezcal con jalapeños, lemongrass, triple seco, lima verde y lima kaffir. Sirven todo en bandejas para que los clientes se busquen la vida a la hora de tomarlo en la plaza y también cuentan con once pequeñas mesas situadas debajo de la fachada de El Corte Inglés con estufas de techo. Al terminar, cada comensal limpia su bandeja en una papelera como en los establecimientos de comida rápida y el hueco que deja libre lo ocupa rápidamente el siguiente de la fila.

A. Á.

El pequeño ejército de cocineros del GoXO viste de negro y se distingue uno con camiseta gris. Es Dabiz que ha venido a supervisar la inauguración camuflado bajo un gorro y la mascarilla. Dentro del camión da las últimas instrucciones a su equipo y no duda en coger el sifón para rematar algunos platos delante de unos clientes que no le reconocen.

La cola no deja de crecer y atraviesa toda la plaza. A las pocas horas, el chef se escapa por la parte de atrás del ‘food truck’ rumbo a su restaurante DiverXO para dar el servicio de cena. “Me dicen hace siete meses que voy a estar haciendo un ‘food truck’, cajas de navidad o el GoXO y me río a carcajadas porque no me lo creo”, explica Dabiz rápidamente. “Pero si algo he descubierto durante el confinamiento, que quizá lo había olvidado un poco con DiverXO y los StreetXO de Madrid y Londres, es que me flipa cocinar en cualquiera de las versiones. Soy igual de feliz aquí hoy, haciendo un ‘delivery’ o cocinando en DiverXO. Y ahora estoy más dispuesto a disfrutar de mi profesión que antes. Me veo más capacitado y con más ganas que nunca”, añade. Avisa que pronto tendrá más novedades. Pero por el momento, quien quiera disfrutar al aire libre de un perrito caliente 100% Dabiz Muñoz ya sabe dónde acercarse.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50