La crisis del coronavirus

Almeida pide ayuda a los padres para que los jóvenes respeten el toque de queda

“El ocio cultural y la hostelería no son determinantes en la tasa de contagio” y han hecho inversiones importantes para garantizar la seguridad, defiende el alcalde de Madrid

Almeida, durante su visita a una planta municipal de reciclaje este lunes. En vídeo, las declaraciones del alcalde de Madrid.LUIS DE VEGA / VÍDEO: ATLAS

El alcalde de Madrid, consciente de que es complicado poner freno al ocio nocturno dentro de las viviendas, ha pedido este lunes a los padres que conciencien a sus hijos de la necesidad de cumplir las restricciones que impone el toque de queda. De fondo están la proliferación de fiestas clandestinas y botellones en la capital. José Luis Martínez-Almeida diferencia bien ese tipo de reuniones nocturnas de las actividades culturales como los cines y los teatros y de la hostelería, que no considera peligrosos y que entiende que han de continuar.

El alcalde ha acusado al Gobierno del presidente Pedro Sánchez de querer imponer seis meses de toque de queda y restricciones “sin control parlamentario prácticamente y sin control judicial”. Desde este lunes, más de medio millón de madrileños de 12 municipios, incluida la capital, vuelven a estar confinados.

La movilidad y la concentración de personas son “vectores principales” de la transmisión, por eso pide poner coto al ocio nocturno clandestino, al ámbito social y las reuniones en viviendas. “El ocio cultural y la hostelería no son determinantes en la tasa de contagio” y además han hecho inversiones importantes para poder hacer frente a las restricciones. No cree, por tanto que cines, teatros o restaurantes deban echar el cierre porque se han adaptado a las exigencias impuestas para frenar la expansión de la covid-19.

Sí hay sin embargo un ámbito que parece fuera de control, que el del consumo del alcohol en vía pública y las fiestas en viviendas. “Los padres tienen un deber especial de responsabilidad respecto de sus hijos en estos momentos. Transmitirles la necesidad de que tienen que quedarse en casa y respetar el toque de queda”, ha comentado durante su visita a una planta municipal de reciclaje. “En ocasiones debe de ser complicado retener a los hijos. Ya saben que yo no soy padre”, ha añadido Almeida.

En este sentido, ha insistido en que es “difícil” para los policías controlar el ocio nocturno dentro de las viviendas. Madrid es escenario frecuente de cientos de fiestas en pisos especialmente durante los fines de semana, que incumplen las medidas dictadas por las autoridades para combatir, la expansión del coronavirus. El pasado fin de semana, la policía intervino en 300 fiestas ilegales. Durante los 14 días del anterior estado de alarma en Madrid, decretado el 9 de octubre, los agentes municipales interpusieron 3.228 sanciones por botellones, denunciaron a 2.005 personas por participar en reuniones de más de seis personas, sancionaron a 166 establecimientos por incumplir el límite de horario y disolvieron 550 fiestas ilegales.

“No hay que avergonzarse por hablar de toque de queda”m ha dicho el primer edil de la capital, que ha pedido huir de eufemismos y llamar a las cosas por su nombre. A Almeida no le cabe duda de que España está bajo toque de queda y el Gobierno no puede seguir haciendo una interpretación “retorcida” del lenguaje para escapar a ese término.

Almeida ha tratado de restar importancia a las polémicas declaraciones de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso,el domingo en Telemadrid sobre el personal que atenderá el nuevo hospital de pandemias, el Isabel Zendal. “Son preguntas que no se hacen a un presidente autonómico normalmente”, llegó a responder Ayuso visiblemente incómoda a la reportera, que insistía en que aclarara de dónde iban a salir los refuerzos de personal a los que aludía. Es más el alcalde ha transmitido su “enhorabuena” a la presidenta por esa entrevista.

Más información

Lo más visto en...

Top 50