La crisis del coronavirus

Vox entrega al PSOE la presidencia de la comisión de investigación de las residencias en Madrid

Más de 6.000 ancianos han fallecido en los asilos hasta el mes de junio

Una trabajadora de la residencia Mirasierra traslada a una residente.
Una trabajadora de la residencia Mirasierra traslada a una residente.Fernando Alvarado / EFE

Vox sigue en sus trece. La comisión que investigará el drama del coronavirus en las residencias de la Comunidad de Madrid durante los meses de febrero a junio tendrá la batuta del PSOE. Los socialistas presidirán la comisión tras contar con los votos favorables de Más Madrid y Unidas Podemos a su candidato, el diputado José Ángel Gómez Chamorro. La formación de Santiago Abascal, que dio el Gobierno regional a la presidenta Isabel Díaz Ayuso con sus 12 diputados el pasado mes de agosto, decidió votar a su propio candidato. Con este movimiento, las cuentas del ala derecha del Parlamento no han salido en una comisión que será clave para el Gobierno regional en los próximos meses.

La comisión de investigación está formada por 18 diputados, a razón de tres diputados por partido político (PSOE, PP, Cs, Más Madrid, Vox y Unidas Podemos). Populares y Ciudadanos se han puesto de acuerdo en votar al diputado de Génova Diego Sanjuanbendito Bonal, que ha logrado seis votos a favor. La izquierda, sin embargo, se ha presentado unida a la comisión y ha apostado por el candidato socialista Gómez Chamorro, que ha logrado nueve votos a favor.

Vox ha votado a su candidato y solo ha logrado sus tres votos. “Esto es un paso más en el pacto de exculpación entre PP y PSOE+Podemos”, ha dicho el partido en una nota de prensa tras la constitución de la comisión. “Los candidatos propuestos por esta formación solo recibieron el apoyo de sus propios diputados, mientras quedaba en evidencia el pacto del consenso progre para ocultar la desastrosa gestión de unos y otros que tan graves consecuencias ha tenido en esta crisis sanitaria”.

El presidente de la comisión, José Ángel Gómez Chamorro, ha hecho un discurso breve y ha anunciado que la intención de todos es conocer la verdad de lo acontecido en las residencias de Madrid. “Esperemos que la comisión sirva”, ha dicho. “La misión no es otra que mirar por los intereses de los familiares y residentes de la Comunidad y que los hechos ocurridos no vuelvan a ocurrir”.

La comisión investigación comenzará en cinco días con las propuestas de ponentes por parte de todos los partidos. El debate se centrará en el drama vivido en las 675 residencias de la región durante la pandemia. El impacto del coronavirus en estos centros ha sido feroz. Solo en marzo fallecieron 1.364 residentes y solo el 13% recibió asistencia sanitaria, según publicó InfoLibre. Más de 6.000 ancianos han fallecido en las residencias hasta el mes de junio. A esto se suma, que el consejero de Sanidad popular no contestó a los correos electrónicos de petición de ayuda de su compañero de Ciudadanos en el Gobierno regional. La situación derivó en un enfrentamiento público entre ambos. “Esto [publicar los correos] es una traición. Yo no lo hubiera hecho”, dijo el consejero del PP. La comunicación entre ambas consejerías durante el mayor pico de la pandemia fue nula.

La gestión de la presidenta Ayuso está bajo la lupa de la justicia tras las denuncias de decenas de familias que aseguran que sus mayores fueron discriminados por edad, por ser dependientes o simplemente por vivir en una residencia y no tener cobertura sanitaria privada. Madrid elaboró y distribuyó a sus profesionales protocolos con criterios de exclusión para no derivar a residentes a unos hospitales que a finales de marzo y principios de abril estaban desbordados. Madrid llegó a tener 1.528 camas de UCI ocupadas cuando antes de la pandemia solo disponía de poco más de 600. Casi triplicó su capacidad.

Pese a todo, la constitución de la mesa de la comisión ha vivido un momento cómico cuando el diputado de Vox presentaba a su propio candidato. “Presentamos a José Ignacio Arias Navarro”, dijo el parlamentario Mariano Calabuig, confundiendo al expresidente de la dictadura franquista con su compañero de partido, José Arias Moreno. La confusión ha derivado en las carcajadas del resto de portavoces y diputados. “Lo siento. Me ha salido solo, lo siento”, se excusaba el diputado de Vox.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad



Más información

Lo más visto en...

Top 50