La crisis del coronavirus

El PSOE lleva a la Fiscalía el contrato ‘fantasma’ de Madrid con Room Mate, la cadena del apartotel de lujo donde se alojó Díaz Ayuso

La denuncia se refiere a un contrato que apareció durante unas horas en el Portal de Contratación de la Comunidad por un valor de más de medio millón de euros

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante el pleno de la Asamblea de Madrid este jueves.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante el pleno de la Asamblea de Madrid este jueves.Fernando Alvarado / EFE

El PSOE de Madrid ha presentado este lunes por la mañana una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por un delito de falsedad de documento público. Los socialistas piden investigar las supuestas irregularidades en la adjudicación de un contrato publicado en el portal de contratación de la Comunidad el 13 de mayo a la cadena hotelera Room Mate, propiedad del empresario Kike Sarasola, el dueño de la cadena en el que Ayuso pasó el confinamiento y que resultó polémico por el precio reducido que se le aplicó. 

La cadena de hoteles Room Mate cedió a la Comunidad de Madrid seis hoteles en la capital durante el pico de la pandemia: cuatro para sanitarios y dos para personas mayores sin coronavirus. De esos dos hoteles para mayores solo se puso uno en marcha, sobre el que aparece como adjudicatario la Coordinadora del Tercer Sector, encargada de prestar los servicios sanitarios. Pero, antes, en el Portal de Contratación de la Comunidad llegó a figurar como adjudicatario de dicho contrato la empresa Room Mate de Sarasola, por un importe de 565.749, 58 euros, como se puede ver en la imagen superior. Esta adjudicación a Room Mate desapareció a las pocas horas y se atribuyó a un “error”, según contó la Consejería de Políticas Sociales. Se cambió la información, quedando como adjudicatario  la Coordinadora del Tercer Sector y  por un valor de 240.443,57 euros.

“Entendemos que la Fiscalía tiene que indagar para aclarar si estamos ante un error o estamos ante hechos que pudieran ser objetos de reproche penal”, dijo la secretaria de Organización de los socialistas madrileños, Carmen Barahona, en una rueda de prensa telemática.. “Mucho hablar de reconstruir para después judicializar la política, lograr un titular e intentar bloquear un gobierno”, señaló al respecto el portavoz del PP en la Asamblea, Alfonso Serrano, en su cuenta de Twitter.

La denuncia de estos hechos sobre el contrato “fantasma” se dirige, según los socialistas, contra todas aquellas personas que puedan aparecer en la investigación como responsables. Por ello, creen que la Fiscalía debe comenzar a indagar “por la presunta comisión de delitos de falsedad en documento público o, en su caso, de alguno de los delitos contra la Administración Pública, sin perjuicio de lo que finalmente se acredite con la investigación”. Ayuso anunció a mediados de mayo en la Asamblea que abriría una investigación interna para determinar qué ha ocurrido para que se publicara un contrato que considera inexistente, y por tanto, falso. “Es absolutamente falso que Room Mate haya solicitado, recibido o haya sido adjudicatario de cualquier contrato con la Comunidad de Madrid”, afirmó en un comunicado la cadena hotelera, que siempre ha defendido que cedía gratis sus instalaciones.

El apartotel de Ayuso, en el punto de mira

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, se alojó, pagado de su bolsillo, durante gran parte de la pandemia en un apartotel que la empresa Room Mate tiene en Plaza de España de Madrid. “Le hicimos un paquete [de alojamiento] tres días antes del confinamiento”, dijo el empresario Kike Sarasola en una entrevista en Antena 3 el 13 de mayo. “Justo antes de declararse el estado de alarma, ella empezó a buscar una casa porque vive en un piso pequeño. El mío era perfecto y le hicimos un paquete. No entiendo este ensañamiento contra ella”, señaló. “Ella necesitaba una serie de características, un aparcamiento, que se le hiciera limpieza, seguridad, un sitio donde trabajar... Un apartamento y le hemos prestado un salón de otro apartamento porque, por desgracia, tengo el hotel vacío”.

Ayuso se alojó en el apartotel el 16 de marzo, cuando anunció su positivo por covid-19, en el hotel de lujo Be Mate Plaza de España. Usó la Royal Suite, en la planta ocho, para trabajar y un apartamento en la planta inferior para dormir. Un portavoz de la empresa Room Mate negó a este periódico que Ayuso haya recibido trato de favor, pero los precios son públicos en la web. Un cliente ordinario pagaría 2.400 euros al mes por usar la Royal Suite durante una larga estancia. Pero Ayuso abonó supuestamente esa cantidad por el disfrute de dos apartamentos.

Más información

Lo más visto en...

Top 50