La crisis del coronavirus

Interceptados dos envíos de drogas a través de empresas de reparto

No es la única forma de seguir comprando droga en tiempos de confinamiento, pero sí la más utilizada, según la Policía Municipal de Madrid

Un 'rider' de Glovo circula por la Puerta del Sol el 4 de abril.
Un 'rider' de Glovo circula por la Puerta del Sol el 4 de abril.ricardo rubio / Europa Press

Dos mensajeros llevaban el pasado fin de semana en sus motos algo más que comida y medicamentos de un punto a otro de Madrid. Agentes del distrito Centro interceptaron camuflados entre estos productos dos envíos de estupefacientes. “No es la única forma de seguir comprando droga en tiempos de confinamiento, pero sí la más utilizada", explica una portavoz de la Policía Municipal de Madrid

En uno de los casos, fue el propio repartidor el que se dio cuenta de lo que pasaba. Vio que el paquete que transportaba no coincidía con la especificación del envío, por lo que miró lo que era y se encontró con un envase de cacao. Dentro había un trozo de sustancia sólida blanca (droga sintética), junto con un bote con líquido (al parecer ácido gamma-hidroxibutírico o GHB).

El otro envío de droga, detalla la portavoz, se interceptó el 5 de abril sobre las doce y media. Unos agentes realizaban un control de movimientos en virtud del real decreto de estado de alarma cuando pararon a un repartidor de Glovo también el en centro, cerca de Atocha. El trabajador les explicó que había recogido en un domicilio productos farmacéuticos y los estaba llevando a otro.

Cuando abrieron el contenido del cajón, hallaron una bolsa con un frasco con una etiqueta de omeprazol de la la marca Sandozcare. Pero no tenía precinto de seguridad y llevaba papel celofán, lo que indica que había sido manipulado. Lo abren y encuentran 12 cápsulas de color negro y, debajo, algodones que ocultaban bolsitas de plástico con “dos piedras blaquecinas, al parecer cristal, metanfetamina". El repartidor es un trabajador habitual de la empresa de 29 años, que dijo no tener ni idea de lo que en realidad llevaba ni la procedencia del envío. Ambos casos, junto con la identificación de las personas que enviaron los pedidos, se han puesto en conocimiento de la Policía Nacional. De momento, no hay detenciones.

No es el primer envío de droga por mensajería que detecta la policía. “Hay diversas formas de comprar droga, pero la de Glovo es la que está ocurriendo mucho”, apunta la portavoz sin dar más detalles. En Madrid, se dice que otro método es quedar en un supermercado, pero la policía “no tiene conocimiento de que esté ocurriendo ni ha llevado a cabo ninguna intervención en este sentido”. A juicio de la policía, ha bajado “mucho” el menudeo de droga, pero no disponen de datos.

El lunes, un hombre fue arrestado en el distrito de Retiro por llevar varias sustancias estupefacientes en la mochila y, el sábado, fue detenido otro en el distrito de Carabanchel tras una persecución a pie e intento de agresión a los agentes. Llevaba 10 placas de sustancia estupefaciente, 995 gramos. El jueves, desmantelaron en Villa de Vallecas una plantación de marihuana oculta con 24.8 kilos de droga en un bar que funcionaba en pleno estado de alarma.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50