La crisis del coronavirus

Incineraciones con lista de espera

Algunas funerarias privadas empiezan a dar citas con hasta tres días de demora

Empleados de una funeraria, este viernes, a la salida del mortuorio del hospital Severo Ochoa de Leganés.
Empleados de una funeraria, este viernes, a la salida del mortuorio del hospital Severo Ochoa de Leganés.VÍCTOR SAINZ

Dos y tres días. Eso es lo que están tardando algunas funerarias de la región en incinerar a los fallecidos. La falta de medios y el incremento de las muertes por el coronavirus en las últimas jornadas hacen que algunas empresas tengan que demorar las cremaciones. La Empresa de Servicios Funerarios de Madrid (SFM), dependiente del Ayuntamiento de la capital, ha reforzado el servicio en los cuatro hornos que dispone (dos en el cementerio de La Almudena y otros dos en el cementerio de Carabanchel) para que estén funcionando las 24 horas del día, según un portavoz municipal.

Desde que se desató el brote de coronavirus habían muerto hasta este viernes 1.002 personas, de las que 628 corresponden a la región madrileña, es decir, el 62,7% del total. Solo en las últimas 24 horas, se sumaron 130 casos. Esto hace que los servicios funerarios se encuentren saturados en algunos momentos. El pasado miércoles cerró la funeraria de Morata de Tajuña (7.553 habitantes) después de que murieran cinco ancianos en una residencia de mayores de la localidad y algunos empleados del tanatorio dieran positivo en Covid-19.

El protocolo de las funerarias es muy estricto si el fallecido ha sido víctima del coronavirus. El cuerpo debe ser introducido por los sanitarios o por los empleados de la residencia en la que fallezca en un sudario especial. El saco, de color crema, lleva un aislamiento interno que impide cualquier fuga. La cremallera para cerrarlo se sella con un pegamento especial de forma que jamás se puede abrir de nuevo. Su coste supera los 250 euros. El ataúd se pulveriza con una disolución de agua y lejía para eliminar cualquier resto del virus. Además, está prohibido hacer autopsias o recoger muestras del cuerpo y las personas que lo manipulen deben llevar puesto en todo momento un traje especial que les aísle. El féretro se mete en cámaras frigoríficas aisladas del resto hasta la incineración o la inhumación.

En la Comunidad de Madrid hay 24 hornos crematorios. La incineración dura entre cuatro y cinco horas, según el modelo de cada empresa. Esto motiva que el proceso sea lento y, si una empresa tiene solo uno, tenga que esperar varios días, si se le acumulan los servicios, según reconocen fuentes del sector. “Se está notando un incremento en los últimos días, sobre todo, por parte de los familiares de fallecidos por el coronavirus”, añaden estas fuentes. La cremación cuesta entre 800 y 900 euros, casi lo mismo que una sepultura en algunas localidades. “La actual normativa no obliga a que los fallecidos por el virus sean incinerados, pero muchas familias están eligiendo este sistema porque lo que sí está prohibido es el velatorio. Como no pueden estar en el tanatorio, prefieren la cremación”, destacan otros funerarios.

Fuentes de la Empresa de Servicios Funerarios de Madrid afirman que en su caso se realizan las cremaciones dentro de las 24 horas siguientes a las 24 horas de espera desde el fallecimiento, tal y como exige la ley. “Como se trata de una situación excepcional y, aunque la SFM está poniendo todos los recursos posibles, no se descarta que llegue un momento en el que la espera se amplíe”, adelantan estas fuentes.

Algunas empresas rechazan esta versión de la empresa municipal. “Cuando llevamos a incinerar a personas que han muerto fuera de Madrid, nos lo retrasan todo lo que pueden de forma que ellos sí lo hacen en poco tiempo. El resto tenemos que esperar”, se quejan fuentes de las compañías privadas.

Un problema con el que se están encontrando los familiares de los fallecidos por causas distintas del coronavirus es el velatorio. Hasta el momento, no había ninguna orden que prohibiera estar en un tanatorio. Eso sí, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, reconoció que las concentraciones de personas como un velatorio sí podrían ser un foco de expansión de Covid-19. De ahí, que se estuviera valorando por parte de las autoridades ministeriales su restricción o su prohibición.

En el caso de los tanatorios de la SFM, se ha limitado a 10 el número de personas que pueden estar al mismo tiempo en una sala. Otras localidades, como Alcorcón, han sido más radicales. El Ayuntamiento cerró este viernes a las visitas el tanatorio y los cementerios municipales para evitar la concentración de personas y frenar así la propagación del coronavirus.

Las empresas piden cremar en Segovia y Toledo

El sector funerario cree que puede afrontar todos los casos que le vengan en los próximos días y rechazan que en España se puedan dar casos como en Italia, donde el ejército se ha tenido que encargar de los fallecidos ante la pandemia de la Covid-19. Representantes de las empresas han pedido a los responsables de la alerta sanitaria que se les permita la cremación de los muertos por coronavirus antes de las 24 horas que obliga la actual normativa de policía funeraria y que lleven prioridad ante otros féretros.

El presidente de la Asociación Española de Profesionales de los Servicios Funerarios (Aesprof), Juan Aguacil, explicó el viernes que se ha pedido al comité de la alerta sanitaria que las víctimas mortales por Covid-19 puedan incinerarse en las provincias limítrofes de la Comunidad de Madrid, como Segovia, Ávila, Toledo y Guadalajara. “El sector funerario es lo suficientemente grande para responder a lo que vaya surgiendo, pero, eso sí, necesitamos que nos permitan estos traslados interprovinciales para agilizar las cremaciones y que no haya saturación en zonas con mayor incidencia del virus, como está ocurriendo en la región madrileña”, afirmó Aguacil.

El responsable de Aesprof recuerda que los profesionales de las funerarias están haciendo “jornadas maratonianas” que superan hasta las 12 horas al día para no dejar ningún servicio sin atender. Lo que sí echa en falta Aguacil son los medios adecuados para poder recoger los cuerpos con Covid-19 como los equipos de protección individual, fundamentales para que los funerarios no terminen contagiados.


Información sobre el coronavirus:

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

- Medidas clave del estado de alarma.

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante el coronavirus

- Todas las medidas contra el coronavirus en Madrid

- En caso de tener síntomas, la Comunidad de Madrid recomienda evitar acudir al centro de salud salvo casos de extrema necesidad y utilizar el teléfono 900 102 112

Más información

Lo más visto en...

Top 50