CORONAVIRUS

Madrid cierra desde el sábado todos los comercios salvo los de alimentación y primera necesidad

Permanecerán abiertos gasolineras, farmacias, estancos y quioscos

Terraza de un restaurante vacío en la noche de el jueves, en el barrio de Chamberí, de Madrid. En vídeo, la declaración conjunta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.David Expósito | VÍDEO: ATLAS

Tras ver cómo el número de contagiados por el coronavirus se disparaba por encima de los 2.000 en la Comunidad de Madrid, provocando 86 muertes, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha decretado este viernes el cierre de todos los comercios de la región desde este sábado, con la excepción de los de alimentación y primera necesidad. La medida de cierre total afecta a cines, discotecas, salas de conciertos, teatros, salones de juego, casinos, parques de atracciones, gimnasios o bares de copas. Restaurantes, cafeterías y bares también tendrán que cerrar, pero podrán servir comida a domicilio o venderla para que se consuma fuera. Por el contrario, seguirán teniendo permiso para abrir los supermercados, fruterías, pescaderías, carnicerías, panaderías, farmacias, gasolineras, estancos o quioscos, además de las secciones de comestibles de las grandes superficies. Como ha ocurrido con la suspensión de las clases, las medidas adoptadas estarán en vigor hasta el 26 de marzo, pero podrán ser prorrogadas si el combate contra el virus lo requiere. Horas después de que Madrid adoptase esta medida, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, también declaraba el estado de emergencia en su comunidad autónoma y ordenaba el cierre de comercios, con las mismas excepciones que en la capital de España.

Casos confirmados en España y en el mundo y claves para entender el coronavirus de Wuhan

Últimas cifras de la expansión del virus, qué es, cómo se transmite, cuál es la población más vulnerable y dimensiones del contagio en el mundo

Esa es una de las primeras fases, como contó EL PAÍS, del plan elaborado para una restricción progresiva de la movilidad, que culminaría, de ser necesario, en el cierre parcial de partes de Madrid, o de su totalidad, en caso de máxima emergencia. Las autoridades consideran que aún no se ha llegado a ese escenario y la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, es refractaria a suspender el transporte público, según fuentes conocedoras de su estrategia, pero todo cambiará probablemente este sábado, cuando se conozcan los detalles concretos del decreto con el que el Gobierno nacional declarará el estado de alarma.

In English

“Si la población no se conciencia de que hay que permanecer en casa y de que vamos a pasar dos o tres semanas muy difíciles, va a ser muy difícil contener al virus”, ha dicho Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid, durante una entrevista en La 1. “Si tenemos que tomar medidas más drásticas lo vamos a hacer”, ha seguido. “El Gobierno tiene que tomar ya medidas más contundentes, medidas que afecten a la movilidad de las personas, tiene que coger el toro por los cuernos y tomarse en serio este virus en el conjunto del país. Le pido a Sánchez que tome medidas más contundentes. Tiene que tomar cartas ya”, ha añadido. Y ha ejemplificado: “Aunque cerráramos las 66 carreteras de Madrid con salida a otras provincias, de nada sirve si no se toman medidas desde el Gobierno de España. Cerrar el aeropuerto de Barajas, suspender la circulación de trenes o cerrar las carreteras radiales es una competencia exclusiva del ministerio. Si esta decisión se toma, la acataremos y tendrá que ser extensiva a todo el país. Le pido al señor Sánchez que no deje pasar los días sabiendo que la progresión de la curva de contagios es matemática”.

Madrid ya ha tomado distintas medidas que alteran la vida diaria para evitar las aglomeraciones y así dificultar la propagación de un virus que está alcanzando cuotas de aumentos de contagios del 40%. Entre ellas, suspender todas las clases durante 15 días, cerrar los centros de día de mayores o prohibir cualquier evento que reúna a más de 1.000 personas bajo techo. Ninguna tendrá un impacto económico tan importante como el del cierre de los comercios.


Según el Anuario de la Hostelería de España 2018, elaborado por Hostelería de España, el sector cuenta en Madrid con cerca de 33.000 establecimientos –de los que 30.882 son bares y restaurantes y 2.114, alojamientos– que dan empleo a 182.475 personas, con una facturación de 17.233 millones de euros, lo que supone el 5,1% de la riqueza regional.

“El cierre del comercio, la restauración y la hostelería era evidente, lo teníamos interiorizado y lo veíamos venir, si no era hoy, sería mañana y si no era por decreto, era a lo que nos veíamos abocados”, confiesa José Antonio Aparicio, presidente en Gremio de Restauradores de la Plaza Mayor y Madrid de los Austrias, para quien el asunto ahora no es “cuánto podemos perder sino cómo podemos ayudar”, informa Victoria Torres Benayas. El decreto de paralización de la actividad ha venido precedido por el de las terrazas en Madrid capital, “que ya se están retirando una a una del centro” según relata Aparicio, miembro de la Asociación Empresarial de Hostelería de la Comunidad de Madrid La Viña.“Hoy será nuestro último día; el sábado toda la hostelería de la región cerrará. Estamos en la situación que estamos y no podemos tener a nuestros empleados trabajando, todos debemos estar en casa”, recuerda.

Aunque la orden de cierre es del 13 al 26, los empresarios del sector cuentan con que se alargará hasta un mes o mes y medio. “Los trabajadores estarán o de vacaciones o con expedientes de regulación de empleo temporales [ERTE] por cese de actividad”, por lo que apela a las autoridades a actuar rápido y de manera coordinada para reducir los costes laborales. “Los ERTES se tienen que poder tramitar de una manera ágil para no acabar en suspensión de pagos”, pide Aparicio, que se declara ahora mismo “en shock, pero esperanzado”. “De esta crisis vamos a salir reforzados, en cuanto la superemos nos vendremos arriba y habrá un repunte”.

Además, la Dirección General de Función Pública, de la Consejería de Hacienda y Función Pública, ha elaborado una resolución para establecer el teletrabajo entre los empleados públicos de la Administración regional, salvo en el caso del personal sanitario y educativo. Esta resolución, de la que han sido informados los sindicatos CCOO, CSIT, UGT y CSIF, afecta a 35.000 trabajadores que forman parte del personal funcionario y laboral de la Comunidad. De entre ellos se ha identificado a 1.500 técnicos de la Administración regional que cubren puestos críticos o esenciales, a los que se ha dotado del equipo necesario para desempeñar sus funciones sin necesidad de acudir al centro de trabajo. Para ello se les ha facilitado un ordenador portátil, teléfono móvil, acceso por conexión remota a la red corporativa o acceso en remoto al puesto de la sede corporativa, herramientas colaborativas y asistencia técnica.

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha aprobado un decreto por el que se declara el nivel naranja del plan de emergencia municipal del Ayuntamiento de Madrid (Peman), en coordinación con la activación del plan territorial de protección civil (Platercam) por parte de la Comunidad de Madrid. La activación de este nivel supone, como recoge el decreto aprobado, otorgar mayores competencias a los servicios de emergencias (SAMUR-Protección Civil y bomberos) y habilita al cuerpo de policía de Madrid a través de la Dirección General de Policía Municipal a adoptar las medidas necesarias que garanticen el estricto cumplimiento de todos los acuerdos que se tomen en esta situación de emergencia.

Además, el regidor ha recordado que están cerradas las zonas infantiles de los parques y aunque por el momento no se ha decidido el cierre de grandes zonas verdes como el Retiro, no se permitirá que haya “demasiadas personas reunidas en un foco concreto”, según ha afirmado en una entrevista en Antena 3. “Quédense en casa, es la mejor forma que tenemos de poder prever el contagio y que efectivamente sean tres semanas y no sea más tiempo”, ha dicho, haciendo especial hincapié en los jóvenes. En la noche de este jueves apenas había gente en los locales que aún permanecían abiertos.

En la Comunidad se trabaja en ampliar la atención sanitaria disponible medicalizando hoteles y residencias. El personal sanitario reconoce estar “agotado” y muestran preocupación por la falta de materiales.



Información sobre el coronavirus:

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante el coronavirus

- Todas las medidas contra el coronavirus en Madrid

- En caso de tener síntomas, la Comunidad de Madrid recomienda evitar acudir al centro de salud salvo casos de extrema necesidad y utilizar el teléfono 900 102 112

Lo más visto en...

Top 50