_
_
_
_
_

Una avería impide la circulación de todos los trenes de alta velocidad entre Madrid y Valencia

Un incendio en un túnel suspende la circulación entre las dos capitales y afecta a casi 14.000 viajeros durante todo este domingo. Adif trabaja para restablecer el tráfico pero las tareas pueden prolongarse toda la noche

Pasajeros varados en la estación del AVE de Valencia, este domingo. Foto: MONICA TORRES | Vídeo: EPV

Un incendio en el túnel de San Isidro, en la entrada a Valencia de la línea de alta velocidad, impide la circulación de los trenes entre Valencia y Madrid desde la madrugada de este domingo. La avería ha afectado durante todo el día a 13.800 viajeros de las compañías Renfe (7.000), Ouigo (4.000) e Iryo (2.800), según fuentes de las compañías. . Renfe ha podido recolocar a la mayor parte de sus afectados de sus servicios AVE y AVLO, con autocares y trenes con otras rutas. Iryo ha recolocado a 500 viajeros en autocares y otros 1.600 han anulado su billete. y Ouigo ha informado a sus usuarios que les devolverá el dinero más una compensación adicional.

Adif, la empresa responsable de la infraestructura ferroviaria, trabaja en la reparación de la avería y en torno a las 20,30 horas de este domingo ha señalado que prevé que los trabajos para restablecer el tráfico se prolongarán durante la noche. El incidente coincide con un día de gran circulación y la jornada electoral, que ha impedido a varios ciudadanos viajar para ejercer su derecho al voto. El Gobierno regional del PP ha exigido al Ministerio de Transportes, de quien depende Adif, que proporcione una solución rápida al problema para garantizar ese derecho. De manera paralela, ha salido el presidente valenciano, Carlos Mazón, del PP, para pedir al Gobierno que “ponga todos los medios para garantizar la democracia” y puedan “ejercer el derecho a voto”. “Es frustrante”, ha dicho Mazón en su cuenta de Twitter que la línea entre Madrid y Valencia sufra una avería justo en las elecciones.

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, ha concretado que el fuego, del que estudiarán las causas, ha quemado las bombas de agua, lo que ha provocado que el túnel se haya inundado, pues no se ha podido desaguar el agua que han utilizado los bomberos para sofocar las llamas. Las labores de restablecimiento de la normalidad han sido al inicio especialmente complejas, ha añadido, porque en el pozo había “una concentración importante” de monóxido de carbono, aunque sobre las 10.30 horas los técnicos han podido finalmente acceder a ese área.

Adif, la empresa pública encargada de la gestión de las vías y túneles, ha informado que desde las 3.46 de esta madrugada se encuentra suspendida la circulación entre Xátiva y la estación de Joaquin Sorolla de Valencia por la acumulación de agua que ha alcanzado un nivel de 80 centímetros sobre el carril en el túnel de San Isidro, el de acceso de alta velocidad a Valencia. La incidencia ha sido originada por un incendio en una arqueta que ha afectado a las bombas que achican el agua del túnel, lo que ha imposibilitado su drenaje. Se estima que se ha quemado el cableado de las bombas con el incendio, aunque todavía no ha sido posible acceder al túnel. El nivel freático del túnel está por debajo del nivel del mar y las bombas cumplen la función de achicar el agua, informaron fuentes del organismo.

Como sucede en este tipo de incidencias, se ha activado el protocolo con bomberos y otras fuerzas de seguridad del Estado. Los bomberos han sofocado el incendio a las 6.05, que ha provocado humo en el túnel, por lo que tampoco se ha podido operar en su interior de forma inmediata, debido al alto nivel de monóxido de carbono. Una vez comprobado que las bombas no estaban cumpliendo su función, se han activado alternativas —entre ellas, se ha solicitado un camión bomba para sacar agua y se trabaja en las bombas dañadas—. Finalmente, se ha optado por montar una bomba exterior, que ha llegado a las 12.15 y con la que se trabajaba pasadas las dos de la tarde con 50 operarios en las tareas. Las valoraciones iniciales han hecho pensar en una incidencia que podría resolverse en un plazo prudencial; cuando se ha visto que no era así, antes de las 8.00, se ha suspendido la salida de trenes desde las estaciones. La complejidad de la incidencia hace que no haya todavía una estimación del tiempo para su solución, ha explicado el director general de Conservación y Mantenimiento de Adif, Ángel Contreras, a pie de estación.

Medidas de Renfe, Iryo y Ouigo

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Renfe, que no tiene ninguna responsabilidad en la avería, ha adoptado varias medidas durante todo el día para acomodar a los viajeros en otros medios de transporte. La más relevante es que ha puesto en marcha una ruta alternativa por Albacete para facilitar el tráfico ferroviario entre las dos capitales españolas. La solución que se ha arbitrado hasta que la vía sea practicable de nuevo es que los viajeros que salgan de Valencia en dirección a Madrid lo hagan en trenes convencionales hasta Albacete y allí enlacen con los convoyes de alta velocidad hasta la capital madrileña. Y, a la inversa, los que vengan del centro de España llegarán en AVE hasta la ciudad albaceteña y desde allí viajarán a Valencia por el servicio convencional, ha informado la delegada del Gobierno.

Asimismo, ha dispuesto autobuses que han salido desde Valencia para recoger a los viajeros de un tren AVLO Madrid-Valencia, que se había detenido en la estación de Requena. Por último, se están encaminando trenes por la vía convencional desde Valencia hacia Alicante. Desde allí, los viajeros pueden enlazar con los AVE Alicante-Madrid y viceversa. A los viajeros no se les cobrarán los cambios de billetes y se les abonará el coste de los mismos por el compromiso de puntualidad de Renfe.

Algo más de 4.000 usuarios de Ouigo se han visto afectados por la suspensión de la circulación de trenes en Valencia, según han señalado fuentes de la compañía, que han procedido a reembolsar el billete a los viajeros y a dar una compensación del 200%, al no poder recolocarles en otros medios de transporte. Los trayectos que no han podido llegar a su destino han sido dos trenes de Valencia a Madrid-Chamartín, de las 7.30 y las 10.06 horas, con 437 y 951 pasajeros, así como otro convoy de Madrid a la ciudad del Turia que ha quedado detenido en Cuenca y que ha tenido que regresar con 561 personas. Además, han sido cancelados el Madrid-Valencia de las 17.15 horas, con 743 personas; y otros dos servicios programados inicialmente a las 19.50, con 509 usuarios, y a las 20.30, con 868 personas.

Iryo ha dispuesto de una decena de autobuses para transportar a 500 viajeros que se encontraban en la estación de València para llevarles a Requena (Valencia), donde sí pueden llegar los trenes procedentes de Madrid. En sentido inverso, las personas procedentes de la estación de Chamartín realizarán el recorrido entre Requena y València por carretera. Las fuentes precisaron que la avería, en su caso, ha afectado a 2.800 personas, de las cuales 1.600 habían cancelado ya esta tarde sus billetes.

“El calor es insoportable”

“El calor es insoportable y no nos aseguran ni siquiera que podamos llegar hoy a Madrid. Hay mucha gente que está protestando y comentando que no podrá votar. Hay mucha desesperación porque no nos dan alternativa”, explica Silvia, que tenía previsto coger el tren de la compañía Iryo a las 10 de la mañana de Valencia a Madrid, donde reside, para votar. Solo en su tren viajaban casi 400 pasajeros, como les comentó una trabajadora. Al menos han dejado de salir cinco convoyes desde las cinco de la mañana, cuando se ha detectado el incendio.

Tras saltar la noticia de la avería, diferentes cargos del PP han exigido al Gobierno que restablezca la circulación inmediatamente. “Si ya eran unas elecciones puestas como para no ir, faltaba esto”, se ha quejado el vicesecretario de Institucional del PP y cabeza de lista al Congreso por Valencia, Esteban González Pons. En un mensaje en la red social Twitter, González Pons ha insistido en que “el Gobierno debe garantizar que la gente llegue a votar. Exijo que si no se puede reparar la circulación de trenes entre Valencia y Madrid se pongan medios alternativos”.

“Ya no es solo que no podamos ejercer nuestro derecho a voto en unas elecciones tan importantes. Es que no nos dan ninguna alternativa para viajar en autobús. Esto es un caos”, apuntaba a primera hora María, madrileña que había viajado a Valencia para pasar el fin de semana con el propósito de volver a buena hora para votar. Muchos viajeros tratan de recurrir a medios de transporte alternativos, pagados por ellos mismos, para llegar a Madrid en el día, pero estaban todos ya completos. Para varios viajeros no ha sido posible encontrar medios alternativos. Ni BlaBlaCar ni coches de alquiler —algunos sí hay disponibles, pero a precios muy altos— ni autobuses, aseguran muchos de los afectados.

Mientras la megafonía pedía a los pasajeros, que ni siquiera pueden pasar el control de equipajes, que no crucen las vías por pasos no autorizados, Claudia resopla. Sus amigas, Sofía y María, están más resignadas. Llevan desde las nueve en la estación. Su tren, con destino a Madrid para después hacer transbordo a Valladolid, ha sido una de las primeras cancelaciones de la mañana. “Habíamos adelantado el viaje de vuelta a primera hora de la mañana para que nos diera tiempo a votar en casa porque esta no quería votar por correo”, dice Sofía. “Esta” es Claudia, que pone los ojos en blanco. No es que le haga más ilusión ir a votar en las segundas elecciones en las que tiene derecho al voto, sino que “hay que votar presencial”, asegura. La cancelación del tren ha hecho que se le “baje toda la alegría” de las vacaciones. Han estado en Gandia, y su reserva de vacaciones les ha servido para que María pudiera librarse de estar en una mesa electoral. “Nos han dicho que nuestro tren ya no sale, que no lo posponen, sino que lo cancelan, y que no nos aseguran que puedan poner autobuses”, explica, mientras sus amigas se abanican.

En el centro del vestíbulo de la estación, las maletas sirven de asiento improvisado para un grupo de jóvenes scouts. Han tocado el ukelele, se han sentado sobre las maletas y finalmente han decidido acostarse en el suelo. Solo cuatro de la quincena de jóvenes tiene más de 18 años y, por tanto, pueden votar en estas elecciones. Miguel, que acaba de cumplir la mayoría de edad, ni siquiera pudo votar en las autonómicas del 28 de mayo, porque hace solo dos semanas que cumplió la mayoría de edad. Han venido unos días a hacer una “obra social”: una limpieza de la playa de El Saler. “Y la estamos pagando cara, la obra social”, suspira una de las amigas de Miguel. El grupo no pidió el voto por correo porque su tren de vuelta, que salía a las nueve de la mañana, les daba margen para llegar a Aranjuez, donde residen, poco más tarde del mediodía. Ahora, maldicen el calor húmedo de Valencia. “En Madrid por lo menos se duerme más fresquito”, reivindica Miguel.

Inma tenía que viajar a Toledo y David, a Galicia, los dos desde Valencia. Esta mañana estaban sentados ambos codo con codo en un banco a la entrada de la estación. Los dos, que no se conocían antes de hoy, habían decidido no votar para llegar a la hora al tren, que tenía que salir a las nueve de la mañana. “Si lo hubiera sabido, sí que habría ido a votar”, asegura David. Inma tiene claro que su voto podría no haberse perdido: “La avería se sabía desde la madrugada. Si hubieran avisado, al menos habríamos podido ir al colegio electoral a primera hora”. Aurora, en cambio, está bastante más tranquila. Su tren salía a mediodía, pero, acompañada de su cuidador, se ha sentado sobre su andador y espera pacientemente en el calor de la estación. Está tranquila porque sí ha podido votar antes de irse. “Hemos ido a las nueve de la mañana y luego ya nos hemos venido aquí”. Viven a caballo entre las dos capitales. Antes de mediodía y de los anuncios de cambio de tren, no se había enterado del corte en la circulación. “¿Qué estás haciendo, encuestas para las elecciones?”, pregunta a la periodista.

Un gran número de personas esperan a que se restablezca el tráfico ferroviario en la estación Joaquín Sorolla de València.
Un gran número de personas esperan a que se restablezca el tráfico ferroviario en la estación Joaquín Sorolla de València.MONICA TORRES

A las 12.43, la megafonía ha anunciado la primera alternativa de transporte para uno de los primeros trenes cancelados. Para repetir el mensaje, un asistente de Adif con un megáfono ha requerido a los viajeros del AVLO de las 9.35 con destino Madrid-Chamartín que acudan al centro de larga distancia de Valencia Norte, situado a unos 750 metros de la terminal de alta velocidad.

Entre los trayectos afectados figuran los del AVE entre la Comunidad Valenciana y Madrid, el servicio de Ouigo entre Joaquín Sorolla y Chamartín y el AVE València-Sevilla. También la compañía Iryo ha visto afectados sus servicios. Hasta a mediodía había unas 1.600 pasajeros de esta compañía afectados por la suspensión, según una portavoz. El compromiso era reubicarlos en los trenes de mañana lunes o en los de la tarde si se resolvía la avería. Unos 150 de ellos han sido trasladados hasta Alicante y de allí han viajado a la capital madrileña.

Un gran número de personas esperaban a que se restableciera el tráfico ferroviario en la estación Joaquín Sorolla de Valencia.
Un gran número de personas esperaban a que se restableciera el tráfico ferroviario en la estación Joaquín Sorolla de Valencia.MONICA TORRES

Recibe cada tarde el boletín Diario electoral, con el análisis de Ricardo de Querol, subdirector, y Luis Barbero, redactor jefe de edición.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_