_
_
_
_
_

El Gobierno de Mazón fía su presupuesto al cobro del fondo por atender a pacientes del resto de España y extranjeros

Las cuentas de la Generalitat Valenciana ascienden a 29.739 millones, un 4% más que los de 2023

Carlos Mazón y Ruth Merino
El president de la Generalitat, Carlos Mazón, y la consejera de Hacienda, Ruth Merino.Ana Escobar (EFE)

La portavoz del Consell, Ruth Merino, ha presentado este lunes los presupuestos de la Generalitat Valenciana para 2024 que ascienden a 29.739 millones de euros, lo que supone un incremento del 4% respecto a los del año pasado. En su comparecencia, la portavoz del Gobierno que preside Carlos Mazón se ha centrado en explicar las dificultades para la elaboración de un presupuesto en el que la deuda (entre la amortización y los pagos de intereses) alcanza los cerca de 8.000 millones de euros. Ante esta situación, que ha calificado de “crítica”, Merino ha admitido la reducción de ingresos, por las rebajas fiscales de los impuestos de sucesiones y donaciones, y por la eliminación de la llamada “partida ficticia” de 1.300 millones que tradicionalmente se incluía en las cuentas como símbolo de la infrafinanciación a la que se veía sometida la Comunidad Valenciana y pese a que eran unos ingresos que no estaban garantizados.

Para lograr equilibrar ingresos y gastos, el Gobierno de PP y Vox no ha echado mano de esa “partida ficticia” pero sí de otra, de más de 900 millones de euros, que espera cobrar del Fondo de Garantía Asistencial (Foga), destinado a atender el gasto que supone la atención a pacientes del resto de España y a los extranjeros, pese a que este fondo no se reparte desde hace años y después de que Sanidad optara por que las comunidades se compensaran entre ellas. “Creemos que tenemos derecho a recibir esos ingresos y vamos a reivindicarlo porque nos corresponden”, ha dicho Merino. Según las cuentas de la Generalitat, el Gobierno adeuda 843,3 millones de euros por la atención a desplazados de otras comunidades y 82,7 millones por la asistencia a pacientes extranjeros.

La portavoz del gobierno valenciano, que ha calificado las cuentas de “reales, rigurosas y responsables” ha indicado que, para la compensación en las cuentas, además del Fondo de cohesión sanitaria, el Consell cuenta con una reducción del gasto político por la reducción de altos cargos y la “optimización” de recursos en entes del sector público por los que dejará de gastar entorno a 300 millones.

Merino no ha detallado los presupuestos por consejerías, ni por territorios ni ha desvelado el montante destinado a inversiones pero sí ha destacado que el gasto social ascenderá hasta los 18.342 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 2,15 % respecto a lo previsto para 2023, y el equivalente al 83 % del total. “No hay recortes”, ha mantenido Merino quien ha subrayado el refuerzo en Atención Primaria para el caso de Sanidad, el incremento de casi un 5% de la partida dedicada a la educación concertada y el hecho de que no haya retrocesos en la promoción del valenciano ni en la atención a las víctimas de violencia. “Los presupuestos se han elaborado en un ambiente de complicidad y de armonía, sin conflictos internos ni sobresaltos”, ha afirmado en referencia a Vox, sus socios de Gobierno.

Sobre la reducción de gastos también ha admitido que algunas consejerías, como la de Hacienda, han reducido sus presupuestos totales pero que, en cualquier caso, confían en que la capacidad de gasto aumentará con los remanentes de los fondos de los mecanismo de recuperación y resiliencia que, en octubre, sumaban 1.176 millones pendientes de ejecución. Con estos, la Generalitat podría, por ejemplo, extender la gratuidad de los abonos de transporte para jóvenes que caducan el 31 de diciembre o mantener la reducción de las tasas autonómicas pero, de momento, es una decisión que PP y Vox aún no han tomado.

En Cultura, su responsable, el extorero y vicepresidenta de la Generalitat Vicente Barrera, ha incluido una partida de 300.000 euros para ayudar a la realización de actividades y festejos taurinos de la que se beneficiará la Fundación Toro de Lidia. Además la tauromaquia ha sido incluida como actividad y proyectos culturales junto con la música, el cine o el teatro que mantiene el mismo presupuesto que el año pasado, que asciende a 1,4 millones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Para el portavoz adjunto de los socialistas valencianos en las Cortes, Arcadi España, los presupuestos elaborados por PP y Vox “frenan la creación de empleo y el cambio de modelo productivo ya que quitan 360 millones de euros de un plumazo en políticas como la formación de los desempleados, promoción del turismo, ayudas a empresas y autónomos o investigación”. Además, para España, ·el negacionismo climático también se ha trasladado a los presupuestos” ya que existe un recorte en las políticas de protección medioabiental. Además, ha criticado que se frenen políticas sociales para los jóvenes, porque “baja un 15% las políticas de vivienda y bajan 70 millones de euros las políticas al fomento del transporte público”.

Por su parte, Compromís considera que presupuestos causan “un agujero en la inversión pública de la Generalitat e ignoran la situación de dificultad de muchas familias”, tal como ha denunciado la portavoz adjunta de Compromís en las Cortes, Aitana Mas, quien ha añadido que “son unas cuentas con poca ambición que causarán más mal que bien a nuestra sociedad”. Mas ha señalado que “el recorte que sufrirá el sector público instrumental y afectará a la competitividad de nuestras empresas y además recortara seis millones de euros de los fondos europeos”.



Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_