_
_
_
_

Los 190 empleados despedidos en la textil Marie Claire de Vilafranca firman el finiquito

La centenaria compañía presentará concurso de acreedores antes de que finalice julio y deja una plantilla de mínimos de 105 trabajadores acogidos a un ERTE

Trabajadores en Vilafranca (Castellón)
Una de las protestas convocadas el pasado mes de junio por los trabajadores en Vilafranca (Castellón) contra el cierre de Marie Claire.C. Altabás

La empresa textil Marie Claire, con sede en el municipio castellonense de Vilafranca (2.200 habitantes) ha despedido hoy oficialmente, con la firma del finiquito, a 190 de sus casi 300 empleados en plantilla. Los 190 despedidos, que tienen un periodo de 15 días de las vacaciones correspondientes, tras el cual quedarán desvinculados de la textil, recibirán una indemnización de 23 días por 13 meses, según han informado UGT y CC OO.

Un equipo mínimo de 72 trabajadores permanecerá en la nave de Vilafranca y otros 33 en las distintas oficinas distribuidas por España. Todos ellos acogidos a un ERTE de tres meses, prorrogable a otros tres más, dentro del concurso de acreedores que la empresa va a presentar en la segunda quincena del mes de julio.

Desde el comité de empresa ya se había solicitado a la dirección que los 72 empleos mantenidos en planta fueran en puestos estratégicos “para poder funcionar bajo mínimos en el caso de que se pudiera continuar con la actividad si llega inyección financiera”. No obstante, la mayoría permanece en sus casas, salvo la media docena de trabajadores que se han quedado en labores de vigilancia de las instalaciones y otros cuatro en el almacén para organizar los pedidos que quedaban pendientes.

Por su parte, y sobre la búsqueda de inversores que puedan reflotar la compañía, desde el comité de empresa señalan que han aparecido “algunos con apariencia de fondos buitre que solo buscan la marca”.

Sigue en pie la solicitud de encuentros por parte de los sindicatos con las administraciones del nuevo Gobierno valenciano con el objetivo de arañar cualquier financiación que permita prolongar la actividad de la textil con ese equipo reducido a mínimos y de obtener “respuestas reales para luchar contra la despoblación de las zonas de interior”, han recordado los sindicatos.

Marie Claire, fundada hace 116 años, está especializada en la producción de medias y lencería. Fue adquirida en abril de 2021 por la empresa Think Textil, que tiene a Inditex como principal cliente, en una operación avalada por el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) a través de un plan de financiación de lucha contra la despoblación. El ajuste implicó el cierre de la planta logística ubicada en Borriol y la concentración de la actividad en las instalaciones de Vilafranca. En junio de 2022, la compañía formalizó con la Generalitat una operación de financiación por valor de 12 millones de euros aprobada en el marco del Fondo Valenciano de Resiliencia para empresas estratégicas afectadas por la crisis.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El freno de la demanda por la pandemia y la crisis logística y de materias primas han sido claves, según ha indicado la dirección, en el declive de la textil y su imposibilidad de remontar y devolver la financiación. La población de Vilafranca y toda la comarca de Els Ports se enfrentan ahora, con el cierre de la última gran industria en esta zona rural del interior de Castellón, a un futuro incierto.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_