_
_
_
_
_

La Generalitat se abre ahora a autorizar la desaladoras para llenar piscinas de hoteles

El conseller de Acción Climática dice que “hará lo posible” para dar luz verde a la iniciativa de los empresarios turísticos de Lloret

David Mascort en una rueda de prensa junto a la ministra para la Transición Ecológica Teresa Ribera.
David Mascort en una rueda de prensa junto a la ministra para la Transición Ecológica Teresa Ribera.Massimiliano Minocri
Marc Rovira

La falta de agua y la gestión de la sequía han puesto al Govern en un charco. El conseller de Acción Climática, Carles Mascort, ha manifestado que “hará lo posible” para autorizar a los hoteleros de Lloret de Mar a usar desaladoras para llenar las piscinas de sus instalaciones durante la inminente campaña turística de verano. Las manifestaciones de Mascort, el máximo responsable político del Govern para afrontar la crisis de la sequía, chocan con anteriores manifestaciones suyas donde, de manera rotunda, apuntaba que no hay margen para las piscinas privadas. “Tenemos que ser tajantes. A menos que caiga mucha agua y salgamos de la excepcionalidad, no podrán llenar las piscinas”, dijo en noviembre en una entrevista al diario Ara. También las directrices de la Agència Catalana de l’Aigua (ACA) apuntan a desautorizar en situaciones de emergencia como la que viven las comarcas de Girona y Barcelona el uso de agua potable para recargar piscinas.

En el estado de emergencia por falta de lluvias, las restricciones del plan de sequía del ACA no permiten llenar piscinas privadas, incluidas las de hoteles, campings y parques acuáticos. “No decimos que se tengan que cerrar, pero no pueden rellenarse. Es la única condición que ponemos”, manifestó Mascort el mes pasado. En la fase de preemergencia, declarada a finales de noviembre, solo se prohibía el llenado de piscinas privadas de uso individual.

Viendo que la temporada turística se les echa encima, el sector turístico de Lloret de Mar (Girona) se ha unido para comprar una desaladora móvil para llenar piscinas y destinar el excedente, si lo hay, a reforzar el suministro de agua de boca. Los hoteleros calculan que la máquina tendrá un coste de 1,5 millones de euros, una capacidad para tratar 50.000 litros por hora y estará en funcionamiento en mayo. De entrada, la medida no era bien vista por los técnicos de Acción Climática, porque el plan de sequía es claro en las prohibiciones sobre el uso de agua potable para llenar piscinas. El ACA solo autoriza el rellenado de aquellas instalaciones acuáticas donde se realiza una práctica deportiva federada o que acogen actividades terapéuticas. El mapa de la sequía subraya que Lloret es uno de los municipios afectados por la emergencia y que tiene prohibido, por ejemplo, la activación de las duchas de las playas.

Alcaldes y empresarios están molestos por lo que consideran es una falta de soluciones de la Generalitat y el consejero Mascort ha optado por allanar el camino a la propuesta de los hoteleros. “Lo hacemos con todas las iniciativas del sector privado: analizarlas, estudiarlas y si es posible, hacerlas”, ha declarado. Mascort también ha reconocido “los esfuerzos del gremio” para reducir el consumo de agua de sus instalaciones.

En noviembre, el consejero de Acción Climática tuvo que rectificar públicamente tras anunciar que clausuraba las duchas de los centros deportivos federados para ahorrar el consumo de agua. En apenas 24 horas, y ante el estupor que generaron sus palabras, Mascort dio marcha atrás y aclaró que solo iban a cerrar las duchas de los centros que tengan piscina o rieguen el césped. “Está bien reconocer cuando te equivocas y no me expresé bien en la rueda de prensa”, alegó Mascort.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_