_
_
_
_
_
Una imagen del espectáculo, con la madre del coreógrafo cocinando en el escenario del Mercat.
Una imagen del espectáculo, con la madre del coreógrafo cocinando en el escenario del Mercat.Ibarahim Dirany

El libanés Omar Rajeh inagura con éxito la temporada del Mercat de les Flors con ‘Beytna’, un espectáculo que mezcla baile, música y gastronomía

Danza contemporánea y folclore conviven en el montaje, que culminó con el público degustando platos populares en el escenario

La noche prometía. Al llegar al Mercat de les Flors de Barcelona la gigantesca bailarina clásica articulada, que se ha visto en varias fiestas populares de la ciudad, recibía al público. La luna brillaba en un cielo despejado de un azul intenso: en conjunto parecía un fragmento de un ballet romántico. Los numerosos espectadores que llenaron el aforo del Mercat, venían predispuesto a pasárselo bien con el espectáculo Beytna del artista libanes Omar Rajeh, que inauguraba la temporada de danza en el Mercat. El saber de antemano que la madre del bailarín y coreógrafo cocinaría en directo para el público era un aliciente añadido.

En el escenario, el único elemento escenográfico era una larga mesa donde la madre de Omar estaba cocinando rodeada de ollas, verduras y ensaladas. Hortalizas que cortaban y preparaban los bailarines y músicos. Esta pieza quiere rendir homenaje al abuelo de Rajeh que reunía los domingos a toda su familia para comer, bailar y beber. Omar Rajeh es uno de los coreógrafos y bailarines más importantes de la danza contemporánea del Líbano y del mundo árabe, fundó su compañía, Maqamat, en Beirut en 2002 y al frente de ella se ha presentado ahora en el Mercat.

En gran escenario del Mercat reunió a cuatro excelentes bailarines y cuatro magníficos músicos para ofrecer al público esta fiesta para los sentidos que es Beytna. Es una obra que destila autenticidad, sencillez y amistad y que cala en el ánimo del público. Una de las partes más fascinantes de la obra es la sensual y vibrante música libanesa a cargo de Ziad El Ahmadie, compositor y lautista; Samir Nasr Edddine, lautista y profesor de música; Bahaa Daou percusionista y Oussama Abdelfattah también lautista. Estos cuatro artistas comparten escenario con el bailarín y coreógrafo togolés Anani Dodj Sanouvi; Yi-Chi Lee, de Taiwan; Koen Augustijnen, bailarín y coreógrafo de los famosos ballets C de la B −compañía muy querida en Barcelona−, y por supuesto el autor de esta gran fiesta, Omar Rajeh, sin duda el mejor bailarín de todos ellos. Cada uno ejecuta su propio solo; no podemos hablar de gran riqueza coreográfica pero si decir que el baile resultó seductor y dinámico. Especialmente el de Rajeh, que combina la danza contemporánea con el folclore de su país. A los 45 minutos de Beytana, y a invitación de los artistas, el numeroso público bajo al escenario para degustar las diversas ensaladas y un guiso de lentejas, para que luego continuara la danza. En este fragmento fin de fiesta participó la bailarina y coreógrafa local, Sonia Gómez.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_