_
_
_
_
_

Colau cede ante el PSC y los restauradores y mantiene la rebaja de la tasa de terrazas

El Gremio de Restauración celebra la rebaja pero insiste en que considera cara la tasa que pagan bares y restaurantes

Tasa de terrazas Barcelona
Una terraza en el barrio del Born de Barcelona, en una imagen de septiembre.Carles Ribas

Los comunes de la alcaldesa Ada Colau han cedido ante la exigencia del Gremio de Restauración de mantener el 75% de la bonificación en la tasa que pagan bares y restaurantes por las terrazas en las ordenanzas municipales de 2023. La rebaja se implantó en 2020, durante la desescalada de la fase más dura de la pandemia, y se ha mantenido. 2023 será el cuarto año de rebaja.

El descuento ha provocado fricciones en entre los socios del Gobierno municipal, Barcelona en comú y el PSC, históricamente más proclive a las exigencias de los restauradores. Preguntado por la cuestión durante la presentación del presupuesto y las ordenanzas fiscales de 2023, el concejal de Presupuestos Jordi Martí, ha respondido este viernes salomónicamente: “Cuando llegas a un acuerdo, estás de acuerdo”.

Fuentes municipales admiten que la rebaja también está vinculada al hecho de que el Gobierno municipal no está consolidando las terrazas ampliadas durante la pandemia al ritmo que anunció. De hecho hay poquísimas terrazas de las que se ubicaron en el asfalto (en chaflanes o plazas de aparcamiento) que ya no estén protegidas por bloques de hormigón y tengan la tarima que debería servir para mantenerlas en el tiempo. Los restauradores estallaron en verano pasado contra lo que calificaron de “caos” y alertan de que para muchos negocios los ingresos de las mesas de las terrazas son vitales para su supervivencia.

Martí ha participado en la rueda de prensa de presentación del proyecto de ordenanzas fiscales y presupuestos para 2023. No había terminado la presentación que el Gremio ya había enviado una nota de prensa celebrando la medida: “El Gremio de Restauración celebra que se mantenga la bonificación tal y como había pedido el sector”. Con todo, ha lamentado que el precio de la tasa sin descuento en Barcelona, después de la subida de 2019, “sea hasta cinco veces superior a la de Madrid”. Está por ver si con el mantenimiento de la bonificación del 75% de la tasa los restauradores firman la paz con el Ayuntamiento hasta las elecciones de mayo de 2023.

El debate sobre las terrazas no es exclusivo de Barcelona. Hace dos semanas, las federaciones de asociaciones de vecinos de Madrid y Barcelona pidieron, en una iniciativa inédita, amparo al Defensor del Pueblo frente a la invasión de sillas y mesas en el espacio público de las dos ciudades. Las asociaciones reclaman una investigación que determine si los ayuntamientos cumplen sus ordenanzas, porque sospechan que ni siquiera se sanciona a los establecimientos que las transgreden.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Clara Blanchar
Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_