La oposición y ERC arremeten contra Dalmases y le culpan de intimidar a una periodista del FAQS

El diputado de Junts dice que solo se produjo una discusión pese a que el director del espacio asegura que agarró del brazo a la informadora y la insultó

Francesc Dalmases, diputado de Junts, comparece en comisión para dar explicaciones por abroncar a una periodista.
Francesc Dalmases, diputado de Junts, comparece en comisión para dar explicaciones por abroncar a una periodista.Quique García (EFE)

Toda la oposición en bloque, pero también Esquerra Republicana, han arremetido este viernes en el Parlament, en la Comisión de Control de Medios Audivisuales (CCMA), contra el diputado de Junts per Catalunya, Francesc de Dalmases, al que acusan de haber intimidado a la subdirectora del programa FAQS por no haberle gustado la entrevista que le hicieron a Laura Borràs, presidenta en funciones del Parlament. El director del espacio, Pere Mas, ha confirmado que cuando concluyó la entrevista el parlamentario agarró del brazo a la informadora y la insultó con frases como “mala periodista” o “programa de mierda” mientras Borràs decía: ‘Francesc, prou’. Dalmases ha negado que la hubiera amenazado y lo limita todo a una “encendida discusión”.

La versión del diputado de Junts, expedientado por su propio grupo, no ha convencido a ni uno solo de los grupos parlamentarios. De hecho, un informe previo de la CCMA ya concluía que Dalmases se encerró en una sala con la subdirectora, Borràs y dos de sus colaboradores y empezó a coaccionarla a gritos. Ciudadanos y los comunes han pedido abiertamente su dimisión mientras Esquerra ha insistido en la necesidad de que se convoque la comisión del Estatuto del Diputado para que se haga un informe y concluya si Dalmases infringió o no el código ético que obliga a todos los parlamentarios. El diputado, que se ha defendido afirmando que “siempre va de cara”, ha vuelto a reiterar sus disculpas. “No debería haber ocurrido”, ha dicho.

Los hechos ocurrieron el pasado 9 de julio cuando el diputado se enzarzó a gritos con la informadora al no gustarle el contenido de la entrevista en la que se había abordado la causa judicial por corrupción que afecta a Borràs. En su comparecencia en la comisión, Mas ha señalado que inicialmente no quiso divulgar el tenso episodio vivido porque la propia periodista afectada lo pidió al estar entonces en una situación de vulnerabilidad por no conocer cuál iba a ser su futuro profesional y el del programa. “Esta es la primera vez que hablo de esto. Se podían haber arreglado con unas disculpas”, ha dicho.

Tras solicitar la CUP su comparecencia, Dalmases ha admitido que existió la discusión pero en ningún caso ninguna amenaza. “¿Qué rédito político habría conseguido? Todo pasó en en semana con un contexto y eso condiciona los hechos. Tengo un perfil atípico. La lección es evidente: no debería haber tenido esa discusión”, ha dicho deslizando que el contenido de la entrevista se apartó de los contenidos que en principio creían que se iban a tratar como el nombramiento de Borràs como presidenta de Junts o actos en los que había asistido. “Siempre voy de cara y en el programa se nos dice que se hablara de todo: no se ajusta al formato pactado”.

Raquel Sans, diputada de ERC, ha reprochado a Dalmases que quisiera “minimizar” y ha sostenido que un “cuatro contra uno” -en alusión a Borràs y sus colaboradores y la periodista- no se puede calificar de discusión. “No me vale eso de que ‘yo soy así'”, ha dicho confiando en que la Comisión del Estatuto del Diputado se pronuncie. La socialista Beatriz Silvia ha dado por hecho las coacciones y ha lamentado, igual que la popular Lorena Roldán, las injerencias que suponen negociar los términos de una entrevista. Xavier Pellicer, de la CUP, ha reclamado a Dalmases que hiciera el ejercicio de “imaginar” que todo lo que se le atribuye -los insultos, los gritos, los golpes en la pared- los hubiera hecho un diputado del PSC y que explicara cuál sería su reacción.

Susanna Segovia, de los comunes, le ha recriminado que “perdiera los papeles” porque la entrevista no le gustó. “Una discusión no es una intimidación y hay testigos que dicen que hubo gritos. Debería de dimitir”. Anna Grau, de Ciudadanos, ha afirmado que no se le escapa que Dalmases es un ·cabeza de turco” -”Se resume que antes mandaban ustedes y ahora ERC”- pero a la vez ha apuntado: “Usted y Borràs se creen por encima del bien, del mal y de su propio partido”. Josep Tena, de Junts, ha expuesto que creen en la presunción de inocencia y que los hechos no deberían haber ocurrido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sigfrid Gras, director de TV3, ha sostenido que a raíz del episodio las productoras ya firman por contrato tener que firmar el código ético que obliga a todos la plantilla y que están pendientes ahora de otras medidas que les vinculen como los protocolos contra el acoso.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS