Cataluña impulsa un plan para evitar hospitalizar de por vida a enfermos mentales

Salud quiere reorientar la rehabilitación de estos pacientes hacia espacios abiertos y fomentar que puedan vivir de forma autónoma

El consejero de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon, en una rueda de prensa este viernes.
El consejero de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon, en una rueda de prensa este viernes.SALUT (SALUT)

“¿Cómo reaccionarías si os dijeran que os pasareis el resto de vuestra vida en un hospital?”. Con esta pregunta, el consejero de Salud, Josep Maria Argimon, invita a la reflexión necesaria sobre el sistema de hospitalización de larga durada de enfermos con alguna patología mental. El departamento quiere dar un vuelco a este fenómeno, y casi acabar con él, para convertirlo en un plan de rehabilitación de los pacientes que les dé autonomía y capacidad para poder vivir fuera de los muros del hospital.

Según los datos de Salud, actualmente hay 2.300 enfermos ingresados en hospitales psiquiátricos de larga estancia. El departamento empieza a poner las bases de un cambio de paradigma a largo plazo, alrededor de una década, para reducir estos ingresos a la mínima expresión y pasar de un modelo más asistencial a un programa rehabilitación efectivo que permita a estas personas vivir en comunidad. De momento, Salud pondrá en marcha, antes de final de año, una prueba piloto en cinco territorios con la intención de extenderlas a toda la Comunidad progresivamente. Una de las primeras medidas será “dejar de ingresar pacientes en estos hospitales”, anunció el consejero.

La presentación del plan se realizó este viernes en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), que precisamente acoge una exposición temporal dedicada al psiquiatra Francesc Tosquelles, una profesional que abogó por una atención extrahospitalaria de las persones que padecen alguna enfermedad mental.

Durante el acto, Victor Pérez, presidente del Consejo Asesor de Salud Mental, recordó que ya se realizaron dos intentos, sin éxito, de reconvertir el modelo de psiquiátricos de larga durada. “Fracasamos en 2006 y en 2014, pero creo que ahora sí lo vamos a conseguir”, añadió Pérez, y lo argumentó en varios factores. Según este psiquiatra, actualmente se cuenta con factores a favor como el crecimiento de la red de salud mental o un contexto internacional que exige y defiende los derechos de este colectivo.

“Aunque no se haya logrado dos veces, sabemos que 100 kilómetros más arriba se ha conseguido, y esto nos tiene que guiar”, terció Argimon. Para el consejero, la importancia de este plan radica en el hecho de “retornar la dignidad a estas 2.300 personas. Hay que garantizar la capacidad de decisión y el proyecto de vida autónoma de estas personas. Un hospital no es un lugar para vivir”.

Para llevarlo a cabo, el departamento asegura que serán necesarios nuevos perfiles profesionales y formación del actual, con el fin de hacer efectivo este cambio de mirada. “A lo mejor no es necesario tratar al paciente en una sala, a lo mejor se puede hacer en un parque”, ejemplificó Argimon, especialmente pensando en el colectivo de jóvenes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El consejero aseguró que este plan no necesitará recursos adicionales. “El dinero ya está, solo es necesario usarlo de otra forma, y puede que hasta mejor”, apuntó.

Las entidades del sector de la salud mental, presentes en el acto, aplaudieron el anuncio y destacaron el hecho de que se las haga partícipes en este proceso de renovación del sistema.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS