_
_
_
_

Los partidos de derecha en Barcelona se ponen en marcha para destronar a Ada Colau

Argimon y Rosell barajan ser candidatos y en el PP se señala a Dolors Montserrat

Partidos derecha Barcelona
El consejero de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon, esta semana en el Parlament.David Zorrakino (Europa Press)

Hace un mes y medio, cuando faltaba un año para las elecciones municipales de mayo de 2023, resultaba llamativo que en Barcelona los partidos de izquierdas tenían ya cabeza de lista, pero la derecha todavía no. Si la alcaldesa Ada Colau (Barcelona en comú), su socio Jaume Collboni (PSC, aunque no ha habido primarias, ha sido bendecido por la cúpula del partido en Cataluña) y Ernest Maragall (ERC) son candidatos... ni Junts, ni Ciutadans, ni PP, ni Vox tenían alcaldable.

En dos semanas han aparecido listas de nombres que no se sabe si son globos sonda o rumores, pero toman fuerza como aspirantes a desbancar a Colau: alcaldesa y alcaldable por tercera vez. O practican el “ni confirmo ni desmiento”, que ya es un paso más. Sandro Rosell sopesa hacerlo como independiente, sin siglas conocidas. Jaume Alonso-Cuevillas, Joan Canadell, Neus Munté o Jordi Martí Galbis suenan por Junts. Dolors Montserrat en el PP, aunque oficialmente el partido asegura que no designará cabezas de lista hasta otoño.

Y el último, ayer, el consejero de Salud de la Generalitat de Catalunya, Josep Maria Argimon: durante un desayuno informativo no cerró la puerta a presentarse como candidato de Junts. “No es el momento de hablar de esto. Lo que tenga que llegar llegará”, planteó. No rechazó la idea. El partido independentista está pendiente de celebrar unas primarias para elegir a su cara visible para el Ayuntamiento de Barcelona, después de la renuncia de su anterior líder municipal, Elsa Artadi, a principios de mayo, por cuestiones de salud emocional.

Argimon aseguró en el Foro Nueva Economía: “Nadie del partido me ha dicho nada al respecto”, e ironizó que hará lo que le aconseje el exalcalde de Barcelona y exconsejero de Salud, “el doctor Xavier Trias”, presente en una de las mesas de los oyentes, con quien mantiene una buena relación personal. “Haré lo que él me diga”, aseguró Argimon entre sonrisas.

El propio Trias, de 75 años, rechazó hace un mes la posibilidad de volver a primera línea y suplir a Artadi: “Yo estoy jubilado, no tienen que buscar a un abuelito”, dijo. Fue a partir de la renuncia del exalcalde, admiten fuentes del partido, cuando el entorno de Trias puso sobre la mesa a Argimon como baza capaz de dar la cara en los próximos comicios. Siempre se ha dicho que su perfil es más de gestor que político, pero lleva un año testando lo segundo. El consejero, de momento, se deja querer.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En esta línea, los dirigentes de Junts, con Trias a la cabeza, debaten entre pasillos cuál es la mejor fórmula para recuperar músculo en el Ayuntamiento: un fichaje estrella, un candidato reconocible a corto plazo para sostener al partido en la contienda electoral, o un perfil veterano o con recorrido para recoger los frutos más adelante, a riesgo de sufrir un revés más severo en las próximas elecciones.

En una entrevista en TV3 el jueves, Argimon ya dejó abierta la posibilidad de entrar en el circuito municipal. Este viernes justificó su posición ambigua “para no alimentar los rumores”. Preguntado por la posibilidad de que los medios de comunicación se interesen por esta cuestión en las próximas comparecencias, Argimon no respondió. El consejero, en todo caso, negó que Barcelona “esté enferma”.

El proceso de primarias aún no está oficialmente convocado en Junts y ningún candidato ha dado el paso en público, aunque el diputado en el Parlament Jaume Alonso-Cuevillas sopesa presentarse y la exconsejera de la Presidencia entre 2016 y 2017, Neus Munté, concejal en el Ayuntamiento, también abrió hace un mes la posibilidad de dar el paso: “Cuando alguien quiere a la ciudad (...) no puede descartar nada”, deslizó.

La renuncia de Artadi, que fue la única candidata que se presentó en las primarias de febrero, supuso una sacudida para Junts, porque el resto de partidos van perfilando sus proyectos ante los comicios de 2023. En el grupo municipal siempre defienden la figura del veterano concejal Jordi Martí Galbis, que fue la mano derecha del alcalde Trias. Pero admiten que carece de la popularidad necesaria y en Junts hay muchas cosas por decidir en los próximos meses.

Al margen del partido, el expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell confirmaba esta semana por primera vez su idea de ser candidato en El Periódico. “Nos estamos planteando seriamente presentarnos a la alcaldía de Barcelona”, declaró. Y explicó que lo haría con un grupo de gestores, sin ideologías.

Luz Guilarte, cabeza de lista de Ciutadans

Ciutadans anunció hace unas semanas que Luz Guilarte será su candidata a la alcaldía de Barcelona en mayo de 2023. El líder del partido naranja en el Parlament, Carlos Carrizosa, destacó “la capacidad y experiencia de gestión de Luz Guilarte” y “el trabajo realizado por la candidata durante esta legislatura”. Carrizosa, como suele reivindicar Guilarte, subrayó que “Ciudadanos es el único grupo que se ha opuesto con firmeza a las políticas del colauismo” y señaló que la primera decisión que tomó Guilarte fue la de romper con Barcelona pel canvi (el partido de Manuel Valls, con quien Ciutadans se presentó en 2019) tras facilitar la investidura de Ada Colau como alcaldesa.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_