Los pacientes ingresados en los hospitales de Cataluña podrán pedir su baja laboral sin tener que ir al CAP

La nueva medida, que se desplegará en todo el territorio a finales de año, pretende evitar desplazamientos de los familiares a los centros de atención primaria y liberar a los facultativos de la carga administrativa

El consejero de Salud, Josep Maria Argimon, en un acto en el hospital Clínic de Barcelona.
El consejero de Salud, Josep Maria Argimon, en un acto en el hospital Clínic de Barcelona.Marta Pérez (EFE)

Las bajas laborales por ingreso hospitalario se realizarán en los propios hospitales y no en los Centros de Atención Primaria (CAP), como hasta ahora. El Departamento de Salud presentó este jueves un nuevo proyecto para desburocratizar el sistema de atención primaria para “ahorrar desplazamientos” a los familiares y una “carga de trabajo” en las agendas de los médicos de la atención primaria. Salud empezará a desplegar progresivamente el nuevo programa en Lleida, y prevé finalizar la implantación en todo el territorio autonómico a finales de año, con su implantación en Barcelona.

Salud estima que el 18% de todas las incapacidades temporales están ligadas a un ingreso hospitalario, por lo que esta nueva vía permitirá ahorrar entre 180.000 i 324.000 visitas anuales en la atención primaria. “Es necesario dar valor a un acto asistencial y no asumir cargas administrativas”, insistió el consejero de Salud, Josep Maria Argimon. El responsable defendió que en muchos casos, los equipos de atención primaria no tienen la información de seguimiento del paciente ingresado cuando un familiar pide en el CAP su baja laboral, más allá de conocer su ingreso hospitalario. El nuevo sistema, reivindicó Argimon, da valor a los profesionales hospitalarios y libera a los CAP. “Una baja es una prescripción. Del mismo modo que se prescriben medicamentos, los hospitales también pueden prescribir descanso”.

La medida llega tras una prueba piloto realizada en el Parc Taulí de Sabadell y otras 19 áreas básicas de la zona, en la que un administrativo realiza el trámite administrativo junto al propio paciente para comunicar al Institut Català d’Avaluacions Mèdiques (ICAM) la baja. “El usuario puede descargarse el documento al instante, y si pasa más de siete días ingresado, el sistema comunica automáticamente la situación al ICAM”, explicó Pilar Doretto, directora de gestión de pacientes del Taulí.

El Departamento tiene pendiente aplicar este modelo a los pacientes que requieren una incapacidad temporal tras visitarse de urgencia en el hospital, aunque no quede ingresado. Salud también abre la puerta a aplicar este sistema en los hospitales privados. “De momento hemos trabajado con el Siscat (Sistema sanitari integral d’utilització pública de Catalunya)”, concretó Gemma Craywinckel, directora del CatSalut.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Bernat Coll

Periodista centrado actualmente en la información sanitaria. Trabaja en la delegación de Catalunya, donde inició su carrera en la sección de Deportes. Colabora en las transmisiones deportivas de Catalunya Ràdio y es profesor del Máster de Periodismo Deportivo de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS