Las comunidades empiezan a automatizar las altas laborales por covid ante la saturación de los centros de salud

Los positivos la recibirán directamente siete días después de notificar el contagio si no tienen síntomas o complicaciones

Colas en el ambulatorio Salut Vila de Gracia, el pasado 7 de enero.
Colas en el ambulatorio Salut Vila de Gracia, el pasado 7 de enero.CRISTÓBAL CASTRO

Las comunidades autónomas buscan la manera de dar aire a los centros de salud y, de paso, facilitar la reincorporación al trabajo de las decenas de miles de empleados que han tenido que pedir una baja laboral a causa de la covid. Cataluña, la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía han anunciado este miércoles que agilizarán el trámite de las bajas laborales para limitar la carga de los profesionales médicos ante el alud de solicitudes recibidas. Los positivos por covid recibirán en el momento de obtener la baja un alta diferida que se ejecutará a los siete días si el paciente no tiene síntomas o no se comunica con los centros de salud en estas comunidades.

En el caso de que los pacientes requieran atención sanitaria, la baja se alargará tras la certificación de un médico. La Comunidad de Madrid ha propuesto al Instituto Nacional de la Seguridad Social aplicar el mismo mecanismo, aunque de momento no lo ejecutará porque considera que no existe una base legal. Sin embargo, fuentes de la Seguridad Social indican que son las propias comunidades las que pueden habilitar esta posibilidad, sin esperar el visto bueno de la Administración Central, como muestra que algunas autonomías ya lo están haciendo. En Galicia, la Xunta ve “posible” la solución de automatizar las altas, pero considera que la medida debe ser “homogénea” para todo el Estado. También agilizará los trámites Asturias, donde las bajas y altas serán tramitadas por los equipos de inspección del Servicio de Salud del Principado.

El elevado número de contagios en las últimas semanas ha disparado las bajas y ha puesto contra las cuerdas la actividad de muchas empresas. El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha contabilizado hasta el 23 de diciembre 240.011 bajas, más del triple que en noviembre al completo. Según cálculos de la patronal Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo, diciembre se cerró con 566.175 bajas laborales por coronavirus, siete veces por encima del mes anterior. Ante las dificultades para tramitar tantas bajas y altas, las empresas llevan días pidiendo que se agilicen los trámites y las comunidades han empezado a tomar medidas.

En Cataluña y la Comunidad Valenciana, los positivos por covid recibirán en el momento de obtener la baja un alta diferida que se ejecutará a los siete días si el paciente no tiene síntomas o no se comunica con los ambulatorios. En el caso de que los pacientes requieran atención sanitaria, la baja se alargará tras la certificación de un médico. La Comunidad de Madrid propuso al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) aplicar el mismo mecanismo, aunque de momento no lo ejecutará porque considera que no existe una base legal.

El Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña aseguró que esta medida es “excepcional y temporal”, y ciñó el periodo de aplicación a la presión que soportan los ambulatorios. En Cataluña, estos registraron el lunes 100.000 visitas por coronavirus, el récord de toda la pandemia, y 76.000 este martes, la tercera cifra más alta. “Los ambulatorios están colapsados y saturados y tenemos que tomar medidas excepcionales para automatizar los procedimientos burocráticos”, justificó Meritxell Masó, secretaria general de la consejería catalana. Según sus datos, actualmente hay 123.406 personas de baja por covid en la comunidad, por los 76.000 casos el pasado 7 de enero. “Es una cifra excepcional y un crecimiento evidente”, insistió Masó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los contagiados por coronavirus que necesiten la baja deben notificar inicialmente su positivo al sistema sanitario. Este proceso puede realizarse a través de las farmacias, telefónicamente, por la web La Meva Salut, o presencialmente en los ambulatorios, aunque la Generalitat reclama evitar desplazarse hasta los ambulatorios. Una vez se notifique el contagio, el paciente recibirá un SMS en su teléfono, con el que podrá iniciar el proceso de la baja. Automáticamente, recibirá una alta diferida para siete días después, que será efectiva si pasada la cuarentena no tiene síntomas. A la hora de dar de alta no intervendrá el facultativo, a no ser que el paciente presente un cuadro más complicado. La gestión está activa desde el miércoles en Cataluña, mientras que en Murcia entrará en vigor el jueves, y en la Comunidad Valenciana, el viernes. En Andalucía los médicos validan la baja y el alta a la vez desde finales de diciembre. La patronal catalana Foment del Treball apoyó estas medidas a través de un comunicado.

El Departamento de Salut de la Generalitat de Cataluña reclamó al Ministerio de Sanidad habilitar un documento de “autorresponsabilidad”, tal como se utiliza en el Reino Unido, en el que el trabajador entrega directamente el documento a la empresa para que esta notifique la baja a la Seguridad Social y el sistema sanitario no intervenga en ninguna parte de este proceso en casos de covid. Esta es la principal reclamación que el colectivo médico catalán realizó el lunes a EL PAÍS para combatir la falta de tiempo para atender los casos realmente necesarios. Para aligerar la carga de los ambulatorios, la Generalitat prevé que las bajas solicitadas telemáticamente se deriven al Instituto Catalán de Evaluaciones Médicas, organismo que contempla actuaciones de inspección y seguimiento en el ámbito de las incapacidades laborales; mientras que los médicos de familia tramitarán las bajas presenciales. El Departamento de Salud, además, elimina el periodo máximo de 72 horas para pedir la baja, y lo convierte en un trámite “retroactivo”. El objetivo es evitar que el alto número de contagiados con sintomatología leve siga saturando los CAP.

Petición a través de la web

En la Comunidad Valenciana, la consejera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, anunció este miércoles que los médicos de familia podrán tramitar en un mismo acto la baja y el alta laboral de los pacientes que diagnostiquen de covid, que se concederá junto con el diagnóstico. Sanidad prevé otras medidas para agilizar la tramitación de las bajas de los casos diagnosticados por puntos centralizados de obtención de muestras de la red pública, laboratorios privados o los test que se realizarán en las oficinas de farmacia dentro del acuerdo alcanzado con los colegios profesionales. En estos casos, las bajas se solicitarán a través de la web por parte del paciente en un enlace que se activará a partir del viernes. A través de la inspección sanitaria, el parte de baja se comunicará al INSS y de allí a las empresas directamente. Las personas que se hayan hecho un test de autodiagnóstico deberán confirmar el positivo en cualquiera de los dispositivos acreditados (incluyendo laboratorios privados u oficinas de farmacia).

“Vamos a agilizar la tramitación de las altas y bajas para facilitar su obtención por parte de los pacientes y, en unos momentos de importante carga asistencial para los profesionales, también vamos a reducir los actos de carácter administrativo que tienen que realizar los centros de salud”, declaró la consejera Ana Barceló.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid propuso al INSS que los médicos puedan emitir los partes de baja y alta laboral a la vez para los enfermos de covid para reducir los trámites administrativos. El planteamiento, sin embargo, ha provocado tiranteces inmediatamente con el Gobierno central a través del ministro José Luis Escrivá (que sostiene que esta posibilidad ya existe) y del viceconsejero regional Antonio Zapatero (que argumenta que su aplicación en este caso requiere de un cambio normativo).

Gran afectación en las escuelas catalanas

Las personas del ámbito educativo, entre docentes, personal de administración o alumnos, que hayan dado positivo por covid han
aumentado en Cataluña en 10.782 respecto a al lunes, y desde finales del pasado mes de agosto se acumulan 133.311, una cifra que ha subido espectacularmente desde el inicio del segundo trimestre, ya que el primero acabó con un acumulado de 42.417 positivos.

De los 133.311 acumulados este martes, 109.806 son alumnos, lo que implica 9.465 positivos más que la víspera (a finales del primer trimestre eran 32.312), 23.451 son docentes y personal de administración y servicios, 1.324 más (en diciembre fueron 7.060). 

Con información de Ferran Bono, Eva Saiz, Juan José Mateo y Virgina Vadillo.


Sobre la firma

Bernat Coll

Periodista centrado actualmente en la información sanitaria. Trabaja en la delegación de Catalunya, donde inició su carrera en la sección de Deportes. Colabora en las transmisiones deportivas de Catalunya Ràdio y es profesor del Máster de Periodismo Deportivo de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS