El fútbol americano renace en Reus

Los Barcelona Dragons aspiran a asentarse en la competición en un año después de su refundación

Barcelona Dragons contra el Frankfurt Galaxy, durante un partido de fútbol americano en 2002.
Barcelona Dragons contra el Frankfurt Galaxy, durante un partido de fútbol americano en 2002.Rafa Seguí

El fútbol americano ha vuelto a Cataluña. Y parece que ahora regresa para quedarse una vez que los gestores de las franquicias y la organización entienden que han dado con algunas claves para asentar el espectáculo: una gran competición que tiene su escenario principal en Reus. La capital de la comarca del Baix Camp es donde los Barcelona Dragons cumplen el primer aniversario tras su renacimiento. El próximo 18 de junio podrán celebrarlo junto a su afición en el primer partido como local que jugarán de la European Football League (EFL) en el Estadi Municipal.

Los Dragons se instalaron en Reus hace poco más de un año después de llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento para el alquiler de un estadio que puede albergar hasta unos 4.200 espectadores. La franquicia goza de los equipamientos y servicios necesarios para llevar a cabo sus funciones y es, además, un lugar estratégicamente bien situado porque está cerca del aeropuerto y de la playa, factores que suponen un atractivo turístico extra para una ciudad que cuenta con unos 106.000 residentes y cuyo deporte más emblemático es el hockey patines. La asociación Reus-Dragons ya ha renovado su acuerdo hasta 2023.

Josep Cuerba, concejal de deportes de Reus, confirma que “el impacto es muy positivo”. “A pesar de la pandemia, el año pasado ya acudieron muchos aficionados al estadio y para el actual esperamos a muchos más” argumenta. “El impacto de los Dragons para la ciudad el año pasado fue del orden de los 950.000 euros. La media de espectadores superó el 50% y desde el club se espera que para esta segunda temporada se llene más del 75% del aforo”, añade.

No solo se juega el partido, sino que alrededor del estadio se vive durante el día la fiesta Power Party. Las familias acuden para disfrutar de espectáculos, especialmente musicales, en un intento de recrear el ambiente que, alrededor del juego y del entretenimiento, se vive en Estados Unidos.

Los actuales Barcelona Dragons, dirigidos por Bart Iaccarino, son distintos a los de la primera etapa. “No son los mismos que antes, pero el objetivo es que sean los nietos de los anteriores. Que cojan su relevo” afirman fuentes del club. Aquel equipo nacido en 1990 compitió en la World League of American Football, una liga que organizó la propia Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) en Europa. En 1997, los Dragons llegaron a ganar el campeonato; ahora, el objetivo de salida es clasificarse para el playoff.

La Liga inicial duró 15 años y desapareció en 2007. Si bien tuvo bastante éxito en Europa y consiguió que creciera la popularidad del fútbol americano, nunca llegó a cuajar entre la audiencia estadounidense. Los partidos se jugaban mayoritariamente en primavera, época del año en la que ya hay consolidadas otras competiciones americanas. Aquel primer acercamiento a la NFL provocó unas pérdidas aproximadas de 27 millones de dólares. Rafa Cervera, experto en NFL y excolaborador de aquellos Dragons, afirma que fue en aquel momento cuando “la NFL se dio cuenta de que para triunfar en Europa necesitaban traer el mejor de sus proyectos”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La nueva European Football League pretende empezar por la raíz y promover el fútbol americano en cada país. Apuesta por un cupo mínimo de fichas: ocho para jugadores europeos, cuatro americanos y el resto deben ser jugadores nacionales. Nil Baños, jefe de prensa de la franquicia, cree que la vuelta de los Dragons supone un gran incentivo para todos aquellos que practican de fútbol americano en España, más todavía si se tiene en cuenta que “todos los jugadores de la plantilla son considerados profesionales y cobran por contrato dentro de unas horquillas”. La próxima fase es trabajar la cantera en sedes como la de Reus.

La audiencia televisiva del fútbol americano aumenta hasta el punto de que en la Superbowl de 2021, rompió récords y supuso un 71% más que la de 2020 y un 181% que la de 2018. Los partidos de la EFL son televisados por Esport3. Y para el futuro, se anuncia la llegada de los Chicago Bears y los Miami Dolphins, que aguardan expectantes la posibilidad de debutar en el nuevo estadio Santiago Bernabeu y en el Espai Barça. El primer touchdown, en cualquier caso, ha sido en Reus.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS