Jordi Sànchez anuncia que dejará la secretaría general de Junts tras el congreso de junio

El exlíder de la ANC hace un llamamiento a las familias de la formación para pactar una lista única, alejada de “personalismos”

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, conversa con el secretario general de Junts per Catalunya, Jordi Sánchez (d), en la reunión en Alcarràs (Lleida).
La presidenta del Parlament, Laura Borràs, conversa con el secretario general de Junts per Catalunya, Jordi Sánchez (d), en la reunión en Alcarràs (Lleida).Ramón Gabriel (EFE)

Junts per Catalunya decidirá su nueva cúpula en la primera quincena de junio, cuando celebre en el sur de Francia el congreso ordinario. Y su secretario general, Jordi Sànchez, no buscará la reelección en el cargo. El también exlíder de la ANC y condenado en el juicio al procés quien ha hecho este sábado ambos anuncios durante su intervención durante el consejo nacional de la formación de Tàrrega (Lleida). El número dos de Carles Puigdemont en el partido independentista ha querido enviar un mensaje de seguridad sobre el futuro del partido y ha pedido que a la cita del verano se llegue con una lista única pactada. Para ello, ha dicho, es necesario “generosidad” y pensar más allá de “agendas personales”.

“Podremos hacer un gran congreso y prepararnos simultáneamente para ganar las elecciones municipales”, ha asegurado Sànchez, indultado en junio con el resto de presos el pasado junio, queriendo así dirigirse a un sector de la formación que no veía conveniente abrir el debate sucesorio en Junts, cuando no tiene aún ni dos años de vida como partido, con una cita electoral en la que aspira a ser la fuerza con más regidores y alcaldías.

La decisión de cumplir los estatutos y celebrar el congreso cuando correspondía ya se había tomado el pasado lunes, pero el secretario general se ha reservado para el consejo nacional la concreción del mes, el sitio (a medida para que los eurodiputados independentistas huidos de la justicia española puedan participar) y, sobre todo, su decisión de no buscar la reelección.

Dentro de Junts, donde lo único común es la admiración por Puigdemont, siempre han existido grandes tensiones internas y sectoriales. Y el liderazgo de Sànchez ya comenzó a mostrar signos de fatiga cuanto se intentaba cerrar el pacto de Govern con ERC, ante la división de cuánta presión se debía aplicar a ERC antes de formar el Ejecutivo, los que querían otras elecciones o una visión más posibilista por parte de los antiguos miembros de la extinta Convergència. El propio Sànchez ha reconocido “errores” en el partido -sin ir más lejos, en la manera como se fraguó la reforma de la Ley de Política lingüística- pero también ha querido mostrarse satisfecho de los avances de una formación “lejos de la mayoría de edad”.

Sànchez y Puigdemont formaron un tándem en la primera cúpula del partido que cosechó el 99% y 94% del voto de los afiliados (56%) en el congreso de agosto de 2020. El paso al lado del exlíder de la Assemblea, ha asegurado el mismo, se corresponde al llamamiento a la “generosidad” que a las diferentes sensibilidades de la formación para evitar que la cita de junio se convierta en una olla a presión para las pugnas internas que han subido sus decibelios en los últimos meses.

En su intervención, Sànchez ha interpelado directamente al exconsejero del Govern y vicepresidente de Junts, Jordi Turull. No se ha referido a la presidencia del Parlament, Laura Borràs, otra de las candidatas a tomar las riendas, aunque sí ha lanzando un mensaje sobre la renovación “esto no va de agendas personales ni de opciones personalistas que permiten tener supuestamente minutos de gloria. Esto va de un proceso colectivo”. Los ojos vuelven a estar sobre Puigdemont, que de momento no ha clarificado si se presentará de nuevo a la elección como presidente de Junts o se quedará únicamente con la del autodenominado Consell per la República. Hace unas semanas, desde Bruselas, el expresident aseguró que llegado el momento haría “lo mejor para el país”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete




Sobre la firma

Camilo S. Baquero

Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS