Cataluña consolida su apuesta por la detección masiva: ya hace el 44% de todos los test de antígenos de España

Las farmacias diagnostican a más de 400.000 escolares en tres semanas desde el inicio del segundo trimestre

Una sanitaria hace un test de antígenos a un joven, en Barcelona, en julio de 2021.
Una sanitaria hace un test de antígenos a un joven, en Barcelona, en julio de 2021.DAVID_OLLER_BONILLA (Europa Press)

Cataluña es de largo la comunidad que más pruebas diagnósticas hace de España. Un 44% de los test de antígenos (TAR) realizados en el territorio nacional se efectúan en la comunidad catalana (592.261 de 1,3 millones), que insiste en mantener su búsqueda activa del virus en un momento de estabilización de la curva epidemiológica. Cataluña hizo entre el 18 y el 24 de enero casi 10.239 pruebas (entre TAR y PCR) por cada 100.000 habitantes, mientras que la media del resto de comunidades se situó en 3.750 diagnósticos, casi tres veces menos.

La diferencia se explica principalmente por el protocolo escolar en Cataluña, que permite a todos los contactos estrechos de un alumno positivo someterse a un TAR de forma gratuita en una farmacia. Desde el regreso a las aulas, la Generalitat ha multiplicado estas pruebas diagnósticas: la semana previa al inicio del segundo trimestre, Cataluña hizo 260.000 test de antígenos mientras que en los últimos siete días roza los 600.000. De estos, una tercera parte (188.000) fueron a escolares. Ninguna otra comunidad hace un rastreo a este nivel.

“En Cataluña existe una voluntad de contabilizar el mayor número de positivos posible”, analiza Jordi De Dalmases, vicepresidente del Consejo General de Colegios Farmacéuticos. “Pero si volviésemos atrás, no sé si valdría la pena hacer tantas pruebas a estos niños. Hemos generado mucho conocimiento, y es muy importante, pero no sé si ha tenido un gran impacto en la gestión de la pandemia”.

El resto de comunidades autónomas no solo mantienen actualmente cifras de test similares a las de principios de mes, sino que la mayoría hacen menos pruebas. Solo Murcia, que pasa de 35.000 a 61.000 TAR, muestra un crecimiento destacado.

El número de pruebas efectuadas tiene una afectación directa en los casos detectados. Cataluña contabiliza 10.239 pruebas por cada 100.000 habitantes, el triple que Madrid (3.300) y cinco veces más que Andalucía (2.100). El efecto dominó es evidente: la incidencia en Cataluña es de 2.200 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días, el triple que Madrid (727) y cinco veces más que Andalucía (410). Estas son las comunidades que más TAR compran en España, según el último informe de Iqvia, una compañía sanitaria norteamericana, entre los 1,5 millones de Andalucía y Cataluña y los 1,3 de Madrid.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La comunidad catalana ha apostado por detectar el mayor número de positivos y ha convertido a las farmacias en otra pata de la estructura sanitaria. Hacen los TAR y notifican los resultados positivos al sistema de salud, como en otras 10 comunidades autónomas: Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Comunidad Valenciana, Galicia, La Rioja, Murcia, Navarra y País Vasco. En el resto de territorios los positivos pueden notificarse principalmente en los ambulatorios o a través de la web de cada sistema sanitario, lo que limita el recuento de casos.

Cataluña, además, es la única comunidad donde los usuarios pueden notificar telefónicamente un positivo por autodiagnóstico en sus farmacias. “La medida entró en vigor el pasado 3 de enero para combatir la saturación de los ambulatorios”, recuerda Núria Bosch, vicepresidenta del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona. Desde entonces, las farmacias catalanas ya han notificado más de 255.000 positivos, según datos del mismo Colegio. “Sin las farmacias no se habrían realizado tantos test con el actual colapso sanitario”, entiende Bosch. “Había días en los que el 50% del total de positivos se declaraban en las farmacias”, insiste la farmacéutica.

El aumento del volumen de trabajo de los farmacéuticos ha sido evidente en las últimas semanas. “Había días que estábamos superados”, considera De Dalmases. Bosch coincide: “Hacer test a los escolares y registrar los positivos nos da mucho trabajo, pero es necesario. En un momento de máxima necesidad sientes que tienes que ayudar”. Según Bosch, el Govern abona 3,8 euros a las farmacias por cada TAR hecho a un alumno como compensación.

La relación de las farmacias con el sistema sanitario es diferente según cada comunidad. “No hay un reglamento común y cada autonomía ha trabajado con las farmacias según su criterio”, lamenta el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, Luis J. González. “En una pandemia global, cada autonomía ha ido por libre”. González reclama unificar los mejores servicios para “mejorar la atención al usuario”, porque considera que se ha avanzado significativamente. “En Madrid no se contabilizan los test, pero sí se ha podido vacunar contra la covid; en Cantabria, se dispensaron medicamentos hospitalarios en las farmacias; y en Cataluña, se regalaron mascarillas. Todo esto hay que ponerlo en común”.

De Dalmases considera que la detección masiva en Cataluña “ha valido la pena”, y augura un futuro del sector más próximo al sistema de salud. “El sistema sanitario no puede permitirse el lujo de prescindir de las farmacias”, analiza. “Esta pandemia ha sido tan grande que desde el primer momento se han necesitado todos los recursos. Las farmacias han respondido y espero que no haya un paso atrás. Confío en que podremos ver el símbolo de Salud en las farmacias como parte del sistema”.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Bernat Coll

Periodista centrado actualmente en la información sanitaria. Trabaja en la delegación de Catalunya, donde inició su carrera en la sección de Deportes. Colabora en las transmisiones deportivas de Catalunya Ràdio y es profesor del Máster de Periodismo Deportivo de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS