‘Junil a les terres dels bàrbars’, de Joan-Lluís Lluís, premio Òmnium a la mejor novela de 2021

La obra del escritor de Perpiñán se impuso en el galardón, dotado con 20 .000 euros para el autor, a ‘Terres mortes’, de Núria Bendicho, y ‘El primer emperador i la reina Lluna’ de Jordi Cussà

Joan-Lluís Lluís (derecha), junto a Jordi Cuixart, tras recibir el premio Òmnium a la mejor novela de 2021 por 'Junil a les terres delS bàrbars'.
Joan-Lluís Lluís (derecha), junto a Jordi Cuixart, tras recibir el premio Òmnium a la mejor novela de 2021 por 'Junil a les terres delS bàrbars'.ÒMNIUM CULTURAL

Collons, no m’ho esparava!”. Con esa exclamación, dicha aposta para demostrar que “la lengua no es solo culta, también existe un registro popular, de la calle, es vital”, el escritor Joan-Lluís Lluís ha recibido en Barcelona el 5º premio Òmnium a la mejor novela en catalán, correspondiente a 2021, por Junil a les terres dels bàrbars. El galardón es el de mayor dotación a obra publicada: 20.000 euros para el autor y 5.000 para la editorial para su promoción.

No le costará en exceso a Club Editor esa labor porque Junil... ha sido señalada como la mejor del ya veterano Lluís (Perpiñán, 1963). “Por su tensión narrativa, las reflexiones sobre la traducción y la lengua y por el juego constante entre el mito, la memoria y la ficción”, la elogió el jurado en su acta. Implícitamente, aún la encumbró más al destacarla ante las notables finalistas Terres mortes, el drama rural con el que ha debutado como escritora la barcelonesa Núria Bendicho, y El primer emperador i la reina Lluna, fastuosa novela de aventuras de Jordi Cussà, fallecido el pasado julio.

La reflexión sobe la lengua de Lluís es coherente con la novela, donde la lectura y la traducción son el cemento que amasa, paradójicamente ante el uso de lenguas distintas, a los componentes de un grupo de esclavos que, encabezados por el sueño de Junil de encontrarse con el poeta Ovidio en el exilio, huyen del imperio romano para alcanzar la libertad física... y espiritual. “Es una utopía, una fábula, no hablan la misma lengua, pero intentan entenderse y eso es crucial”, ha reflexionado el autor, que admite que todavía se siente abducido por esa obra: “Me siento aún el último de ese grupo, quizá porque cuando algunos personajes aprenden a leer y a escribir y a entenderse me acuerdo cuando yo, con seis años, la profesora me dijo: ‘Ya sabes leer’ y después descubrí la literatura catalana, de la que nadie me había hablado”.

Fábula australiana

El timbre oral de una novela que resuena casi como una fábula ha sido un aspecto muy elogiado de Junil... “Me siento un humilde delegado de aquellos que explicaban historias frente al fuego”. Y quizá por ello, contó un cuento tradicional de unos aborígenes australianos a los que los dioses dieron el don de hablar y que ellos, generosos, reglaron a otros pueblos. “Pero su lengua desapareció a mediados del siglo XX, quizá porque no tenían un estado propio que la defendiera; eso le puede pasar a Cataluña”, alertó.

La idea ha ido en consonancia con el discurso que el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, ha realizado reivindicando la necesidad de defender el catalán, especialmente en el ámbito audiovisual y en la escuela. El premio Òminum a la mejor novela fue, el año pasado, el primer acto oficial como presidente tras su salida de prisión por los hechos del 1-O, y éste será el último, tras anunciar el pasado día 14 su renuncia a seguir en el cargo para facilitar el relevo de nuevos líderes en el movimiento independentista.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Carles Geli

Es periodista de la sección de Cultura en Barcelona, especializado en el sector editorial. Coordina el suplemento ‘Quadern’ del diario. Es coautor de los libros ‘Las tres vidas de Destino’, ‘Mirador, la Catalunya impossible’ y ‘El mundo según Manuel Vázquez Montalbán’. Profesor de periodismo, trabajó en ‘Diari de Barcelona’ y ‘El Periódico’.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS