Sort, el pueblo al que le tocó la lotería no solo en Navidad

Así buscó y encontró la suerte Xavier Gabriel, el lotero de la Bruixa d’Or, la administración que factura más de España

Xavier Gabriel, propietario de la administración de lotería la Bruixa d'Or, en una imagen de archivo.
Xavier Gabriel, propietario de la administración de lotería la Bruixa d'Or, en una imagen de archivo.Cristobal Castro (EL PAÍS)

El municipio leridano de Sort (2.254 habitantes) es la capital de la segunda comarca menos poblada de Cataluña: el Pallars Sobirà (7.330 habitantes). Sort en castellano se puede traducir como suerte y es en este lugar del Pirineo premiado por la toponimia donde se encuentra la administración de lotería que más factura en España: la Bruixa d’Or. También es la que más premios reparte. Este establecimiento abrió sus puertas en 1986 y hoy se ha convertido en uno de los principales motores económicos de la comarca. Así buscó la suerte, y la encontró, Xavier Gabriel, el lotero más famoso de España.

Gabriel tiene hoy un emporio empresarial entre cuyas sociedades destacan compañías de deportes de aventura, productoras de documentales y programas de televisión, negocios inmobiliarios y de restauración, realiza patrocinios deportivos y tiene una fundación dirigida a menores con enfermedades inusuales o con síndrome de Down. Fue el precursor de la venta por internet de lotería y le han caracterizado varias excentricidades, como la de intentar ser el primer turista espacial de España.

EL PAÍS ha contactado con el lotero, que se encuentra aquejado por una grave enfermedad. Solo él conoce el secreto para que la administración de un pueblo de menos de 3.000 habitantes sea la que más vende de toda España. “Cuando empecé con la lotería en 1986 tenía muy claro que era una cuestión de estadística. Sabía que si vendía entre el 15% y el 19% de los números, porque es imposible vender todas las series de todos los números, conseguiría algún premio”, recuerda Gabriel. El premio llegó con el número 8.036 del sorteo del Niño de 1994. “Una vez que conseguí el primer premio empecé a promocionar la administración. Dije que Sort en castellano significaba suerte y empezó a venir gente de todos los puntos para comprar décimos”, explica. “Desde entonces, cada año hemos incrementado las ventas. Este noviembre hemos vendido el 20% más que en noviembre de 2020; vendemos tanto que siempre damos algún premio. Mi deber como lotero se centra ahora en mantener la ilusión y contrarrestar siempre las crisis o la covid, todas estas penurias que provocan menos movimiento de gente”, reconoce.

El dueño de la Bruixa d’Or sabe que una vez entró la suerte, “muy trabajada”, era el turno de provocar “una segunda lotería” dentro de la propia lotería: “Cada vez vendíamos más y entonces había que intentar tener el mayor número de series, no solo para que tocara en Sort, sino para que le tocara a muchísima gente. Vendemos muchísima lotería y en la Bruixa d’Or siempre toca”.

Desde este punto se envía lotería a todo el mundo pero, además, administraciones de países como Filipinas o Sudáfrica se han puesto en contacto con Gabriel para pedirles consejo sobre cómo poner en funcionamiento una lotería como la Nacional. “Cada año aparecen reportajes sobre lo complicado que es que te toque la lotería y yo lo desmiento siempre. Hay 13 premios entre 100.000 bolas. Cualquier otro sorteo europeo, o de otros países, solo da un gran premio entre 140 millones de bolas. Eso sí que es complicado y no nuestra lotería”, reivindica.

El lotero no se esconde y asegura que pese a las críticas de diversos alcaldes, su negocio ha servido de motor económico para la comarca del Pallars Sobirà. “Cuando Jordi Pujol era presidente de la Generalitat venía aquí y decía que gracias a la Bruixa d’Or esta comarca ya no era la última de Cataluña. Para mí es un placer enorme haber puesto en el mapa a Sort y atraer a tanto turismo. Aquí teníamos seis bares y ahora hay 22. Yo busco la manera de que mi trabajo sea un éxito, y si consigo que otros se beneficien, mejor que mejor”, asegura.

La Bruixa d’Or hoy vende hasta souvenirs de la bruja de larga nariz y pequeña escoba, el emblema de la compañía, y ha repartido más de 3.000 millones de euros en premios. Xavier Gabriel está convencido de que la Bruixa volverá este miércoles a repartir la suerte “por todo el mundo” en el sorteo extraordinario de Navidad.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS