Los hoteles de costa catalana se plantan por los bajos precios del Imserso

La hostelería de Tarragona no descarta seguir cerrada a partir de febrero si no mejoran las tarifas

Un hotel de Salou, cerrado durante la pandemia.
Un hotel de Salou, cerrado durante la pandemia.

Los hoteleros de la costa catalana están empezando a dar la espalda al programa Imserso, la campaña de turismo de pensionistas con la que tradicionalmente parte del sector sigue abierto durante la temporada baja. El programa estuvo suspendido en 2020 por la pandemia, y este año acumula un importante retraso: los primeros clientes no llegarán hasta el mes de febrero, cuando normalmente la campaña tendría que estar activa desde octubre. La hostelería de Tarragona, pero también algunos hoteleros de Andalucía o Valencia, ya han avisado que no abrirán si no cambian las condiciones: además de por el retraso, el sector está indignado por la congelación de precios de la licitación.

La promoción del turismo para pensionistas que hace el Gobierno con el programa Imserso es uno de los hitos de los hoteleros de costa cada año: permite cubrir parte del parque de habitaciones que de otro modo estarían casi vacías al ser invierno; da la posibilidad a las personas jubiladas de viajar a precios asequibles; y permite tener plantillas estables durante todo el año. “No conozco a nadie a que abra para el programa Imserso para ganar dinero. Los hoteleros lo hacen, sobre todo, para tener plantillas estables y más profesionalizadas, ya que no tienes que contratar solo por temporada”, asegura Eduard Farriol, miembro de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Tarragona (FEHT), y también vocal en la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT). Es decir, uno de los que negocian con el ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 para establecer los detalles del programa Imserso.

“Este año se ha hecho muy mal, tarde y sin tener en cuenta las demandas de los hoteleros”, explica. La primera fase del Imserso es de octubre a febrero, una fase que este año no se ha activado, por los retrasos del Gobierno, según dice Farriol. El próximo 14 de diciembre se reactiva el programa al ponerse en venta las plazas disponibles a partir del 15 de febrero.

La FEHT ya ha descartado abrir los hoteles de la Costa Daurada este invierno, ya que no hay ninguna reserva del Imserso al estar el programa en suspenso. Farriol explica que en esta situación están todos los hoteles, no solo de la Costa Daurada, sino de la Costa Brava y de muchos de los destinos habituales, especialmente la Comunidad Valenciana y Andalucía. La patronal española del sector, Hosbec, alertó la semana pasada sobre las dificultades que enfrentan los establecimientos.

Pero además muchos de los hoteles prevén seguir cerrados también a partir de febrero. El presidente de la FEHT, Xavier Guardià, señaló recientemente que si no varían las condiciones, los hoteles no podrán abrir en ningún momento de la temporada baja. Para esta temporada, el precio de una habitación en un hotel de cuatro estrellas para el programa Imserso, que incluye pensión completa, animación y servicio médico, es de 24 euros la noche con el IVA incluido, poco más de un euro más que en 2019. “Le sumas la escalada de precios de la luz y de la materia prima, y es que es imposible seguir trabajando con estos precios. Sale mucho más caro abrir que tenerlo cerrado”, dice Farriol. Tampoco está claro cuál será la demanda de plazas de Imserso este año, tras la pandemia y la evolución del coronavirus en las últimas semanas.

El sector remite a un estudio de la Universidad de Alicante que indica que el precio de la habitación tendría que ascender a los 26 euros para compensar los costes. También cifra en 55.000 los puestos de trabajo en toda España que se mantienen durante la temporada baja gracias a los turistas del Imserso. Los hoteleros lamentan que el Gobierno pida un turismo de calidad sin poner los medios para ello: “Lo que no puede ser es que sea un turismo subvencionado a costa de los hoteleros”.

Sobre la firma

Josep Catà Figuls

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS