El PP asume que Albiol perderá la alcaldía de Badalona

Los concejales de la oposición firman este jueves la moción de censura después de que Guanyem garantizara el voto al candidato del PSC

Xavier García Albiol, en un mitin de la campaña de las elecciones catalanas, el pasado 11 de febrero.
Xavier García Albiol, en un mitin de la campaña de las elecciones catalanas, el pasado 11 de febrero.getty

El Partido Popular asumió este miércoles que Xavier García Albiol perderá la alcaldía de Badalona después de que Guanyem anunciara que votará sin condiciones al candidato socialista, Rubén Guijarro. Los concejales de la oposición empiezan a firmar hoy en la secretaría municipal del Ayuntamiento la petición de moción de censura, y el pleno se celebrará a primeros de noviembre. La decisión de la plataforma soberanista garantiza el éxito de la operación para desalojar al alcalde popular tras surgir su nombre en los Papeles de Pandora, publicados por EL PAÍS, como apoderado de una empresa con sede fiscal en Belice. Con el relevo, el PP pierde la alcaldía de la cuarta ciudad de Cataluña y a su principal cargo institucional. Al margen de Badalona, solo gobierna en Pontons (Barcelona), un pequeño municipio de 500 habitantes de la comarca del Penedès.

Albiol continuó este miércoles publicando en la red fotografías de sus visitas en mercadillos e inauguraciones, ignorando que la oposición está a las puertas de oficializar la moción. “Si acaban tomando esa decisión, será en contra de la mayoría de la ciudad”, afirmó el popular anteayer, apuntando que su eventual destitución supondrá regresar al “bloqueo” y la “parálisis” del lustro 2015-2020, en el que Badalona estuvo gobernada primero por Guanyem (con la exalcaldesa Dolors Sabater) y luego por el PSC (el socialista Álex Pastor). Guijarro, el candidato del PSC, dio ayer por hecho que deberá asumir la “responsabilidad” de encabezar el nuevo proyecto y “limpiar y recuperar la dignidad de la ciudad”.

Pese a que ha ganado las tres últimas elecciones municipales de forma consecutiva, Albiol siempre ha gobernado en minoría en Badalona. En este mandato con 11 concejales frente a los 16 que suma la oposición, diseminada en cinco partidos. El PSC es ahora segunda fuerza con seis ediles gracias a que la coalición Badalona Valenta, que agrupaba a Guanyem y ERC y que tenía siete, se rompió en dos por decisión de los republicanos tras las elecciones. Ahora, Guanyem tiene cuatro; ERC, tres; En Comú Podem, dos y Junts, uno.

Todos los grupos están de acuerdo en desalojar al alcalde popular por su aparición en los Papeles de Pandora y por haber mentido al sostener que no hay nadie más del PP implicado —es el caso del edil popular Ramon Riera—. El tercer motivo es que, en realidad, sí que hubo venta de acciones. Según la Ley del Régimen Electoral, deben transcurrir diez días hábiles para celebrar el pleno. La hipótesis más probable es que se convoque para el día el 5. Los concejales de los diferentes grupos empezarán a desfilar por el despacho de la secretaría municipal para activar el proceso.

Badalona parece destinada a tener el cuarto alcalde en cinco años y parece que esta vez los grupos quieren alejarse de las sesiones de investidura o de mociones de censura llenas de suspense, casi propias de una novela negra. Albiol lo sintetizó en mayo pasado cuando recuperó la vara de mando tras la dimisión del socialista Álex Pastor que fue detenido en estado ebrio en plena pandemia. El popular dijo que entró en aquel pleno pensando que seguiría siendo jefe de la oposición y la falta de entendimiento crónico de la izquierda le devolvió la vara. Justo al revés de lo que sucedió en 2019 cuando creyó que sería nombrado y Guanyem le dio los votos al PSC.

La política de Badalona exige por tanto esa prudencia, pero Guanyem aceleró y fijó su posición horas después de que el PSC diera luz verde a las negociaciones oficiales. El partido de la exalcaldesa Sabater anunció que votaría a Guijarro sin condiciones, le emplazó a dar el paso, aseguró que proporcionará estabilidad a su gobierno y algunos portavoces que les aprobarían también los presupuestos ordinarios. En un comunicado difundido en la madrugada de ayer, Guanyem avanzó que no entrará en el equipo de gobierno, al constatar que el PSC no quiso ratificar el martes el preacuerdo que habían alcanzado sobre un gobierno “colegiado y compartido”. El pacto se había cerrado, según Guanyem, con “interlocutores válidos”. Tanto es así, que sus militantes lo debatieron el domingo en asamblea cuatro horas. Por ello, Guanyem, que ya había renunciado a compartir la alcaldía, cree que no hay suficiente confianza para entrar a gobernar, pero que el mandato de desalojar a Albiol es irrevocable.

Miembros de la dirección del PSC temían desde hace días que Guanyem pudiera condicionarles con asuntos del procés. “No entraremos, por prudencia y por respeto, en los detalles de las reuniones. Lo principal es que el tiempo del PP se ha acabado”, alegó Guijarro. La situación depara que el futuro gobierno estará en minoría. Falta ver ahora si cierran un acuerdo para que comunes, ERC y Junts den un paso adelante. Mientras, Ciudadanos, sin representación en el Ayuntamiento, instó a socialistas y populares a que pacten por el bien del constitucionalismo para no dejar la ciudad en manos de los independentistas.

"¿Alguien cree que debo dimitir?"

Miguel Jurado, concejal del Partido Popular en Badalona, reveló este miércoles en Ràdio Ciutat de Badalona que Albiol preguntó a todos los ediles si alguno entendía que debía de dimitir. “Todos de forma unánime dijimos que no porque no había cometido ninguna ilegalidad. El gobierno de Albiol está con Albiol. Está al 100% con él”, dijo. Los diferentes concejales coinciden en señalar que algunos grupos de la oposición han querido expulsarles del gobierno "desde el minuto uno” y arrebatarles en “los despachos” lo que no ganan en las urnas. En 2019, el PP ganó las elecciones por tercera vez consecutiva al reunir el 37% de los votos y 37.000 sufragios (13 puntos porcentuales más que la segunda formación). La oposición esgrime que suma 58.000 votos.
El fenómeno Albiol, único en el área metropolitana de Barcelona, donde el PSC impone su marca, se ciñe a los comicios locales porque en los últimos comicios generales el PP fue cuarta fuerza en Badalona con un 9,4%. La dirección nacional del partido protegió a Albiol la semana pasada al alegar que no había incurrido en ninguna ilegalidad y que ya había dado explicaciones que, podían gustar o menos, pero que consideraba suficientes.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS