ERC avisa que ahora mismo votaría en contra de los Presupuestos

Los republicanos no aclaran si incluirán Cercanías como condición para apoyar las cuentas

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa tras presentar el proyecto de Presupuestos. EFE/Zipi
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa tras presentar el proyecto de Presupuestos. EFE/ZipiZipi (EFE)

Esquerra Republicana lanzó ayer un claro mensaje al Gobierno para que no dé por hecho que votará a favor del proyecto de Presupuestos, que previsiblemente iniciará mañana su tramitación en el Congreso. El Gobierno del PSOE y de Unidas Podemos necesita los votos de los republicanos, que ya obtuvo el año pasado, para que las cuentas prosperen, pero ayer Marta Vilalta, portavoz de ERC, avisó de que el desenlace no está tan claro. La diputada autonómica advirtió de que, de votarse ahora, no respaldarían los Presupuestos. “Nos lo están poniendo muy difícil. Estamos muy lejos”, dijo. “No vamos a hacer ningún brindis al sol”.

El principal reproche de los republicanos es que el Gobierno de Pedro Sánchez no ha cumplido buena parte de los compromisos que contrajo en los Presupuestos de 2021, apoyados entonces por ERC. Vilalta aludió a que es “obvio” que para aprobar unas cuentas primero hay que haber cumplido con las precedentes. La portavoz republicana mencionó el grado de ejecución de las inversiones, que estiman en un 14%. El Gobierno central y la Generalitat también pactaron el traspaso del Ingreso Mínimo Vital, que no se consumó. El Constitucional rechazó en septiembre el recurso de la Generalitat para gestionarlo al concluir que es una competencia del Estado. Y hay otra razón que esgrime ERC para explicar su escepticismo: lamenta que se le considere “socio prioritario” y no conocer el detalle de los números.

Gabriel Rufián, portavoz del grupo de ERC en el Congreso, ya avisó al Gobierno de que iba a “sudar” si quería sus votos. El plan de los republicanos de entrada es presentar en los próximos días una relación de los asuntos que juzgan imprescindibles para apoyar las cuentas. Vilalta no despejó la duda de si, además del paquete incumplido, incluirán o no el traspaso “integral” de Rodalies (los trenes de Cercanías), para ellos un asunto “prioritario” y “capital”. Y Junts, también: el vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró, miembro del partido de Carles Puigdemont, ya dijo la semana pasada que harían del asunto un “caballo de batalla” de la legislatura. La ministra de Hacienda, María José Montero, acompañada desde Barcelona por el PSC y los comunes, defendió desligar de la negociación de los Presupuestos de Rodalies. En una entrevista en La 1, la ministra apuntó que darían pasos de “forma sucesiva” para ese traspaso, pero no en este momento. El PSC aboga por abordar el asunto en la comisión bilateral.

Visiblemente molesta, Vilalta replicó que será ERC quien decida qué incluye en la negociación y no los socialistas y los comunes, a quienes reprochó haber cambiado de criterio tras reivindicar hace una semana el traspaso de Rodalies en los Presupuestos. “Tienen deberes que hacer. No es que no nos fiemos. El PSOE es experto en no cumplir sus compromisos”, dijo.

Con todo, ERC tiene una absoluta disposición a negociar y a explorar los márgenes para pactar. La relación entre ERC y el PSOE es buena tras la concesión de los indultos a los líderes del procés y el hecho de que la Abogacía del Estado no haya recurrido el fondo del Govern para cubrir las fianzas de los altos cargos encausados por el Tribunal de Cuentas. La Ley de Presupuestos de 2021 tiene una disposición adicional que prevé que los dos Gobiernos se reunirán periódicamente para comprobar el grado de cumplimiento de los Presupuestos. Ese órgano no se ha reunido aún. La idea es que lo haga antes de que se voten las enmiendas. [LADILLO]

Cuentas catalanas

La decisión de ERC de negociar las cuentas estatales con el PSOE y Unidas Podemos contrasta con su radical determinación a no pactar las catalanas con los socialistas catalanes. ERC insistió en su voluntad de alcanzar un acuerdo con la CUP al recordar que consensuaron con los anticapitalistas los retos de la legislatura. Sin embargo, el PSC insistió ayer en su voluntad de negociar con ERC y Junts si no logran el apoyo de la CUP, “que sería lo normal”, dijo ayer Raul Moreno, portavoz adjunto del PSC.

Estaríamos dispuestos a negociar sin líneas rojas porque por delante del tacticismo político están los intereses de la ciudadanía y ahora lo que urge es tener las cuentas”, subrayó Moreno. De paso, no ahorró críticas al Govern porque estiman que se está incumpliendo el plazo de presentación de las cuentas autonómicas: “La ley dice que se tienen que presentar antes del 10 de octubre de cada año y se nos dijo desde el Govern que estarían en tiempo y forma y no será así. Insistimos en que se ponga en marcha la máquina de una vez”, apuntó.












Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS