La Fiscalía pide un año y medio de cárcel por atentado a la autoridad para un fotoperiodista de EL PAÍS

“No le pegué”, asegura Garcia, acusado de agredir a un policía en las protestas del ‘procés’

Dos policías detienen al fotoperiodista de El PAÍS Albert Garcia.
Dos policías detienen al fotoperiodista de El PAÍS Albert Garcia.TONI ALBIR / EFE

El fotoperiodista de EL PAÍS Albert Garcia irá a juicio acusado de golpear, presuntamente, a un agente del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) mientras cubría una jornada de protestas por la sentencia del procés. La Fiscalía pide un año y medio de cárcel por dos delitos de atentado a la autoridad; la Audiencia de Barcelona, sin embargo, ya archivó uno de esos episodios, por lo que el fiscal deberá modificar sus conclusiones al inicio de la vista oral. Garcia niega las acusaciones: “No le pegué. Le recriminé que me hubiera empujado para impedirme hacer mi trabajo”, explica.

El incidente se produjo el 18 de octubre de 2019, en la quinta jornada de movilizaciones masivas contra la sentencia del Tribunal Supremo que condenó a los líderes independentistas a penas de prisión. Alrededor de las 22.30, Garcia estaba tomando fotografías de un joven reducido y golpeado por antidisturbios de la CNP en la plaza Urquinaona de Barcelona. “Me pareció una actuación desproporcionada y tenía interés informativo tomar las fotografías. Pero enseguida vi que eso les incomodaba”, añade Garcia. Uno de los antidisturbios se situó frente a él y le tapó el campo de visión. “Intentó ocultar lo que estaba pasando”.

Más información

Según la versión de la policía, a la que el fiscal da crédito, el fotoperiodista hizo “caso omiso” de las órdenes del agente, que le pidió “alejarse del lugar” pese a que trabajaba como periodista acreditado. Garcia replica que el agente no le dijo nada y, sin más, le dio un “fuerte golpe en el pecho” mientras él seguía concentrado tomando fotografías. El fotoperiodista le recriminó la actuación y trató de frenarle, pero asegura que en ningún caso le agredió. “Justo en ese momento, el policía gritó: ‘¡me ha agredido, detenedle!”, agrega.

La versión del policía es distinta. Asegura que se giró hacia sus compañeros para “pedir auxilio” cuando Garcia, recoge el escrito de acusación, le propinó “un fuerte empujón que le desequilibró”. El policía intentó entonces sujetarle y Garcia “se zafó violentamente de él, golpeándole en la mano derecha”, siempre según ese relato. El agente sufrió un esguince de articulación en el pulgar derecho. El acusado asegura que solo trató de repeler la agresión. Fue detenido de inmediato, conducido a la comisaría de La Verneda y puesto en libertad a las pocas horas. La Fiscalía ve en esos hechos un delito de atentado y otro delito leve de lesiones y pide nueve meses de cárcel y una multa de 480 euros.

La defensa ha pedido la absolución de Garcia y niega “la comisión de ilícito alguno contra ningún agente de la Policía Nacional, y mucho menos que le causara una lesión”. La abogada ha citado a declarar, como testigos, a periodistas que estaban en el lugar de los hechos cubriendo las protestas y a otras personas que presenciaron lo sucedido. También ha pedido que se exhiban en el juicio vídeos en los que se ve el momento previo a la detención de Garcia. El fotoperiodista lamenta que los encontronazos con los antidisturbios de los cuerpos policiales son habituales cuando cubre este tipo de manifestaciones.

La Fiscalía mantiene su acusación por un episodio ocurrido dos horas antes, a las 20.30, también en la plaza Urquinaona: Garcia, dice, cogió “violentamente del cuello” a un policía, le “tiró al suelo” y huyó. Ese incidente, sin embargo, ya fue archivado de forma definitiva por la Audiencia de Barcelona por falta de “autor conocido”: Garcia no pudo ser porque a esa hora estaba en otro lugar, tomando fotografías. Para la defensa, que la Fiscalía no haya suprimido la mención a esos hechos “causa una grave distorsión en el enjuiciamiento”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50