Tribunal de cuentas

La Generalitat pide al Gobierno una solución frente al Tribunal de Cuentas y anuncia una “oposición frontal”

Artur Mas, que tiene ya la casa embargada, insta a Pedro Sánchez a impulsar iniciativas legislativas para evitar los “abusos de poder” del Tribunal

El expresidente de la Generalitat Artur Mas, en un momento de la rueda de prensa. En vídeo, Mas acusa al Estado de buscar la "muerte civil y política".

La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, ha sostenido este martes que el Gobierno de Pedro Sánchez no puede mirar hacia otro lado en el caso del Tribunal de Cuentas, que afecta a excargos de la Generalitat: “Esperamos que, además de tomar nota, trabaje en una solución”. Lo ha dicho en rueda de prensa tras el Consell Executiu, en la que ha avanzado que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, trasladará este asunto a Sánchez en la reunión de la tarde de este mismo martes. El Tribunal de Cuentas reclama 1,9 millones a Oriol Junqueras y a Carles Puigdemont. Plaja ha garantizado que la Generalitat hará una “oposición frontal” a este caso del Tribunal de Cuentas, que cree que hace referencia a unos delitos inexistentes y que forma parte de una ola represiva del independentismo. “Los servicios jurídicos de la Generalitat trabajan en el tema para minimizar el impacto de esta reclamación”, ha añadido. Fuentes de la Generalitat han aclarado que están estudiando que acciones jurídicas se pueden llevar a cabo porque consideran que no se produjo malversación.

Artur Mas, expresidente de la Generalitat, ha acusado al Estado de buscar la “muerte civil y política” de diferentes miembros del Govern en el periodo 2011-2017 tras la nueva causa abierta por el Tribunal de Cuentas que les reclama 5,4 millones de euros por la acción exterior de la Generalitat. “En pocas palabras y para que se entienda claro: El Estado persigue la muerte política y civil de unas determinadas personas porque defendemos unas determinadas ideas”, ha afirmado señalando que por un lado utiliza el Código Penal para lograr la inhabilitación y por otro la ruina económica mediante el Tribunal de Cuentas”. El citado tribunal reclama a Mas, que ya tiene su casa embargada por un procedimiento anterior, 2,8 millones de euros. “Te hacen pagar y luego te juzgan. Es un abuso de poder en toda regla. Te embargan la casa, las cuentas, cualquier ahorro e incluso y el salario o la pensión. Solo te respetan el salario mínimo”.

Más información

En unas declaraciones en los jardines del Palau Robert, en Barcelona, Mas ha recalcado que con este procedimiento no se está juzgando una consulta o un referéndum, sino que se está actuando contra la acción exterior de la Generalitat que, ha afirmado, es una competencia estatutaria. “Ya lo hacíamos antes de empezar el procés y lo hacen todas las comunidades autónomas como el País Vasco, Galicia o Andalucía”, ha dicho lamentando que la medida provoca no solo la ruina de los dirigentes políticos sino la de sus familias.

Esta es la tercera causa a la que se enfrenta Mas abierta por el Tribunal de Cuentas después del juicio por el que fue condenado por un delito de desobediencia tras el 9-N. El citado organismo ya les condenó a pagar 5,9 millones por esa consulta; posteriormente incoo otro por el referéndum de 1-O por el que abonaron cuatro millones y ahora es esta nueva causa por la que demandan 5,4 millones. Tanto Mas como los exconsejeros Joana Ortega, Irene Rigau, Francesc Homs y Jordi Vilajoana tienen las casas embargadas.

“¿Qué Pedro Sánchez dice que recurramos? Infinitos agradecimientos”, ha ironizado Mas al sostener que esa posibilidad obviamente ya la contemplan pero que el recurso que presentaron ante el Tribunal Supremo por la causa del 9-N no ha sido admitido ni a trámite pese a que o presentaron en 2019. “¿Qué piensa hacer? ¿Mirar hacia otro lado o hacer algo?”, se ha interrogado instando a que tenga el mismo “necesidad” y “coraje” que en los indultos. Mas ha apuntado que muchos miembros del Tribunal de Cuentas tienen el mandato acabado y que podrían impulsar iniciativas legislativas en el Congreso para cambiar su forma de proceder. “Primero te hacen pagar y luego te juzguen. Es una indecencia y una injusticia monumental”.

El expresident ha señalado que se alegró “inmensamente” de los indultos por el alivio que ha supuesto para los líderes excarcelados pero a la vez ha advertido que no son una solución definitiva. “No nos tenemos que confundir: No son la solución definitiva y lo que pasa hoy lo ratifica. No les han perdonado las penas. Les siguen considerando delincuentes; los exiliados no pueden volver y este Tribunal de Cuentas es un tribunal de ajuste de cuentas y una venganza en toda regla”. Mas ha afirmado que más allá de los “parches” se necesita una solución estructural entre Cataluña y el Estado.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50